alerta por pérdidas

El Covid-19 se lleva por delante el primer trimestre del Ibex y contamina todo el año

El negativo impacto que ya habían anunciado algunas empresas en sus cuentas por la crisis del coronavirus en China ha derivado en una debacle al infectarse sus mercados domésticos

Foto: Pantallas de la Bolsa de Madrid. (EFE)
Pantallas de la Bolsa de Madrid. (EFE)
Adelantado en

A falta de solo dos semanas para concluir el primer trimestre del ejercicio, la crisis del coronavirus ha hecho saltar por los aires las cuentas de resultados de este periodo y ha puesto en rojo el resto del ejercicio. Un golpe que explica el desplome de la bolsa durante las últimas jornadas, caídas que anticiparon lo que ha terminado ocurriendo: el cierre masivo de la actividad económica del país.

“La gente está ahora preocupada por su salud, pero cuando pasen estas semanas, llegará el siguiente problema, que es el impacto en la economía, en los puestos de trabajo”, reflexionaba el portavoz de una de las mayores empresas de la bolsa española el pasado viernes, apenas unas pocas horas antes de que el Ejecutivo de la Comunidad de Madrid decretara el cierre de todos los comercios, con la única excepción de supermercados y farmacias.

Después vino el anuncio del estado de alarma por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a partir de ahí, un movimiento en cadena de grandes compañías como Zara, Cortefiel o H&M, con presencia en todo el territorio nacional, comunicando la decisión de cerrar sus tiendas a partir del sábado a lo largo y ancho de todo el país.

La gravedad de la situación fue subrayada por el tenso debate que se vivió en el seno del Consejo de Ministros del sábado, un gabinete dividido, precisamente, por las medidas económicas que necesitan adoptarse para combatir la infección del coronavirus en los bolsillos de todos los españoles, y que todavía la ciudadanía está esperando conocer.

Muchas tiendas estaban perdiendo ya dinero incluso antes de ordenarse el cierre de comercios.
Muchas tiendas estaban perdiendo ya dinero incluso antes de ordenarse el cierre de comercios.

“Hay tiendas que llevaban toda la semana perdiendo dinero, abrir cada mañana le está costando dinero a la empresa y poniendo en riesgo a los empleados”, aseguraba el jueves la dependienta de una conocida cadena de moda, empresa que terminó claudicando y dictando la clausura de todos sus establecimientos.

Este testimonio ayuda a ilustrar cómo todo el mes de marzo, un tercio del trimestre, se ha ido a pérdidas en muchas empresas ya desde antes de decretarse el cierre de tiendas. Si a esto se añaden las turbulencias procedentes de China, que ya se sintieron durante febrero, el resultado es desolador.

"El teléfono no suena más que para anular operaciones y visitas previstas", se lamenta un bróker inmobiliario centrado en alquiler de oficinas

“El teléfono no suena más que para anular operaciones y visitas previstas. ¿Quién va a querer ir a visitar ahora una oficina? Si nadie sabe qué va a pasar en el futuro con su empresa, como para plantearse invertir en una nueva sede”, señalaban el pasado miércoles desde un bróker inmobiliario.

A la espera de acontecimientos en una crisis cuyas dimensiones varían de un día para otro, basta echar la vista atrás al impacto que ya ha tenido China en los resultados de las empresas, para entender a qué se enfrentan las compañías ahora que el virus ha golpeado con fuerza su mercado doméstico: el español, en nuestro caso, pero el europeo, para todo el Viejo Continente, el nuevo epicentro global de la infección.

Los supermercados permanecerán abiertos a pesar del estado de alarma.
Los supermercados permanecerán abiertos a pesar del estado de alarma.

Por ejemplo, la cervercera AB InBev, la mayor del mundo, había anticipado una caída del 10% de su resultado bruto de explotación (ebitda) en el primer trimestre por el impacto del coronavirus en el gigante asiático. Los líderes de la moda Inditex y H&M han visto cómo la flor y nata de la banca de inversión (UBS, Citi, Credit Suisse o JP Morgan) ha multiplicado los informes en que advierte sobre las millonarias consecuencias que va a tener el Covid-19 en los resultados de esta industria.

Hasta la todopoderosa Coca-Cola había adelantado que la crisis del virus en China iba a impactar en sus cuentas del primer trimestre por los retrasos y problemas que han tenido algunos proveedores del país asiático. Con este precedente, ¿cuál será el impacto ahora que se ha decretado el cierre de todos los bares y restaurantes?

Y es que, aunque en un primer momento se puso el foco del impacto de la crisis del coronavirus en el turismo, con aeropuertos y hoteleras cayendo a plomo en las bolsas, el avance de la infección y la creciente evidencia de que la única forma efectiva de pararla es cerrando a cal y canto los comercios y recluyendo a la población en sus casas han terminado contaminando a prácticamente todos los sectores, con mínimas excepciones, como los supermercados y farmacias.

Un varapalo cuya principal medicina, se supone, serán las medidas económicas que anunciará el Gobierno mañana martes, aunque la evidencia de la división existente en el Ejecutivo en esta materia y los pies de barro sobre los que ya se estaba moviendo la economía hacen temer que la infección pueda ser realmente grave.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios