Buscan garantizar los suministros básicos

Las energéticas reparten salvoconductos para operar las infraestructuras críticas

Firmas como Endesa, Iberdrola, Naturgy, Repsol, EDP o Enagás distribuyen acreditaciones entre empleados clave válidas ante las autoridades para garantizar su libre circulación en estado de alarma

Foto: Central nuclear de Ascó I.
Central nuclear de Ascó I.
Adelantado en

Las grandes operadoras energéticas en España están implementando planes de contingencia para garantizar los suministros esenciales de electricidad y gas a la población durante el periodo de estado de alarma decretado este sábado por el Gobierno para combatir la emergencia sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus.

En este contexto de fuertes restricciones a la libre circulación, diversas fuentes empresariales consultadas por El Confidencial aseguran que las principales compañías del sector, como Endesa, Iberdrola, Naturgy, Repsol, EDP, REE o Enagás, están solicitando la expedición de salvoconductos para los trabajadores clave encargados de garantizar el funcionamiento de las infraestructuras críticas. El objetivo es que puedan realizar sus desplazamientos sin interrupciones de las fuerzas de seguridad, encargadas de controlar que se cumpla con el régimen de aislamiento establecido por real decreto. El Gobierno ha dado orden de multar con hasta 600.000 euros a quien incumpla las órdenes y las restricciones de circulación.

Así, los trabajadores designados para gestionar este periodo crítico han recibido documentación acreditativa ante las autoridades que deben llevar en todo momento consigo junto con sus identificaciones corporativas para asegurar su llegada a los centros de trabajo. El catálogo de infraestructuras críticas es secreto de Estado. Sin embargo, se sabe que determinadas instalaciones energéticas (redes, centrales de generación térmica o nuclear, centros de transformación, etc.) están incluidas en el mismo, dado que de ellas depende el suministro energético, bien básico imprescindible y de primera necesidad.

Centro de control eléctrico de Red Eléctrica de España. (Foto: REE)
Centro de control eléctrico de Red Eléctrica de España. (Foto: REE)

"Tenemos que subdividir todo el personal para que haya diversos grupos sin contacto entre ellos, con el fin de tener trabajadores disponibles en todo momento. Necesitamos los salvoconductos porque no nos podemos permitir que la Policía, Guardia Civil o el Ejército retengan a trabajadores que tienen que acudir con premura a las centrales de generación y otras instalaciones clave", destaca un responsable de una eléctrica.

Las fuentes consultadas ven básicas estas acreditaciones en el escenario de incertidumbre actual. Se ha declarado el estado de alarma, pero creen que deben estar cubiertos ante un aumento de las restricciones. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, señaló que estamos en un escenario dinámico, y que las decisiones se van tomando con base en las recomendaciones que en cada momento van haciendo los expertos. De esta forma, el presidente no cerró ninguna posibilidad tras ser preguntado por un posible aumento de las restricciones en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros extraordinario.

Sea como fuere, el propio real decreto de declaración del estado de alarma ha querido dejar clara en el artículo 17 su competencia en un asunto tan fundamental en un estado de emergencia sanitaria como el actual, con la "garantía de suministro de energía eléctrica, productos derivados del petróleo y gas natural". "Las autoridades competentes delegadas podrán adoptar las medidas necesarias para garantizar el suministro de energía eléctrica, de productos derivados del petróleo, así como de gas natural, de acuerdo con lo previsto en el artículo 7 de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del sector eléctrico, y en los artículos 49 y 101 de la Ley 34/1998, de 7 de octubre, del sector de hidrocarburos", concluye.

Planes de Iberdrola, Naturgy y REE

Iberdrola ha puesto en marcha 65 medidas destinadas a garantizar la operativa de su negocio. "Las medidas incluyen protocolos extraordinarios para colectivos críticos de los negocios, esquemas de movilidad eventual y reubicación temporal de trabajadores de instalaciones o funciones esenciales en la generación, distribución y suministro eléctrico a clientes finales", sostiene la eléctrica vasca.

Naturgy ha anunciado este domingo que "ha intensificado las medidas de su protocolo de actuación ante el coronavirus en todas sus infraestructuras críticas". La firma gasista "ya tiene operativos centros físicos y tecnología de respaldo en diferentes puntos del país, además de la capacidad de gestión remota, para así garantizar en todo momento el suministro energético a los ciudadanos, a los hospitales, centros sanitarios, de emergencias, supermercados y establecimientos de necesidades básicas que en estos momentos están trabajando a un ritmo exhaustivo frente al Covid-19", detalla.

El objetivo es "garantizar en todo momento el suministro energético a los ciudadanos, a los hospitales, a los supermercados..."

Por su parte, Red Eléctrica de España asegura que "garantiza la continuidad del suministro eléctrico y refuerza las medidas de seguridad y aislamiento de sus centros de control". "Estas instalaciones, críticas para la seguridad del sistema eléctrico, tienen plena autonomía y están operadas por equipos independientes entre sí", explica, y añade: "Adicionalmente, para reforzar la seguridad del sistema eléctrico, la compañía ha habilitado un tercer centro de control independiente de los anteriores".

Por otro lado, y en relación con la red de transporte, REE "ha tomado medidas adicionales de prevención respecto a los equipos que operan el Centro de Supervisión de Telecomunicaciones y el Centro de Mantenimiento de Instalaciones, así como con los profesionales que forman parte de los retenes previstos para atender posibles incidencias en la red", concluye.

Extreman la precaución ante contagios

Todas estas compañías, además, están extremando las precauciones entre sus trabajadores, dado que cualquier positivo por coronavirus supone una merma de equipos que pone su operativa al límite, explica una fuente del sector, dado que una vez se conoce un contagio, las personas del mismo equipo que han estado en contacto también deben parar y guardar cuarentena.

De las empresas que tienen competencias sobre infraestructuras críticas, Repsol confirmó la semana pasada un caso de contagio. También Enagás detectó un caso.

La petrolera, que también tiene competencias en generación eléctrica tras la compra de las centrales de ciclo combinado de gas y las plantas hidráulicas de Viesgo, "activó un plan global en todas sus instalaciones para asegurar el normal funcionamiento de las operaciones, a la vez que se minimizan los riesgos de contagio y propagación de enfermedades infecciosas".

Por su parte, el gestor del sistema gasista procedió a cerrar la planta donde trabajaba el empleado infectado y activó su plan de contingencia. Sus instalaciones funcionan con normalidad.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios