ANTE EL ESTADO DE ALARMA GENERAL

El Corte Inglés cierra parte de sus centros y manda a casa a miles de empleados

El grupo adopta esta decisión tras el decreto del estado de alarma anunciado por el Gobierno, por la caída de las ventas y para proteger la salud de sus trabajadores y clientes

Foto: Foto: Reuters
Foto: Reuters

El Corte Inglés cerrará un gran número de sus centros comerciales por primera vez en la historia del grupo de distribución ante el riesgo expansivo de contagio del coronavirus entre los clientes y los empleados. El 'holding' de grandes almacenes, que está sufriendo una brusca caída de las ventas, tomará la decisión en cuanto el Gobierno y las comunidades autónomas adopten los decretos para aplicar el estado de alarma anunciado por Pedro Sánchez y que entrará en vigor a partir de este sábado.

Así lo aseguran fuentes próximas al 'holding' de grandes almacenes, que opera cerca de un centenar de tiendas en toda España. La compañía adoptará esta histórica medida en firme en cuanto las comunidades autónomas apliquen los decretos que ordenan el cierre general de todos los establecimientos públicos, con la excepción de los supermercados y las farmacias. En principio, los cierres afectan a los centros en Madrid, el País Vasco, Cantabria y Cartagena.

El futuro inmediato de los centros de Cataluña se decidirá tras una conversación con la Generalitat, que ya ha ordenado oficialmente la clausura de todas las tiendas. En estas tres áreas geográficas, la cadena cuenta con 31 establecimientos. La compañía decidirá en los próximos días sobre el resto en función de la evolución de la epidemia

El detalle es muy relevante porque si el cierre se toma de forma voluntaria o forzada por una orden gubernamental el impacto en el paro forzoso laboral en sus instalaciones y sus consecuencias económicas en la cadena son muy diferentes. Si bajase la persiana por decisión propia, los costes del probable Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para una gran parte de sus 80.000 empleados correría a cargo de la compañía. Pero si el cierre es obligado, el Gobierno correría con parte de las indemnizaciones de los afectados.

La medida, que ya ha sido aplicada por el Grupo Cortefiel en sus tiendas en Madrid, La Rioja y el País Vasco, así como por Adolfo Domínguez en la capital, se adopta por el riesgo creciente de contagio en sitios cerrados y las recomendaciones lanzadas por las administraciones sobre concentraciones de personas en establecimientos públicos. Unos consejos que desde el pasado lunes por la tarde, cuando Madrid anunció el cierre de los colegios, estaban teniendo un efecto muy severo en las tiendas.

En primer lugar, El Corte Inglés, como la mayoría de supermercados, registró una venta masiva de productos de primera necesidad, que provocó incluso momentos puntuales de desabastecimiento. Pero, por otra parte, desde el martes, el 'holding' empezó a percibir un descenso de más del 20% en la asistencia de clientes a los centros comerciales, porcentaje que se disparó a más del 50 y el 70% en los días siguientes.

ERTE a la vista

Ante esa tesitura de caída significativa de la rentabilidad y, principalmente, por el riesgo para la salud de sus empleados, El Corte Inglés ha reunido a su comité de crisis para decidir el cierre momentáneo de sus establecimientos. La medida supondrá el cese temporal de la actividad en todas sus plantas, salvo las dedicadas a las salas de supermercados.

También se verán afectadas sus agencias de viajes, negocio que está sufriendo un desplome de las reservas superior al 50%. Esta división emplea a cerca de 5.000 trabajadores, muchos de los cuales van a ver recortadas sus jornadas de trabajo y su remuneración cuando se estabilice la situación, ya que el ERTE que se aplicará en esta filial será más prolongado.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios