POR EL CORONAVIRUS

Santander cede ante el BCE y anula su dividendo un día antes de la junta

La entidad cambia el orden de su junta de accionistas a 12 de su celebración para cancelar el pago de dividendo que estaba previsto realizar en mayo

Foto: Ana Botín, presidenta de Santander. (Reuters)
Ana Botín, presidenta de Santander. (Reuters)

Banco Santander recula en el último momento por el coronavirus. La mayor entidad española ha decidido anular su política de dividendos a unas horas de la junta general de accionistas, que se celebra este viernes. En un comunicado de la CNMV, el banco cántabro reconoce que no le queda otra opción que hacer caso al BCE y dejar por el momento sin efecto el pago que tenía previsto realizar en mayo, el segundo con cargo a los resultados de 2019. No solo eso, sino que la entidad ha decidido no retribuir a sus accionistas hasta al menos 2021, cuando conozca cómo se cierran las cuentas de este año.

"Hoy, tomando en consideración la recomendación del BCE y en línea con la misión del banco de ayudar a las personas y las empresas a progresar, el consejo de administración del banco ha decidido cancelar el pago del dividendo complementario de 2019 así como la política de dividendo para 2020", señala la entidad.

Los accionistas del banco dejarán de este modo de percibir 1.761 millones, que en lugar de destinarse a dividendos van a usarse para 'engordar' las reservas por lo que pueda ocurrir con la crisis del conoravirus. El banco ya había decidido previamente dejar en 'stand by' el dividendo de 2020 y bajar un 50% el sueldo de su cúpula. El grupo ya distribuyó en noviembre una parte de los beneficios del año pasado: 1.662 millones.

Santander responde así a la recomendación hecha por el Banco Central Europeo (BCE) y la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) para que las entidades europeas anulen cualquier tipo de remuneración a accionistas al menos hasta octubre, mientras se comprueba el alcance de la crisis provocada por la pandemia del Covid-19, como adelantó este medio.

Las únicas entidades que se han librado de esta imposición europea son Bankinter, Bankia, Sabadell y BBVA, que aprobaron sus remuneraciones en juntas celebradas antes del comunicado del BCE. CaixaBank de momento mantiene su dividendo previsto para este mes, rebajado en más de un 50%.

Nueva junta

La entidad presidida por Ana Botín lleva días analizando si podía anular la distribución de estos 1.761 millones tras haber convocado la junta hace casi un mes y haber recibido votaciones de accionistas validando el reparto. Finalmente, ha comprobado que podía hacerlo conforme al real decreto 11/2020, aprobado por el Gobierno.

En su lugar, Santander convocará una nueva junta a final de año para que los accionistas aprueben usar estos 1.761 millones para reservas, al no haber tenido tiempo de que se evaluara de cara a la junta de este viernes. Aun así, deja la puerta abierta a dar un dividendo si la crisis del coronavirus es menor de lo previsto, algo poco probable a priori.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios