PIDE RELAJAR EL DECRETO DE CONFISCACIÓN

Bidafarma, el distribuidor de la mitad de las farmacias: "No hace falta intervenir precios"

Antonio Pérez, presidente del grupo que opera en 32 provincias, cree que en dos semanas se normalizará el suministro de mascarillas. "En siete días se vendió lo mismo que en un año"

Foto: Antonio Pérez Ostos, presidente de Bidafarma. (Pepo Herrera)
Antonio Pérez Ostos, presidente de Bidafarma. (Pepo Herrera)
Adelantado en

Antonio Pérez Ostos, farmacéutico del humilde barrio sevillano de Torreblanca, es también uno de los dos máximos ejecutivos del Grupo Bidafarma, la distribuidora de medicamentos y productos sanitarios que suministra a la mitad de las 22.000 farmacias españolas. La compañía cooperativa ha vivido en primera línea de fuego los brutales desequilibrios del mercado de productos para protegerse contra la pandemia del Covid-19. "En una semana, la primera de abril, hemos vendido las mismas mascarillas, geles desinfectantes y guantes que en un año normal: 1,2 millones de unidades", resume. "El desabastecimiento que hemos vivido ha sido total, desde el alcohol para hacer esos geles hasta los embalajes para empaquetarlos", detalla gráficamente.

Su perspectiva es la de un grupo que trabaja en 32 provincias y factura 3.300 millones de euros al año (27% de la cuota de mercado en España). "En gel hidroalcohólico desinfectante ya hemos superado el desabastecimiento, afortunadamente. En mascarillas estamos en vías de solucionarlo, creo que como tarde a final de abril, cuando creo que podremos empezar a salir de casa. Ya se están sirviendo pedidos, las partidas están llegando a precios razonables, y hay muchas más partidas ya encargadas". La compañía, con 1.700 empleados propios en oficinas y almacenes logísticos, necesita 20 millones de mascarillas mensuales para poder surtir de forma homogénea a todos los despachos de farmacia con los que trabaja.

En las mascarillas, quizá el icono antivirus mundial, Pérez Ostos diferencia dos momentos. Un primer estadio, en el que tanto la OMS como el Gobierno señalaron que no eran necesarias, y un segundo en el ambas organizaciones recomiendan que sí se usen de forma generalizada. A ello se sumó el real decreto que ha permitido la confiscación de partidas de mascarillas por el ministerio de Sanidad para surtir de manera prioritaria a sanitarios. "Ahora ya empezamos a normalizar el mercado y creo que ese real decreto, si no eliminarse sí debería al menos relajarse para disipar restos de incertidumbre que hay en el mercado".

La compañía se surte hoy de mascarillas chinas en un 75%, pero confía en rebalancear el peso de sus proveedores a otros más cercanos a medio plazo

Bidafarma está hoy abasteciéndose en un 75% de mascarillas en China, y el resto en Europa, incluida España. A futuro confía en balancear el peso de cada zona en favor de proveedores más cercanos geográficamente. Junto a esa posibilidad de intervención de partidas de productos antivirus —el último gran ejemplo, el registrado con Siemens Gamesa y sus test esta misma semana—, el Gobierno central también se ha dotado de la capacidad de intervenir precios de determinados productos. Una iniciativa que incluso ha respaldado el Consejo General de Colegios de Farmacéuticos de España. Pero el directivo andaluz no lo ve tan claro a día de hoy.

"Habría sido positiva durante un tiempo, en los primeros momentos en que hubo especulación. En algunos casos los precios de las mascarillas, por ejemplo, se dispararon un hasta un 500%", explica. "Pero si de aquí a dos semanas se normaliza el suministro, como prevemos, ya no creo necesaria esa intervención de precios". La venta de mascarillas, puntualiza a renglón seguido, no es el negocio clave para las farmacias. "La población nos las pide y hay que suministrarlas. Pero hay que intervenir cuando se especula".

Guantes, el siguiente reto

Lo que encarece este producto es la especulación, insiste: "El 99% de los casos de sobreprecio excesivo en las farmacias procede de la especulación en origen o en los intermediarios". "Una vez que comenzamos ya a eliminar esa especulación, el factor clave que queda es que el transporte por avión de una gran parte de ellas eleva el precio final. Pero es un encarecimiento asumible y que remitirá cuando rebalanceemos hacia proveedores más cercanos", asegura durante la conversación mantenida por teléfono desde su despacho en la sede de Bidafarma en Sevilla.

Pérez Ostos es presidente de la cooperativa de primer grado Bidafarma (agrupa a las cooperativas con mayor nivel de unión entre ellas), mientras que Antonio Mingorance está al frente del Grupo Bidafarma (cooperativa de segundo grado que integra a la propia Bidafarma y otras cooperativas que mantienen cierta autonomía). Mingorance es, además, presidente del Consejo Andaluz del Colegio de Farmacéuticos, cargo para el que fue reelegido en enero pasado.

Trabajadores en uno de los almacenes. (Bidafarma)
Trabajadores en uno de los almacenes. (Bidafarma)

Para las próximas semanas, Bidafarma prevé que el siguiente producto del que puede haber escasez sea el de los guantes. "Ya hay un desabastecimiento grande. El mercado es mundial, y en Asia están aprovechando la coyuntura para hacer un gran negocio. En ese entorno nos movemos y hay que tener en cuenta también que EEUU, hasta ahora, se ha venido autoabasteciendo pero en algún momento empezará a comprar también en el exterior y eso puede tensionar el mercado", analiza. A otro nivel la compañía también tiene detectados problemas para suministrar termómetros —"creció la demanda un 24% la primera semana de confinamiento"—. En los analgésicos, por el contrario, "los laboratorios han respondido y se ha logrado cubrir la demanda".

Con respecto a la propia distribuidora, Grupo Bidafarma estableció dos semanas antes de la declaración del estado de alarma medidas para evitar los contagios. "Distribuimos geles desinfectantes en los almacenes, dejamos de viajar pese a que aún se podía y potenciamos las videoconferencias que ya usábamos mucho, establecimos grupos de trabajo separados y guardando distancias de seguridad...". Esto ha hecho que ni siquiera en el epicentro del virus, Madrid, hayan sufrido casos y sigan operando con normalidad. "Solo un operario, que además se contagió en el hospital donde tenía una intervención quirúrgica programada, se ha visto afectado. En Ciudad Real sí hemos tenido algo más de incidencia, pero con las cuarentenas establecidas hemos logrado seguir en marcha".

"Es posible que este coronavirus ayude 'a posteriori' a tomar decisiones de mayor concentración en nuestro sector, pero no es un elemento determinante por sí solo"

¿Será la pandemia un revulsivo para que se dispare el comercio por internet en detrimento de las farmacias como tal? Pérez Ostos reconoce que la plataforma digital de la cooperativa, Sensafarma, ha disparado un 40% el volumen de pedidos en esta situación. "¿Ha venido la compra digital a quedarse al nivel que estamos registrando ahora? Yo creo que no. Lo que ocurre es que con el confinamiento es más cómodo comprar por internet y a la farmacia solo vamos a recoger los medicamentos y compramos lo básico. Las farmacias tuvieron un pico de facturación al principio, pero hoy están de manera generalizada por debajo de sus niveles de ingresos. Creo que se volverá a una cierta normalidad".

Bidafarma es además protagonista de un intenso proceso de concentración en los tres últimos años que la ha llevado a convertirse en una de las dos mayores de España, a la par con la madrileña Cofares. ¿Espoleará esta situación más uniones, en un mercado dominado aún por cooperativas con la excepción del gigante cotizado americano Walgreens Boots Alliance? "Solo por causa del coronavirus no habrás más fusiones. Puede ayudar a que a medio plazo se tomen decisiones en este sentido, como fruto de un análisis 'a posteriori'. A dos o tres años vista sí veo más operaciones. No es que queremos ser más grandes, es que lo necesitamos".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios