INCLUSO DE INVERSORES DENTRO DE LA UE

Italia vetará la compra hostil de bancos, industrias y sanitarias con la 'golden power'

El Gobierno italiano avanza la aprobación de una nueva regulación de su acción de oro para proteger empresas que considere estratégicas. España aprobó una normativa similar en marzo

Foto: El primer ministro italiano, Giuseppe Conte. (EFE)
El primer ministro italiano, Giuseppe Conte. (EFE)

El Gobierno italiano blindará a sus empresas cotizadas consideradas estratégicas frente a la especulación y la intromisión hostil de inversores extranjeros en sus capitales, como consecuencia de su situación de debilidad bursátil derivada de la pandemia del coronavirus. "El Gobierno quiere proteger los activos estratégicos del país. La emergencia del coronavirus no pondrá en peligro nuestro patrimonio productivo e industrial, que es prioritario proteger porque ahora la seguridad nacional también depende de ello. El nuevo 'golden power' será nuestra vacuna contra las escaladas hostiles", ha asegurado este sábado el subsecretario de la Presidencia del Gobierno italiano Riccardo Fraccaro. La industria, la banca o el sector sanitario están en el objetivo del ejecutivo trasalpino.

El llamado en Italia 'golden power' es la facultad del Estado para intervenir en operaciones de mercado relacionadas con empresas consideradas estratégicas. En España, el Gobierno aprobó una medida similar en el primer paquete de actuaciones para luchar contra la pandemia, el pasado 18 de marzo. En concreto, se reformó la normativa sobre inversiones exteriores para protegerse ante ofertas públicas de adquisición (OPA) hostiles procedentes de fuera de la Unión Europea. Con ello se ha protegido a empresas e infraestructuras estratégicas.


En el caso italiano, este 'poder especial' ya fue introducido por el gobierno de Mario Monti en 2012 y fue utilizado por ejemplo en 2017 durante el mandato de Paolo Gentiloni para frenar la escalada del grupo francés Vivendi en la empresa de telecomunicaciones Telecom, cuando aquella ya se había hecho con casi el 24 % de la italiana y amenazaba con seguir incrementando su participación.

Con estas facultades, el Gobierno italiano puede dictar condiciones específicas en la compra de acciones de empresas estratégicas por parte de actores extranjeros, vetar resoluciones específicas tomadas por las juntas directivas o incluso detener la compra de ciertas inversiones de capital. Fraccaro ha explicado que el Gobierno aprobará estos poderes en un próximo Consejo de Ministros y afectarán a sectores como el industrial, el financiero, el de seguros o el de salud, entre otros.

A diferencia de la regulación española, "la norma también se aplicará a operaciones dentro de la UE. Está claro que en este momento es necesario incluir dentro de la protección del Estado los sectores decisivos para el desarrollo del sistema y ampliar el alcance de la aplicación también a nivel europeo", ha dicho. Además, se reducirán los umbrales exigidos a los inversores para que comuniquen al regulador bursátil la compra de acciones y su porcentaje de participación en las empresas, también en el caso de las pequeñas y medianas que sean estimadas estratégicas para el país.

"Las pymes representan la columna vertebral del país y muchas de ellas crean valor en sectores estratégicos. El gobierno adoptará las medidas necesarias para salvaguardar el tejido productivo y los pilares de la economía nacional de posibles riesgos relacionados con la emergencia del coronavirus", ha resumido el alto funcionario gubernamental.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios