EL GRUPO BRASILEÑO MUESTRA SU "DECEPCIÓN"

El virus se lleva por delante, tras dos años de negociación, la alianza Boeing-Embraer

El grupo aeronáutico, que ha pedido 54.000 millones al gobierno de Trump para sobrevivir, da por rota la operación. Preveía pagar 4.000 millones por el 80% del negocio civil del grupo brasileño

Foto: Aviones de Embraer en una feria aeronáutica en EEUU en 2019. (Reuters)
Aviones de Embraer en una feria aeronáutica en EEUU en 2019. (Reuters)

Nuevo golpe al sector aeronáutico global, uno de los más afectados por la paralización de la actividad ante la pandemia del coronavirus. El gigante estadounidense Boeing ha anunciado este sábado que da por terminadas las negociaciones para crear sendas empresas conjuntas con la brasileña Embraer: una de aviación comercial (jets) y otra de desarrollo de mercados para el avión carguero militar KC-390. Ambas compañías llevaban negociando desde 2018 y el acuerdo, al anunciarse en ese momento, incluía el pago por parte de Boeing de alrededor de 4.000 millones de euros por el 80% de participación en la alianza civil, mientras la militar se orientaba a la venta conjunta del carguero a nuevos ejércitos clientes gracias a la potente rama de Defensa de Boeing.

Pero la compañía americana está atravesando un durísimo trance que comenzó antes de la llegada del coronavirus. Hace ya 13 meses que tiene paralizada su flota mundial del avión 737 MAX, su modelo superventas. Y, tras el impacto de la pandemia, ha solicitado hasta 54.000 millones de dólares al Gobierno de Donald Trump para subsistir y también alimentar de liquidez a la cadena de suministro. El plazo para que las negociaciones en curso hubieran llegado a buen puerto concluyó ayer viernes, según ha especificado Boeing en un comunicado. La información fue adelantada inicialmente por el diario FT ayer viernes, y confirmada hoy.

Boeing ha explicado que ha "ejercido sus derechos" a rescindir el acuerdo en negociación porque Embraer "no cumplió las condiciones necesarias" dentro del citado plazo límite. La alianza empresarial había recibido "aprobación incondicional" de todos los reguladores implicados excepto de la Comisión Europea. Embraer tiene varias plantas de producción en Portugal (3), mientras que Boeing tiene una factoría en Reino Unido desde 2018, ahora fuera de la jurisdicción de la Comisión Europea tras la salida efectiva del país del club comunitario.

Desde el lado brasileño, el presidente de Embraer para Operaciones de Colaboración y de Grupo, Marc Allen, dijo citado en la nota que la rescisión es "profundamente decepcionante", pero las firmas "han alcanzado un punto en el que continuar las negociaciones en el marco" de ese acuerdo "no va a resolver los problemas pendientes".

La alianza entre el grupo estadounidense y el brasileño era, con la excepción del negocio conjunto en torno al avión militar KC-390, similar a la cerrada definitivamente en 2019 entre Airbus y la canadiense Bombardier. Con ella, el grupo europeo ha ampliado su familia de aviones civiles con su modelo más pequeño, el A220, el nuevo nombre del avión antes conocido como C Series. En febrero pasado, Airbus anunció que compraría este año el 33,5% que Bombardier mantenía en la sociedad conjunta que explota el A220. El grupo canadiense quiere además vender su negocio de jets de aviación, que no formó parte del acuerdo con Airbus.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios