CONSIDERA QUE EL COVID-19 SERÁ MENOS AGRESIVO

Goldman Sachs: el desplome de la bolsa es una clara oportunidad de compra

Da por hecho que las economías del mundo entrarán en recesión en el primer semestre del año. Pero vislumbra una recuperación fuerte para los dos últimos trimestres de 2020

Foto: Pantallas de la Bolsa de Madrid que reflejan la gráfica de caída del Ibex. (EFE)
Pantallas de la Bolsa de Madrid que reflejan la gráfica de caída del Ibex. (EFE)
Adelantado en

Goldman Sachs cree que, pese al desplome de los mercados por el más que predecible impacto que tendrá el coronavirus en la economía mundial, es un momento perfecto para invertir en bolsa. El banco de inversión, tras consultar con sus expertos en macroeconomía y, sobre todo, en epidemiología, concluye que la pandemia del Covid-19 no será tan agresiva como otras vividas ya a nivel mundial, incluida la gripe española de 1918, por lo que aconseja a sus clientes tomar posiciones en renta variable.

La firma, que hace una semana hizo una consulta entre 1.400 empresas para conocer su visión sobre el efecto del nuevo virus, recupera una sentencia publicada por Seth Klarman, uno de los inversores más respetados de la industria financiera, en marzo de 2009, cuando los mercados, como ahora, caían a plomo tras la intervención de bancos en Estados Unidos y en Europa, con inyecciones históricas de liquidez. Klarman afirmó que "para mantener una visión verdaderamente a largo plazo, los inversores deben estar dispuestos a experimentar un corto plazo significativo de pérdidas; sin la posibilidad de dolor a corto plazo, no puede haber ganancia a largo plazo. La habilidad para seguir siendo un inversor (y no convertirse en un especulador o un espectador) confiere casi una ventaja sin precedentes en este entorno".

El banco estadounidense da por hecho que las economías del mundo entrarán en recesión en el primer semestre del año. Pero vislumbra una recuperación fuerte para los dos últimos trimestres de 2020 después de analizar las variables médicas del Covid-19 en comparación con otras pandemias, como el SARS, el MERS, SAR-COV-2, HIN1 (la gripe A) o las gripes estacionales.

De hecho, Goldman Sachs pone como ejemplo la gripe A de 2009, que afectó a 60 millones de personas en el mundo y que provocó el fallecimiento de 12.000 personas en Estados Unidos. Este año, entre 36 y 51 millones de americanos han padecido la gripe normal, de los cuales se estima que han muerto un máximo de 55.000 personas. En 1918, la conocida como 'gripe española' infectó a un tercio de la población mundial y tuvo una ratio de mortandad del 10%, en un momento en el que la medicina apenas curaba estas enfermedades.

Según su visión, la pregunta clave es si el 'shock' del Covid-19 llevará a Estados Unidos, China y otras regiones y países grandes, como la eurozona y Japón, a una profunda y prolongada recesión que será sustancialmente peor que el choque terrorista del 11 de septiembre o, por el contrario, hay un mayor temor a lo desconocido que está arrastrando los mercados actuales.

Mostrador de operaciones de Goldman Sachs en Wall Street. (Reuters)
Mostrador de operaciones de Goldman Sachs en Wall Street. (Reuters)

En la encuesta mundial con clientes, sus inversores le preguntaron al banco por qué seguía sugiriendo permanecer invertidos en bolsa en lugar de aconsejar vender, especialmente a la luz de las estimaciones más bajas de crecimiento mundial y de EEUU, menores expectativas de beneficios por acción de las compañías, y un objetivo de precio intermedio de Standard & Poor's inferior al previsto inicialmente por el estratega de renta variable estadounidense David Kostin.

Goldman Sachs sostiene que, al igual que le sorprendió cómo el mercado infravaloró las primeras informaciones de casos de Covid-19 en Europa y en Estados Unidos, también considera exagerada la rapidez y la fuerza con que ha caído la bolsa en las últimas semanas, "especialmente porque ninguno de los indicadores tradicionales de recesión que seguimos se han activado. Pero, dado ese descenso, creemos que la recesión típica con una disminución de pico a valle del 30% ya ha sido descontada por el mercado".

En segundo lugar, el nivel de volatilidad en este mercado se ha acercado a niveles vistos por última vez cerca del mínimo de la crisis financiera mundial, debido a que tales extremos típicamente reflejan temor generalizado entre los participantes del mercado, y han representado mejores señales de compra que de venta históricamente. "La ganancia del 9,3% de S&P 500 el viernes 13 de marzo fue el mejor día desde octubre de 2008, mientras que el 9,5% de pérdida el día anterior fue el peor día desde el lunes negro en 1987. Cuando el mercado genera ganancias o pérdidas de un año típico en un solo día, el castigo de dar pasos en falso es alto", añade.

Y finalmente, realmente pensamos que los niveles actuales brindan la oportunidad de aumentar lentamente el riesgo niveles de una cartera. "Para aquellos que pueden estar sentados con exceso de efectivo y tener poder de permanencia con la asignación estratégica correcta de activos, este es el momento de comenzar a aumentar gradualmente las acciones de S&P", concluye.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios