LA CNMV PROHIBE LAS VENTAS EN CORTO

El Ibex firma su mayor caída semanal (-20,85%) desde Lehman Brothers

El Ibex 35 ha aflojado el rebote a un 3,7% tras abrir Wall Street con subidas del 4%. El índice ha llegado a dispararse más de un 10% por las palabras de Philip Lane desde el BCE

Foto: Bolsa de Madrid (Efe)
Bolsa de Madrid (Efe)

Después de la tormenta, llega la calma, al menos por el momento. Los inversores tratan de recuperarse de la sangría de la víspera tras asistir impotentes al mayor desplome de la historia de la bolsa española. Un 14% se dejó el Ibex 35 en un mercado completamente roto que había puesto todas sus esperanzas en la puesta de largo de la recién llegada a la presidencia del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde. Pero la mandataria no es Mario Draghi y el famoso "what ever it takes" de este se convirtió en un "yo no estoy aquí para borrar primas de riesgo"... y la decepción dio paso rápidamente al pánico.

Con los desplomes del lunes y después el jueves negro, la bolsa ha cerrado la semana con un desplome del 20,85% — unas pérdidas semanales superadas solo por las de la quiebra de Lehman Brothers en 2008, cuando el índice se dejó un 21,1%.

Este viernes, ha tenido que salir este viernes al paso el economista jefe del BCE, Philip Lane, responsable del diseño de las herramientas del regulados, para asegurar que "no tolerará" ninguna amenaza a la transmisión de la política monetaria y ha abierto la puerta a una bajada de tipos. "Aunque la tasa de la facilidad de depósito fue mantenida ayer en su actual valor de -50 puntos básicos, el Consejo de Gobierno conserva la opción de futuros recortes si así lo justificara un empeoramiento de las condiciones de financiación o una amenaza para el objetivo de inflación en el medio plazo".

Philip Lane (Reuters)
Philip Lane (Reuters)

Un mensaje que ha llegado a las bolsas, que ya desde primera hora amanecían dispuestas a rebotar. El Ibex 35 se disparaba un 6,5% en los primeros compases, pero inmediatamente después moderaba el avance hasta el 3%. Tras el mensaje de Lane cogía nuevo impulso por encima del 11%. Sin embargo, la apertura de Wall Street ha pesado sobre las bolsas europeas, que han terminado el día con una subida del 3,74% en el caso del Ibex 35, del 1,83% en el caso del CAC 40, del 6,69% en el caso del MIB y del 0,83% en el caso del DAX.

En Wall Street, el Dow Jones (que sufrió el jueves su mayor caída desde 1987) subía un 2,28% a mediodía neyorquino del viernes, mientras que el Nasdaq ganaba un 3,28% y el S&P 500 otro 3,28%. Sin embargo, tras declarar Trump el estado de emergencia, el mercado se disparó en la última media hora hasta cerrar con alzas del 9,36% en el caso del Dow Jones, del 9,28% en el del S&P 500 y del 9,34% en el del Nasdaq.

En cuanto al comportamiento por valores, las mayores ganancias del selectivo se concentraban en Acciona (+15%), el Sabadell (+11%), Amadeus (+9%), Bankia (+7%) y Siemens Gamesa (+7%). Al lado de los perdedores, destacaban MásMóvil (-3,7%), Colonial (-3,6%), Ence (-3,5%), y el Santander (-3,3%).

El mercado se encuentra en una situación tan crítica que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se ha visto obligada a prohibir las ventas en corto durante este viernes 13 de marzo sobre las 69 cotizadas españolas y ha advertido de más turbulencias en los próximos días. Así, el veto bajista se aplicará a las acciones cuyo precio haya caído más de un 10% el jueves y sobre las consideradas 'ilíquidas' que hayan perdido un 20%. También en Italia y Francia, los reguladores de los mercados financieros han tomado esta medida.

Pero el rebote pende de un hilo. En este sentido, desde Link Securities apuntan que "es complicado que este rebote vaya a más o termine consolidándose, aunque tampoco lo descartamos ya que, en principio, y con la información disponible, las valoraciones de muchas compañías son, como poco, atractivas, y todos los valores presentan a estas alturas elevados niveles de sobreventa".

Al mismo tiempo, el Ejecutivo comunitario ha decidido este viernes anunciar que los Estados miembros tienen carta blanca y manga ancha para disparar su gasto para hacer frente al reto del coronavirus en una situación económica que “está deteriorándose rápidamente”, según han explicado las fuentes comunitarias. No ha hecho falta el permiso de Bruselas: Alemania ya había anunciado unos minutos antes que ofrecía una línea de crédito sin límite a las pequeñas y medianas empresas alemanas.

Y es que la Comisión prevé que la Unión Europea y la Eurozona puedan caer en recesión en 2020 a causa de los efectos económicos del coronavirus, según han explicado técnicos comunitarios tras la presentación de las medidas por parte de la Comisión Europea. “Es muy probable que el crecimiento de la Eurozona y la UE caiga por debajo del cero por ciento este año y posiblemente muy por debajo de cero”, ha asegurado el director general de Asuntos Económicos del Ejecutivo comunitario.

Miedo a la destrucción de valor

Y es que nos encontramos ante una de la mayores crisis bursátiles de la historia provocada por un virus, el Covid-19, que ha puesto en evidencia la capacidad de gestión de las clases dirigentes. "Pero esta destrucción de valor, de no corregirse en el corto plazo, algo que vemos poco probable, tendrá un importante impacto económico, financiero y, también, social; pasará una factura dolorosa a corto/medio plazo. El conocido como “factor riqueza” entrará en juego, pero esta vez en sentido negativo, ya que muchos ahorradores, de “todos lo tamaños”, “ricos y menos ricos”, han perdido en pocos días cerca o más del 30% de sus ahorros invertidos en renta variable, lo que condicionará a corto/medio plazo, más en EEUU donde los ciudadanos suelen ser muy activos en los mercados de valores, sus decisiones de compra", sostienen.

Ante este escenario, el último banco central en actuar ha sido el de Noruega, que ha decidido bajar en 50 puntos básicos el tipo de interés de referencia hasta el 1% tras mantener una reunión de emergencia para estudiar el impacto de la epidemia del coronaviris en la economía del país y concluir que hay riesgo de que se produzca una "recesión pronunciada".

En cuanto al mercado de deuda, la prima de riesgo española cae con fuerza, un 12% hasta los 114 puntos básicos tras dispararse en la víspera mientras los inversores se refugiaban en el bund alemán. En el mercado de bonos, el título alemán a diez años subía moderadamente en rentabilidad hasta un tipo del -0,55%, mientras el español ganaba, pero menos, hasta quedarse en un 0,63%. El 'treasury' americano a 10 años, a su vez, ya cotiza en un 0,93%.

En el otro foco de atención, el petróleo, recuperaba parte de las pérdidas de la víspera. El barril Brent de referencia en Europa avanzaba un 3,6% hasta los 34 dólares, mientras que el Texas de referencia en EEUU sumaba un 3,8% hasta los 32,7 dólares.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios