Los bancos españoles se juegan 6.000 millones en consumo por el coronavirus
  1. Empresas
INFORME DE ALVAREZ & MARSAL

Los bancos españoles se juegan 6.000 millones en consumo por el coronavirus

El negocio de financiación al consumo es uno de los que más pueden sufrir este año, por la moratoria decretada por el Gobierno y por el parón que está habiendo de nuevos créditos

Foto: Pago con una tarjeta en Alemania. (EFE)
Pago con una tarjeta en Alemania. (EFE)

Los bancos españoles miran con terror las previsiones macroeconómicas, en especial las del consumo. Las compras y, por tanto, la financiación ligada a ellas se han estancado en las semanas de confinamiento, y hay temores cada vez mayores de que la crisis provocada por el Covid-19 frene la actividad cuando se reactive la economía. Por ello, la financiación al consumo podría generar uno de los mayores agujeros en las cuentas del sector, superior al de otros nichos clave como el hipotecario.

Las filiales de este segmento se enfrentan a un escenario en el que, por un lado, dejarán de cobrar por los créditos de las familias afectadas económicamente por el coronavirus, y, por otro, generarán menos negocio en el resto de año. A eso se suma el golpe recibido en la sentencia de las tarjetas 'revolving', que afecta a parte de las entidades.

Foto: Inicio de las rebajas de enero en Madrid. (EFE)

Un reciente informe de Alvarez & Marsal calcula un posible impacto en consumo de entre 1.789 y 6.087 millones. Incluye lo que dejarían de ingresar las entidades este año por la moratoria, que el Gobierno ha fijado en tres meses y las entidades de AEB y Ceca han ampliado hasta los seis meses. Estos intereses se recuperarían más adelante, pero suponen una merma de los ingresos a corto plazo que golpeará las cuentas del año. Según el informe de la consultora norteamericana, el negocio de consumo mueve unos 93.000 millones, de los que los bancos tradicionales tienen un 41% de cuota, y las financieras (establecimientos financieros de crédito, sobre todo), el 59% restante.

Más allá de la moratoria, todavía no hay previsiones de cuánto negocio se puede perder por la cuarentena y la recesión. Un directivo del sector apunta a una escalada de la morosidad en consumo del 100%, frente al 50% en el resto del crédito. Y añade que el nuevo consumo dependerá de cuándo y cómo sea la recuperación: "Si vuelve a haber cierta normalidad en mayo y las medidas del Gobierno protegen el empleo, hay mucha demanda paralizada que se desembalsará. Si no, la crisis va a impactar mucho en las entidades, sobre todo a los pequeños establecimientos de crédito". Así, los expertos anticipan números rojos repartidos en todo el sector, pero ven más peligro para aquellas financieras no respaldadas por un grupo grande.

El riesgo, en máximos

Este directivo anticipa otro dato. Donde más peligro hay es en los créditos concedidos en el último año, los más jóvenes, donde los alicientes para impagar son mayores. Algo poco halagüeño para el sector, ya que la actividad ha crecido a un ritmo elevado en los últimos años, a pesar de las advertencias del Banco de España, desde los 20.000 millones que se prestaron en 2015 a los 36.000 millones del año pasado, según datos del regulador.

"Es difícil hacer pronósticos de cómo va a ser el consumo del mundo pos-Covid. Dependerá de cómo evolucione la economía, del impacto de las medidas públicas para contener el golpe y de cuáles son los nuevos hábitos de consumo", asegura Francisco Uría, socio responsable del sector financiero de KPMG en EMA. "Las entidades están haciendo esfuerzos para ayudar a sus clientes con la moratoria, ampliada sectorialmente. Pero tendrán que gestionar estas ayudas desde el punto de vista de riesgos, con prudencia", añade.

Foto: La banca española eleva su liquidez hasta máximos históricos para capear la crisis

Junto al efecto del Covid-19, el sector recibió semanas antes de la pandemia la nueva sentencia del Supremo sobre las tarjetas 'revolving'. Esta implica que se revise caso a caso en los juzgados si hubo mala venta del producto, y que se limiten los intereses de las tarjetas, hasta cerca del 20%. Un informe de Barclays calcula un posible impacto en márgenes del 3%.

Junto a ello, el trabajo de Alvarez & Marsal apunta al cobro de entre 306 y 787 millones menos por la moratoria hipotecaria, otros 221 millones por el alquiler social de pisos, 1.420 millones menos en comisiones de fondos, tarjetas, TPV y cajeros, y otros 730 millones menos en ingresos en fondos. La consultora recomienda revisar los presupuestos de los próximos tres años y no aprovechar la línea de avales del ICO para liberar provisiones. Al contrario, aconseja prepararse para la tormenta.

Coronavirus Bancos españoles Consumo Alvarez & Marsal Noticias del Banco Santander Noticias del BBVA Noticias de Caixabank Noticias de Bankia Noticias Banco Sabadell
El redactor recomienda