Y FUERZA UNA RECTIFICACIÓN DE SANTANDER BOLSA

Florentino Pérez encarga a Goldman Sachs la defensa de ACS tras el desplome bursátil

Goldman Sachs tiene que seguir acumulando acciones de ACS en los próximos días hasta que el consejo de administración anuncie el pago del dividendo de 2019

Foto: Florentino Pérez, presidente de ACS (EFE)
Florentino Pérez, presidente de ACS (EFE)
Adelantado en

Florentino Pérez se está movilizando para defender la cotización de ACS, una de las tres compañías más castigadas del Ibex 35 tras el tsunami vendedor provocado por la expansión del coronavirus. El presidente de la constructora ha encargado a Goldman Sachs la recompra de hasta casi el 4% para contrarrestar el ataque de inversores institucionales que en la última semana llevaron el valor hasta los 11,45 euros, el nivel más bajo desde mayo de 2003.

La decisión de salir en defensa de la cotización la adoptó la semana pasada Florentino Pérez, uno de los más perjudicados a título individual, tras analizar quién o quiénes estaban penalizando la cotización de una compañía que en los últimos años había realizado esfuerzos ímprobos por reducir su deuda neta a prácticamente cero. En primer lugar, el presidente de ACS acordó hacer un derivado sobre acciones propias por un máximo de 12 millones de títulos. El paquete representa el 3,8% del capital del grupo de infraestructuras y, según fuentes financieras, la transacción estaba relacionada con el pago del dividendo a cuenta de 2019.

Aunque el grupo constructor y de concesiones no desveló quién fue el banco que hizo esa operación, fuentes financieras indican que se trata de Goldman Sachs, que el viernes ya salió al mercado a recomprar estas acciones. El resultado fue que la cotización se disparó un 16,8%, la segunda mayor revalorización de la jornada, hasta los 13,73 euros. En dicha sesión se movieron 4,29 millones de títulos, de los que algo más de 1,2 millones se correspondieron a las compras del banco estadounidense.

[Consulte la cotización del Ibex aquí]

Goldman Sachs tiene que seguir acumulando acciones de ACS en los próximos días hasta que el consejo de administración anuncie el pago del dividendo de 2019. Pese al desplome en bolsa y el posible impacto en el grupo de la recesión mundial, Florentino Pérez continúa con su idea de mantener sin cambios la remuneración al accionista. No obstante, la decisión final dependerá de la evolución de los acontecimientos, dada la gran incertidumbre mundial sobre el impacto del Covid-19 en el planeta.

De momento, la autocartera de ACS se ha disparado hasta el 5,2% del capital, prueba de que el equipo directivo ha decidido echar toda la carne en el asador para proteger la cotización. Se trata del nivel más alto desde junio de 2011. Ese fue uno de los momentos más críticos en bolsa de la constructora, que llegó a hundirse hasta los 12 euros por acción, atacada por un duro informe de Credit Suisse, que ponía en duda la capacidad de pagar la deuda en la que se había metido para comprar hasta el 20% de Iberdrola.

Según el acuerdo con Goldman Sachs, la constructora se reserva una opción de compra a 14 euros por acción y el banco contará con una opción de venta o 'put' a 10 euros por acción. Los precios están ajustados en función de dividendos futuros. El vencimiento ha sido marcado entre el 2 de noviembre de este año y el 31 de marzo de 2021 a razón de 115.385 acciones diarias.

Rectificación del Santander

Al tiempo que Florentino Pérez ha puesto en manos de Goldman Sachs el resurgir del valor, el presidente de ACS llamó la atención la semana pasada al Banco Santander, que emitió un informe duro contra la compañía. El bróker del banco tuvo que revisar un 'research' elaborado la semana anterior tras la llamada de atención del equipo de la constructora, que le advirtió de que había valorado mal la participación en Abertis.

Santander Bolsa revisó su informe y calificó de "extremo" y "severo" el castigo recibido por ACS. "Vemos un gran valor en la acción pese a reconocer que hay un alto grado de incertidumbre para un negocio tan cíclico en un escenario de menor visibilidad, dada la perspectiva macroeconómica global sin precedentes", indicó el bróker del banco. "Hemos elevado a comprar nuestra recomendación, aunque carecemos de visibilidad sobre el impacto que el coronavirus podría tener en el negocio de ACS en el corto-medio plazo. A largo plazo, creemos que tendrá una corta duración".

El resultado final es que el Santander rectificó su valoración y elevó de 25,50 hasta 28,10 euros el precio objetivo por acción de ACS, lo que le da un potencial de revalorización del 100%.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios