CASI MIL EUROS POR HECTOLITRO

Hacienda abre la mano para que las fábricas de whisky puedan hacer gel desinfectante

Parte de las 3.800 fábricas de bebidas alcohólicas pueden virar su operativa para producir alcohol sanitario. La Agencia Tributaria está facilitando el cambio de uso de esa materia prima

Foto: Gel hidroalcohólico. (Reuters)
Gel hidroalcohólico. (Reuters)

Los ofrecimientos de distintas compañías de producción de bebidas espirituosas (alta graduación alcohólica) para reconvertir parte de sus instalaciones a la fabricación de hidroalcohol —base de los geles desinfectantes contra el Covid19— están teniendo una favorable respuesta de las administraciones. Especialmente de la fundamental para ello, la Agencia Tributaria dependiente del ministerio de Hacienda. Y es que, según se explica desde la patronal Espirituosos de España (antes, Febe), la AT está proporcionando una respuesta y asistencia rápida para que las empresas se acojan a la exención del impuesto que se aplica a los alcoholes inicialmente dedicados a uso alimentario, pero luego desnaturalizados y reorientados a aplicaciones sanitarias.

"Es de alabar", llegan a señalar desde la asociación empresarial sobre la actitud de Hacienda, en un poco habitual piropo del sector privado hacia la administración tributaria. "El alcohol de más de 96% de pureza que utilizan algunos de nuestros fabricantes puede servir, si se desnaturaliza con un marcador para usos sanitarios, para la fabricación de alcohol neutro para fines sanitarios, desinfectantes y para producir geles hidroalcohólicos", detallan desde la patronal. Este proceso de desnaturalización "implica la exención del pago del impuesto especial", exención que debe de cumplir unos requisitos. La tasa es de 958 euros por cada hectolitro (100 litros) y España recauda anualmente en torno a 800 millones por el impuesto especial sobre el alcohol y bebidas derivadas, según datos de la Agencia Tributaria.

Lo que valoran las compañías es que la Agencia Tributaria está flexibilizando su actitud de cara a esa exención del impuesto para el alcohol de boca (el que inicialmente iba destinado a las bebidas) redirigido a uso sanitario. Destilerías y fabricantes de bebidas de Galicia, Andalucía, Canarias o País Vasco ya han mostrado su disposición a suministrar tanto alcohol sanitario en bruto (96 grados) como gel hidroalcohólico (que tiene un 70% de alcohol sanitario, agua y algún otro componente regulado por normativa sanitaria). En el país hay 3.800 centros productivos de bebidas alcohólicas.

"Con las oportunas autorizaciones, una parte de ellos puede reconvertir su producción. Aunque mención aparte merece la adaptación de los envases y formatos habituales en el sector sanitario a las cadenas de embotellado de bebidas espirituosas", recalcan desde Espirituosos de España. Junto a esa exención, hace falta luz verde sanitaria. En concreto, de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios "de cuya autorización dependemos para poder iniciar la fabricación de hidrogeles antisépticos en nuestras fábricas de alcohol y bebidas derivadas".

Coordinación y generosidad

Con datos de 2018 (últimos disponibles), el sector de bebidas espirituosas concentra el 62% de sus ventas en el sector de hostelería, actualmente paralizado. Esa reconversión hacia el suministro de producto sanitario es una vía para mantener parte de la actividad. "Con una buena coordinación, generosidad y rapidez público-privada —la Agencia Tributaria, el Ministerio de Sanidad y todos aquellos que han ofrecido su colaboración— la producción podría ponerse en marcha". No es posible en este momento concretar más los plazos ni las necesidades concretas de volumen de producción necesarios, señalan desde la asociación que integra desde gigantes como Beam Suntory, Diageo, Grupo Emperador o Pernod Ricard, hasta grupos españoles como Osborne, Rives, González Byass, Ron Arehucas o Caballero, además de decenas de destilerías independientes.

¿Cuándo podría entonces comenzar a llegar al mercado el alcohol sanitario o el hidroalcohol producido en fábricas de gin, whisky o ron? Alguna empresa como la destilería Montero de Granada, que produce etanol de caña de azúcar para luego suministrar a otra empresa del grupo (Ron Montero), ya está derivando 130.000 litros al día para producir geles hidroalcohólicos ya que disponía previamente de los permisos sanitarios para ello. Es un ejemplo que otras empresas pueden seguir.

"España produce una importante cantidad de alcohol destinado a uso alimentario, droguería o bioetanol. En Europa el precio se ha disparado"

"En España se produce una cantidad importante de litros de alcohol de origen agrícola que va destinada a usos de boca, pero también a otros usos industriales (droguería, perfumería y bioetanol). Además, es posible encontrar alcohol en el mercado europeo, aunque actualmente su precio está disparado por el nuevo destino de su uso", precisan desde la patronal. En algunos mercados ha llegado a duplicarse, según sus datos. "Con flexibilidad en el tipo de envase a proveer podríamos adaptarnos para complementar la producción de la industria habitual en el pico de esta demanda".

Precisamente, sobre el precio final de los productos, que en casos como los de las mascarillas se está disparando desde hace semanas debido a su escasez, desde Espirituosos lanzan este mensaje. "No tendría sentido que el esfuerzo desinteresado se pudiera diluir en la cadena de producción y distribución, de manera que el producto final (alcohol sanitario o geles hidroalcohólicos) no llegara a las administraciones, hospitales y usuarios finales a sus precios. Los precios finales deben ser los de siempre, máxime en la situación por la que atraviesa España. Las autoridades de competencia europeas y españolas ya han lanzado un mensaje en este sentido y nosotros naturalmente lo hacemos nuestro".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios