MUEVE POR PRIMERA VEZ DESDE 2014

JP Morgan alcanza el 6,9% de Repsol tras los desplomes del coronavirus

La capitalización bursátil de la compañía se ha dejado un 56,71% de su valor en lo que va de año, afectada por la caída de los precios del crudo y por la pandemia del coronavirus

Foto: (Reuters)
(Reuters)
Autor
Tiempo de lectura1 min

El banco de inversión estadounidense JP Morgan ha alcanzado el 6,855% del capital de Repsol, lo que le convierte en el segundo accionista tras el grupo de infraestructuras Sacyr, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

JP Morgan partía de una participación del 2,124 % y se ha hecho con el nuevo porcentaje mediante derivados financieros. Es la primera vez que el fondo mueve su participación desde 2014.

Las acciones de Repsol han cerrado este jueves prácticamente planas, con un descenso del 0,11 % la sesión en la Bolsa, y su precio se sitúa en 6,03 euros. La capitalización bursátil de la compañía, que en lo que va de año se ha dejado un 56,71% de su valor, afectada por la caída de los precios del crudo y por la pandemia del coronavirus que ha sacudido a los mercados bursátiles, asciende a 9.443 millones de euros.

Tras la operación, Sacyr sigue siendo el principal accionista de Repsol, con un 8,2 %, seguido de JP Morgan. De esta manera, JP Morgan supera al fondo estadounidense Blackrock, que tiene un 4,99 % en el capital de la petrolera española, así como al fondo soberano noruego Norges Bank, que cuenta con un 3,117 %.

Blindaje a las estratégicas

El Gobierno ha suspendido las inversiones de fuera de la Unión Europea (UE) en compañías españolas de sectores estratégicos mientras dure la crisis del conoravirus cuando estas operaciones sitúen la participación del inversor por encima al 10% del capital social de la sociedad española o le permitan tomar el control del órgano de administración de dicha empresa.

Esta es una de las medidas recogidas en el Real Decreto-ley de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del 'Covid-19' y tiene por objetivo evitar que empresas de fuera de la UE puedan hacerse con el control de entidades españolas en sectores estratégicos aprovechando la caída conyuntural de sus acciones por esta crisis.

El desplome bursátil de la pasada semana había puesto a tiro de OPA a algunas de las principales empresas estratégicas del país, como Telefónica, Banco Santander, BBVA o la propia Repsol, entre otras, que veían cómo sus acciones se desplomaban por debajo de lo que indican sus fundamentales.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios