Dejaría el sector entre la espada y la pared

Temor en los hoteleros españoles a que TUI alegue causa mayor por la crisis sanitaria

Fuentes jurídicas vinculadas al sector hotelero han advertido de que, en caso de que TUI aplique esta cláusula de manera unilateral y generalizada, se avecina una gran batalla judicial

Foto: Una pareja observa la embarcación Tui Discovery. (EFE)
Una pareja observa la embarcación Tui Discovery. (EFE)

Diversas fuentes del sector hotelero han manifestado su temor a que TUI, el turoperador más grande del mundo, suspenda en breve todos sus contratos en España invocando una cláusula de “causa mayor” por culpa de la epidemia de coronavirus que sacude el mundo y que está castigando con especial dureza a los grupos hoteleros, las líneas aéreas y el negocio turístico. Esta decisión, unilateral, dejaría a los hoteles en una situación de indefensión y entre la espada y la pared financiera, en especial a los grupos que estén más apalancados.

Este medio ha consultado a fuentes oficiales de TUI sobre sus planes con los contratos hoteleros en España y si iba a invocar la clausula de “causa de fuerza mayor” de sus contratos pero la multinacional alemana ha optado por aplazar su respuesta hasta el día de hoy.

TUI es muy conocido por su operativa hotelera en Canarias pero en este momento cuenta con contratos con más de 400 hoteles en España. Estos contratos aseguran un porcentaje de ocupación hotelera que puede variar en cada caso pero que ronda el 80%. En caso de incumplimiento el turoperador no cubre ese 80% pero si una parte importante, que es lo que se denomina “la garantía”. Lo que supone la suspensión de los contratos en vigor es que esa “garantía” no se cobraría y por tanto los hoteles se quedarían con las habitaciones vacías y sin la cobertura que hasta este momento habían contado. El sector se juega cientos de millones de ingresos en un momento en que las reservas de habitaciones se están derrumbando en caída libre. No solo por el descenso en Semana Santa, que ya se da por perdida, sino por cómo esto está impactando en la campaña de verano cuya comercialización debería empezar ahora.

Fuentes jurídicas vinculadas al sector hotelero español han advertido de que, en caso de que TUI aplique esta cláusula de manera unilateral y generalizada, se avecina una batalla judicial. Porque TUI no puede hacer esto a menos que el Gobierno central declare que el coronavirus es una causa mayor. Pero tiene que hacerlo en el BOE. De manera legal. Si no, con el espacio aéreo abierto y sin que se hayan cerrado fronteras, TUI tendrá muy difícil de justificar ante un tribunal su decisión por mucho que la OMS ya haya declarado el coronavirus como pandemia.

En Italia, por ejemplo, el Gobierno lo ha hecho, al permitir que no se paguen las hipotecas. Eso sienta un precedente para que otras partes contratantes puedan acogerse al principio de “causa mayor”. Pero eso no ha pasado en España todavía.

Situación delicada

Fuentes hoteleras han apuntado que las empresas del sector más perjudicadas, en caso de que la declaración de TUI se produzca, serán aquellas que no sean propietarias de los activos y que solo sean una marca que por un lado paga alquileres de edificios y por otro negocia paquetes de habitaciones.

De producirse la decisión de TUI, provocaría un efecto arrastre: la competencia puede verse tentada a imitar a la mayor empresa del mundo en el sector

Otro problema es la gran relevancia de TUI en su mercado. Al ser el mayor operador del mundo, podría tener un efecto arrastre y que el resto de los competidores lo imiten, lo que agravaría todavía más la ya delicada situación de los hoteles españoles. El sector de los turoperadores se encuentra muy tocado tras la quiebra de Thomas Cook, un competidor directo de TUI. El gigante alemán sigue en beneficios, ganó 416 millones en 2019, pero la caída de esta partida en comparación con el año anterior bajó un 42,8% al cierre de 2019. El grupo factura más de 18.900 millones anuales.

Llueve sobre mojado

El grupo ya tuvo que hacer publico un 'profit warning' el mes pasado a causa de los problemas con su flota de aviones, un incidente que le ha costado en su previsión de ebitda un total de 200 millones. La nueva situación provocada por la pandemia afecta de manera directa al corazón de su negocio. Los problemas en España y el impacto de la epidemia en una caída drástica de las contrataciones puede resultar letal para un negocio que hace años que opera centrado más en el volumen que en la rentabilidad.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios