REACCIÓN EN BOLSA DESDE MÍNIMOS DE 2003

Florentino reúne al consejo de ACS para dar un gran dividendo pese al Covid-19

Florentino Pérez ha convocado al consejo de administración de ACS por vía telemática para analizar la situación actual de la compañía, impactada por la crisis económica mundial

Foto: El presidente de ACS, Florentino Pérez, en una junta de la compañia. (EFE)
El presidente de ACS, Florentino Pérez, en una junta de la compañia. (EFE)
Adelantado en

Florentino Pérez ha convocado al consejo de administración de ACS por vía telemática para analizar la situación actual de la compañía, impactada por la crisis económica mundial derivada del coronavirus. Según indican distintas fuentes, en el orden del día del órgano de gobierno de la constructora está incluido el pago de un gran dividendo complementario para los accionistas con cargo a los resultados de 2019, pese a la incertidumbre sobre cómo afectará al negocio del grupo la recesión mundial, que se da por descontada.

Este es uno de los puntos del día más importantes del consejo de administración, que servirá asimismo para aprobar la convocatoria de la junta general de accionistas. Un acto que ACS suele celebrar tradicionalmente en mayo y en el que se somete a aprobación precisamente el dividendo complementario que se paga posteriormente en julio.

La clave es si el consejo lo va a aprobar, dadas las circunstancias actuales, que han afectado directamente a ACS. Su cotización llegó a desplomarse más de un 60% en apenas dos semanas, hasta caer por debajo de los 11,50 euros, su nivel más bajo desde 2003. Pero, tras el encargo a Goldman Sachs de defender la cotización y la decisión de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de prohibir las operaciones a corto o especulativas por parte de los 'hedge funds', el valor ha recuperado parte de esa brusca caída, hasta recuperar los 16 euros.

No obstante, las acciones siguen casi un 50% por debajo del nivel previo a la crisis, ya que los inversores dan por hecho que el brusco parón de la economía afectará de lleno a los planes de infraestructuras de países como Estados Unidos y Canadá, dos de los mercados principales de ACS. Según distintas fuentes, algunas de sus obras, como les está pasando a Sacyr y a OHL, han sido paradas, lo cual afectará al circulante de la compañía, un asunto que ahora se considera vital y que el grupo había protegido como oro en paño.

El presidente de ACS, Florentino Pérez, en un acto de la compañía. (EFE)
El presidente de ACS, Florentino Pérez, en un acto de la compañía. (EFE)

El pasado año, la compañía de construcción e infraestructuras distribuyó 1,450 euros por título, lo que supuso un 54% más que en 2018. Un aumento muy relevante que se explicó por la aportación de Abertis, adquirida en 2018 por 18.000 millones de euros junto a la italiana Atlantia. El pago de esa retribución se hizo mediante el sistema del 'scrip dividend', por el que los accionistas pueden elegir entre recibir la remuneración en dinero fresco o en acciones de la propia compañía.

En febrero, ACS ya comunicó el pago del dividendo a cuenta en la cantidad de 0,449 euros brutos por acción o bien con la entrega de una nueva acción gratuita por cada 67 con que ya se cuente. De esta forma, el grupo emitirá 12,58 millones de nuevas acciones para atender el pago en títulos. ACS tradicionalmente paga en los meses de febrero o marzo un dividendo a cuenta de los resultados del año anterior, al que luego suma un pago complementario en julio, que se aprueba en el consejo de este jueves.

Miles de millones en el aire

La compañía ya avanzó que mantendría el pago de dividendo y el 'pay out' del 65%, a pesar de que en sus cuentas de 2019 incluyó un impacto negativo de 400 millones derivado de las pérdidas que supondrá para su filial australiana Cimic la venta del negocio en Oriente Medio. Un golpe que fue compensado con la desinversión de su división de renovables, lo que le permitió presentar un aumento de su beneficio del 5,1%, hasta los 962 millones de euros. Pero ese anunció fue previo a la expansión del coronavirus.

Precisamente, la propagación del Covid-19 y el derrumbe de la bolsa han llevado a compañías como IAG, Meliá, Vocento, Merlin Properties, Cie Automotive, Aena, Inditex y Banco Santander a suspender, reducir o aplazar el pago de dividendos. Una decisión que se debe a la estrategia de proteger la caja para hacer frente a los problemas de circulante por falta de ingresos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios