habrá planes para comercio y turismo

Renfe habilita sus trenes para poder trasladar pacientes de una comunidad a otra

La empresa pública podrá llevar hasta 24 pacientes por tren y ya ha realizado el primer simulacro, aunque el servicio dependerá de que lo pidan las comunidades autónomas y Sanidad

Foto: Rueda de prensa de los ministros Ábalos y Maroto
Rueda de prensa de los ministros Ábalos y Maroto

La esperanza de estar entrando en una nueva fase de la pandemia del coronavirus ha abierto otra ventana con el primer simulacro realizado por Renfe para poder trasladar pacientes de una comunidad a otra. La empresa pública, según ha adelantado el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, está adaptando sus trenes para poder trasladar en cada uno de ellos a 24 pacientes.

Esta iniciativa permitirá trasladar pacientes tanto a través de la red de Alta Velocidad como en la del ferrocarril convencional, lo que “permite la máxima versatilidad” en el futuro traslado de pacientes de una comunidad a otra. “Nosotros ponemos un recurso del transporte público ferroviario a disposición del Ministerio de Sanidad y si las comunidades autónomas lo requieren”, ha explicado el ministro, quien ha dejado claro que se trata de “una medida preventiva, que se ha hecho muy rápidamente”, pero que su uso dependerá de que las comunidades autónomas lo requieran. “Si no se tiene que utilizar, porque no lo requiere ninguna comunidad autónoma, pues no se utilizará”, ha añadido.

Ábalos también ha adelantado que España ha pedido una reunión de todos los ministros de Transportes europeos para unificar las normas que deben cumplir los transportistas, un sector estratégico para garantizar el abastecimiento. Para que puedan realizar este trabajo con garantías sanitarias, su cartera ha repartido en los últimos tres días 413.000 mascarillas a 44.200 transportistas, reparto al que se sumarán el nuevo envío para el que esta noche saldrá un avión para China para seguir el reparto para el sector privado del transporte.

A pesar de ello, ante el reto que se abre para las compañías de garantizar la seguridad de sus plantillas cuando el próximo lunes puedan volver a su actividad, Ábalos se ha limitado a señalar que “las propias empresas van a tener que hacer sus planes de prevención para las actividades que van a ser posibles a partir del lunes”, sin detallar cómo podrán garantizarles el material sanitario que necesitan para hacerlo con seguridad.

Miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME) desinfectando una estación
Miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME) desinfectando una estación

Esta misma mañana, Anged, la patronal de la gran distribución, ha pedido que a los trabajadores de comercio de alimentación que están de cara al clientes se les pueda realizar de manera urgente test de coronavirus, así como a todos los profesionales que están en cuarentena. La ministra del ramo, Reyes Maroto, tampoco ha aclarado nada al respeto, pero ha vuelto a insistir en la idea de que el Ejecutivo está impulsando iniciativas para la fabricación nacional de material sanitario.

“Es esencial seguir trabajando en esta línea en tres objetivos”, ha señalado Maroto, quien ha diferenciado las necesidades inmediatas y de corto plazo, la necesidad de consolidar un tejido empresarial vinculado a la fabricación de este tipo de productos (mascarillas, guantes, gafas geles…), y la necesidad de ir preparando una reserva estratégica. Éste último objetivo, según la ministra, es prioritario para el Ejecutivo.

“La voluntad es tener suficiente producción en masa para proveer a la totalidad de la población” de la equipación de material sanitario necesaria para combatir este tipo de pandemias, ha dicho Maroto, quien considera que “es muy importante contar también con industria europea y no tener los problemas de desabastecimiento que hemos tenido”. Sin embargo, la ministra se ha mostrado incapaz de detallar cuándo España contará con una industria con capacidad para abastecer a toda la población y, en cambio, ha reconocido que seguimos dependiendo de las importaciones, como demuestra el propio Ministerio de Transporte con su envío esta misma noche de un avión a China.

Respecto a las reivindicaciones que le están haciendo tanto desde el sector turístico como desde la distribución para aprobar paquetes de ayudas de estas dos industrias críticas para la economía nacional, ya que juntas representan casi una cuarta parte del PIB –Producto Industrial Bruto-, Maroto ha reconocido estar trabajando en planes de ayuda. En el caso del turismo, la ministra ha desvelado que esta mañana ha mantenido una reunión con el Consejo Español de Turismo para analizar los escenarios a los que se enfrenta el sector.

“En estos momentos trabajamos con el sector para planificar los escenarios de salida” con la vista puesta en activar en primer lugar el turismo nacional, ya que será el primero en recuperarse. Respecto al mundo del comercio, ha admitido estar trabajando en medidas tanto para afrontar el alquiler de los locales, como de todo tipo. “Haremos lo que haga falta para que nadie se quede atrás”, ha señalado, parafraseando el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Ábalos, por su parte, ha dicho que Adif ha dejado de cobrar las rentas de todos sus inmuebles, en línea con la decisión que anunció ya de que tanto esta empresa pública, como Aena, condonaban los alquileres de sus tiendas.

Aunque queda fuera del ámbito de sus competencias, a respuesta de los periodistas, Ábalos ha avanzado que la posibilidad de establecer una renta básica no irá tampoco al próximo consejo de ministros, ya que su impacto económico requiere de muchos encajes.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios