EFECTOS DEL COVID-19

Tregua en la banca: el 'robo' de clientes se frena por el coronavirus

El movimiento de pequeños clientes se ha frenado por el Covid-19, incluso a las entidades nativas digitales. Lo mismo ocurre con el movimiento de tarjetas y la retirada de efectivo

Foto: Una mujer pasa frente a una sucursal bancaria en Madrid. (EFE)
Una mujer pasa frente a una sucursal bancaria en Madrid. (EFE)
Adelantado en

Cambiar de banco es una de esas decisiones que suele descartarse por pereza o falta de tiempo. Dos factores que ha cambiado el confinamiento. Aun así, el trasiego de clientes de una entidad a otra no solo no se ha acelerado sino que se ha estancado en las cuatro semanas que están a punto de cumplirse desde que se decretó el estado de alarma, según fuentes financieras consultadas por este medio.

Las mismas explican que la incertidumbre que se vive a nivel sanitario, personal y laboral hace que se hayan retrasado este tipo de decisiones. Aun así, todos los bancos son conscientes de que la crisis provocada por el Covid-19 está acelerando la digitalización bancaria de la sociedad española, lo que tendrá efectos a medio plazo.

Entre los posibles ganadores de esta tendencia están los bancos digitales, como ING, Evo Banco, Orange Bank u Openbank. Sin embargo, estas entidades no han notado un incremento especial de captación de clientes durante las últimas semanas, pero se preparan para el cambio de escenario que traerá esta crisis. Aun así, hay excepciones, como N26 y, principalmente, Myinvestor, que hizo en marzo rércord de captaciones.

"Somos 20 veces más eficientes que los bancos tradicionales. A nosotros no nos cuesta tener a un cliente. A las grandes entidades sí, por tener abiertas sucursales, los grandes servidores y estructuras que acaba pagando el cliente", señala Paco Sierra, consejero delegado de N26 en España.

Esta entidad 'online', de origen alemán, está especializada en servicios de pago. Ofrece la apertura de cuentas 100% digitales y ha creado una tarjeta virtual para aquellos clientes que se den de alta en medio del confinamiento. Sierra señala que el "mercado se está abriendo mucho más ahora, hay más gente interesada", con captaciones de 4.000-5.000 clientes a la semana, "lo que es una media alta" respecto a otros momentos del año. El CEO de N26 en España añade que hay otra tendencia en auge en estos últimos días: la creación de subcuentas compartidas entre clientes, que achaca a la preocupación de sus clientes por ahorrar en un entorno como el actual. Esta entidad todavía no ofrece créditos, algo que podría incorporar en 2021.

Gabriela Orille, directora de MyInvestor.
Gabriela Orille, directora de MyInvestor.

Por su parte, Myinvestor, el neobanco propiedad de Andbank, se encuentra en cifras récord de captaciones de cuentas, aunque este 'tirón' no está directamente relacionado con el parón del coronavirus, sino al lanzamiento de fondos indexados y a la campaña de subrogaciones de hipotecas. Esta entidad batió en marzo el récord de apertura de cuentas: casi 2.500, lo que supone un incremento del 25% sobre el crecimiento experimentado en los meses precedentes. Los nuevos clientes, además, son de valor añadido, dado que buscan productos de inversión como fondos de inversión.

Otro ejemplo es Evo Banco. Esta entidad, comprada el año pasado por Bankinter, ha atraído más visitas de usuarios interesados en las últimas semanas, aunque el grado de conversión en clientes se mantiene como el de meses anteriores, según su consejero delegado, Enrique Tellado. La entidad consiguió 50.000 nuevas cuentas en el segundo semestre del año pasado —supera el medio millón— y creció el año pasado en la concesión de nuevas hipotecas.

También en otras entidades digitales como ING y Openbank, la dinámica de captaciones de clientes todavía no está cambiando.

Lo que sí lo ha hecho, tanto para los bancos digitales como para los tradicionales, es caer la actividad. Por un lado, con el consumo con tarjetas, que, como adelantó este medio, ha descendido en más de un 50%. Y por otro lado, también en la demanda de crédito —salvo las líneas ICO— y en la retirada de efectivo, que ha caído en un 70%, según diversas entidades.

De esta forma, es en la financiación a autónomos y empresas donde las entidades están compitiendo en las últimas semanas. En principio, cada entidad tiene asignada una cuota de mercado con las líneas ICO que no puede traspasar hasta final de abril, momento en el que podrá ampliarla en caso de que otras entidades no hayan consumido su tramo. El Gobierno informó este miércoles de que ha aprobado de momento avales por 2.747 millones, lejos de los 20.000 millones puestos a disposición de las entidades. Sin embargo, los bancos señalan que han superado de largo las peticiones disponibles, que están atascadas a la espera de la aprobación del ICO.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios