MODERNIZACIÓN DE MOTORES DE AVIONES

Bandazo de Willis tras el requerimiento de Aena: sigue interesada en la planta de Jerez

La firma norteamericana, que antes de Semana Santa comunicó a la Junta de Andalucía que desistía de la fábrica aeronáutica en el aeropuerto de Jerez, también tantea un aeropuerto portugués

Foto: Turbinas de avión protegidas durante su estancia en tierra. (EFE)
Turbinas de avión protegidas durante su estancia en tierra. (EFE)

Donde dije digo, digo Diego. El grupo norteamericano Willis Lease Finance Corporation, cotizado en la Bolsa de Nueva York, ha dado dos versiones diferentes a dos administraciones españolas sobre su posible inversión en una fábrica de reparación y modernización de motores aeronáuticos en terrenos aledaños al aeropuerto de Jerez de la Frontera. Antes de Semana Santa, el grupo comunicó formalmente a la Consejería de Economía andaluza que no continuaba con el proyecto, que se venía negociando desde 2019, ante la imposibilidad de contar con los terrenos de Aena (gestor aeroportuario semipúblico) junto al aeródromo y con acceso a la pista de aterrizaje. Y Aena se ha revuelto tras esta información, que este medio avanzó este lunes tras confirmarlo en fuentes de dicha consejería.

La compañía dependiente del Ministerio de Transportes se ha dirigido este martes oficialmente a Willis para consultarle por esa decisión comunicada a la Junta. Decisión, por otra parte, que el Gobierno andaluz no había trasladado a Aena. La respuesta del grupo con sede en Florida (EEUU) a la empresa que gestiona los aeropuertos españoles ha sido que "nunca hemos desistido del proyecto en Jerez", según fuentes directas conocedoras de este intercambio de mensajes entre ambas partes.

En paralelo a todo ello, fuentes industriales del sector aeronáutico andaluz señalan que la propia Willis está examinando opciones en el aeropuerto de Beja (en la región portuguesa del Alentejo) como plan B por si finalmente no se despeja el proyecto en Cádiz. Portugal es capaz de ofrecer el mismo nivel de apoyo mediante incentivos regionales que Andalucía, ya que la región del Alentejo está también considerada como Objetivo Convergencia (antes, Objetivo 1) —lo que supone poder ofrecer el máximo nivel de ayudas públicas a empresas permitidas por la UE—.

El problema para que Willis se instale en los alrededores del aeródromo jerezano es que las 70 hectáreas que precisa su instalación chocan con los planes de Aena de instalar una central solar fotovoltaica en los mismos suelos. El proyecto de Willis llegó de la mano de Invest in Andalucia, la agencia de captación de inversión exterior del Gobierno regional adscrita a la Consejería de Economía. Tras meses de negociaciones infructuosas que se iniciaron el año pasado, la Junta denunció públicamente las trabas de Aena hace ahora un mes.

En este tiempo, con el estallido de la pandemia del coronavirus de por medio, las negociaciones no han avanzado. Pese a ello, Aena ya manifestó este lunes a El Confidencial que consideraba el proyecto de Willis como un "proyecto vivo", sobre el que la dificultad principal es la gran cantidad de terreno que precisa. Este miércoles, está prevista una reunión entre Aena y el Ayuntamiento de Jerez, planificada desde hace ya semanas, por lo que al gestor le pilló totalmente por sorpresa la publicación de la información sobre el desestimiento del grupo comunicada a la Junta. La incógnita sigue así sin resolverse en torno a un proyecto de 20 millones de euros en un sector, el de reparación y mantenimiento aeronáutico, que está actualmente en auge ante el aterrizaje forzoso de la mitad de los 23.000 aviones que hay en el mundo por culpa del Covid-19.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios