Es noticia
"¿Por qué me cobran esta comisión?". Visitas a la sucursal que irritan a los empleados
  1. Empresas
CAE LA ACTIVIDAD EN LAS SUCURSALES

"¿Por qué me cobran esta comisión?". Visitas a la sucursal que irritan a los empleados

Trabajadores de sucursales comprueban que cae la actividad en las oficinas pero que hay visitas innecesarias. Se usa más el canal digital y hay dudas con la moratoria hipotecaria

Foto: Entrada a una oficina bancaria en Barcelona. (EFE)
Entrada a una oficina bancaria en Barcelona. (EFE)

La banca mantiene parte de su infraestructura funcionando, ya que acudir a una entidad financiera es una de las excepciones al confinamiento. El estado de alerta decretado ante la pandemia del coronavirus deja la opción de abrir sucursales con la idea de evitar un ‘corralito’ —del que no hay riesgo— para los clientes que no usen tarjetas, mantener operaciones importantes o resolver dudas sobre la situación financiera. Sin embargo, aún hay clientes que apuran sus visitas a la oficina como si esta crisis no estuviera ocurriendo.

“Hemos tenido casos esta semana de clientes que han venido a la oficina para preguntar por una comisión que han visto en los movimientos de la cuenta, y saber por qué se les ha cobrado”, asegura un trabajador de una sucursal bancaria de una ciudad del sur de Madrid que sigue abierta. “Hemos tenido personas mayores que han acudido a actualizar la libreta”, lamentan en otro banco. “Hay personas que están yendo por minucias, lo que es un riesgo para ellos y para nosotros, que seguimos trabajando de forma presencial”, se queja otro empleado bancario.

Hemos tenido casos esta semana de clientes que han venido a la oficina para preguntar por una comisión que han visto en la cuenta

La actividad ha caído drásticamente en las sucursales, en niveles que la banca estima en torno al 80%, hasta el punto de que Santander y BBVA decidieron el lunes por la tarde cerrar parte de su red y disminuir a servicios de mínimos la plantilla que trabaja de forma presencial. Sabadell, que desde el lunes ya decidió reducir al 50% el número de trabajadores que trabajan presencialmente de forma habitual en las sucursales, planea cerrar en torno a cuatro centenares, cerca de una cuarta parte de la red en España.

Foto: Fachada de la sede del Banco de España, en Madrid. (EFE)

Desde los bancos, explican que la operativa ha caído en picado, tanto en cajeros como en la caja de las oficinas. Lo que sí ha habido, coinciden en varias entidades, es retiradas de efectivo en caja, por ser mayores de lo normal y de lo que permiten los cajeros. “Hemos tenido clientes que han decidido hacer acopio de efectivo”, señalan en un grupo financiero.

De hecho, las entidades aluden a un incremento de las conexiones y transacciones digitales, además del contacto telefónico. Esto se hace más evidente con las empresas, que ya empiezan a incrementar el contacto con sus bancos ante la situación de crisis económica y las incipientes dificultades de liquidez. La mayoría cuenta con gestor asignado, y según fuentes de los bancos, la vía de contacto más frecuente por parte de los empresarios está siendo el teléfono.

La asistencia de clientes ha ido reduciéndose a lo largo de la semana, y también el número de casos en que acuden para temas no urgentes. “Por lo que nos han ido diciendo los trabajadores, ha sido un porcentaje anecdótico de gente, como el de gente que no respeta la ley y está en la calle, pero en este caso yendo a oficinas para cuestiones que pueden esperar, lo que es un riesgo para los empleados pero también para ellos mismos”, señala Roberto Tornamira, secretario general de UGT del sector financiero.

Este jueves, además, fue el primer día en que se podía pedir la moratoria hipotecaria. Aunque es posible hacer la solicitud en los canales 'online' en varios bancos, “ha habido ya personas que han acudido a preguntar, pero aún es pronto, por ahora es mínimo el volumen de clientes que han acudido a oficinas por esto”, apuntan en un banco.

Las entidades ya han mandado a sus plantillas circulares internas para explicar el funcionamiento y los requisitos. Banco Santander, por ejemplo, señala que el decreto no fija las opciones del aplazamiento, y que está estudiando hacerlo modificando la fecha de vencimiento o mediante el ajuste de las cuotas futuras sin tocar la fecha de vencimiento.

Para solicitar la moratoria hipotecaria, que no exigirá provisiones a la banca, se deben cumplir cuatro requisitos: que el deudor hipotecario pase a estar en situación de desempleo o, si es un empresario o profesional, que haya sufrido una pérdida sustancial de sus ingresos o en sus ventas; que el conjunto de los ingresos de la unidad familiar no supere el límite de tres veces el indicador público en renta de efectos múltiples mensual del mes anterior; que la cuota hipotecaria sea igual o superior al 35% de los ingresos netos de la unidad familiar, y que por esta emergencia sanitaria la unidad familiar haya sufrido una alteración significativa de sus circunstancias económicas.

Más medidas

Los bancos han paralizado algunos procesos abiertos de ajuste, como Ibercaja, que estaba en negociación de un expediente de regulación de empleo (ERE) y esta semana ha decidido suspenderlo. Asimismo, no se esperan en el sector expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), que se están extendiendo a lo largo de la economía, aunque sí que se pueda acelerar la concentración de la banca tras esta crisis.

Sin efectos esperados en el empleo a corto plazo, los sindicatos lo que temen es que haya un punto de inflexión en la actividad recurrente en las oficinas con motivo del cobro de pensión, habitual a finales de mes. Dado que, en general, es un colectivo en mayor riesgo ante la pandemia del Covid-19, desde UGT ya están haciendo circular un mensaje invitando a que si necesitan el dinero, sean los hijos los que acudan a cajeros automáticos con sus tarjetas de débito o crédito para sacar efectivo.

Foto: Tiendas cerradas por la pandemia del coronavirus. (EFE)

Los propios bancos han recomendado también a los clientes evitar las sucursales, sumándose al lema #quédateencasa. No obstante, por si hay un repunte en la asistencia a oficinas, desde los sindicatos han pedido a las patronales AEB, Ceca y Unacc dos medidas extra. Por una parte, que se mejoren los servicios de limpieza y desinfección de las oficinas y los cajeros automáticos, algo que ya se está haciendo, pero en ocasiones por los propios trabajadores bancarios según van pudiendo durante su jornada.

La otra medida es que los bancos se preparen para la posibilidad de que haya más visitas a las oficinas a finales de mes, tanto por las pensiones o algunos recibos como por los efectos que vaya produciendo el parón económico. UGT solicita a la banca que tenga vigilantes o personas de seguridad para controlar los accesos, de tal manera que se respeten las recomendaciones de las autoridades de distancia entre clientes y trabajadores, como se está haciendo en los supermercados.

Crisis Banca Oficinas
El redactor recomienda