Es noticia
Menú
Los pedidos de comida a domicilio caen tras el cierre de restaurantes y cadenas
  1. Empresas
Glovo, Just Eat, Deliveroo y Ubereats

Los pedidos de comida a domicilio caen tras el cierre de restaurantes y cadenas

Desde Glovo han precisado que la cifra de establecimientos de restauración adheridos a su aplicación se ha reducido en los últimos días en torno a un 50%

Foto: Las calles vacías por el coronavirus. (EFE)
Las calles vacías por el coronavirus. (EFE)

Las plataformas de envío de comida a domicilio ya registran caída en su actividad debido al cierre de bares y restaurantes decretado por el Gobierno, pero también por la decisión de grandes cadenas de suspender este servicio en el marco de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

Así lo han avanzado este martes a Efe fuentes del sector -del que forman parte Glovo, Just Eat, Deliveroo y Ubereats- que han revelado una reducción notable del número de restaurantes asociados a este tipo de operadores.

Concretamente, desde Glovo han precisado que la cifra de establecimientos de restauración adheridos a su aplicación se ha reducido en los últimos días en torno a un 50%.

Un portavoz de otra de las plataformas ha confirmado a Efe que existe "un porcentaje importante de restaurantes que se da de baja" de su aplicación, aunque ha asegurado que también hay interés por sumarse por parte de establecimientos que hasta ahora no apostaban por este servicio.

No obstante, ha reconocido que la incorporación de nuevos grupos no compensa el volumen de pedidos perdido, ya que alguna de las cadenas que ha decidido dejar de dar servicio a domicilio generaba mucha más actividad.

Hoy martes, los operadores del sector agrupados en la patronal Adigital (Glovo, Deliveroo, Ubereats y Stuart) han apuntado que mantendrán su actividad por considerar que el envío de comida a domicilio "contribuye de manera significativa a aliviar los efectos sociales y económicos de la difícil situación que vive el país".

Las plataformas de envío de comida a domicilio ya registran caída en su actividad debido al cierre de bares y restaurantes decretado por el Gobierno, pero también por la decisión de grandes cadenas de suspender este servicio en el marco de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.