elecciones sindicales

CGT se queda el comité de Pull & Bear tras ganar Zara y avanza en su asalto a Inditex

El sindicato, que hace cuatro meses ganó las elecciones de Zara Madrid, se ha llevado toda la lista que tenía CCOO en Pull & Bear, lo que le permite ser la única candidatura en las elecciones de hoy

Foto: Fachada de una tienda de Pull & Bear. (Reuters)
Fachada de una tienda de Pull & Bear. (Reuters)
Adelantado en

Apenas cuatro meses después de ganar las elecciones sindicales en Zara y Lefties en toda la Comunidad de Madrid, la CGT está llamada este miércoles a dar otro paso de gigante dentro del 'holding' gallego. La tercera cadena del grupo, Pull & Bear, elige este miércoles a los representantes de los trabajadores para los próximos cuatro años, cita a la que solo se presenta la lista de CGT, tras haber 'robado' a la otrora todopoderosa CCOO toda su candidatura.

Según han confirmado dos miembros del comité de empresa de Pull & Bear, su intención inicial era volver a presentarse bajo el paraguas de Comisiones, como le comunicaron al sindicato el pasado diciembre. Sin embargo, cuando se constituyó la mesa el pasado 3 de febrero, y se encontraron con que CGT también iba a llevar su lista, se sentaron a hablar. "Era absurdo tener dos líneas de trabajo cuando vamos a pelear por lo mismo", señala una de las representantes de los trabajadores que lideraron este cambio y que pide salvaguardar su anonimato.

Una semana después, el 10 de febrero, los 13 miembros de CCOO del comité de empresa de Pull & Bear acordaron presentarse a las elecciones de este 4 de marzo bajo las siglas de CGT, decisión que comunicaron 10 días más tarde a comisiones, que ha sido incapaz de lograr los apoyos necesarios para presentar su propia candidatura. En cambio, bajo sus nuevas siglas, el comité de Pull & Bear ha conseguido 90 firmas de apoyo, 10 más de las que logró bajo el nombre de CCOO, sobre una plantilla total de 500 personas.

El vuelco sindical vivido en la tercera cadena del grupo Inditex guarda muchas similitudes con lo ocurrido en Zara y Lefties: una combinación entre el creciente descontento por las condiciones laborales de la plantilla en tienda (duramente sacudida por el comercio electrónico, los nuevos convenios o las políticas de comisiones por ventas), y el desencanto hacia los dos grandes sindicatos, CCOO y UGT, a los que acusan de estar más preocupados por mantener sus reinos de taifas que en defender a la plantilla.

Exterior de una tienda de Pull & Bear. (Reuters)
Exterior de una tienda de Pull & Bear. (Reuters)

"En los ocho años que hemos formado parte de Comisiones, hemos tenido más problemas con el sindicato que con la empresa", añade la misma sindicalista. Ahora, junto a los representantes de Zara, su objetivo es pelear por políticas comunes para todas las tiendas, independientemente de la cadena, ya que consideran que tienen los mismos problemas y pertenecen al mismo grupo. Dicho con otras palabras, frente al 'divide y vencerás' que podría interesar a la compañía, su bandera como CGT es 'la unión hace la fuerza'.

Por el momento, el sindicato ha logrado un salto de gigante en apenas cuatro meses, ya que cuando se confirme el asalto a Pull & Bear, tras las elecciones de este miércoles, CGT contará ya con 28 representantes sindicales de los 111 que suman las diferentes cadenas de Inditex en la Comunidad de Madrid. En Stradivarius, Zara Home, Massimo Dutti y Kidy's Class ha habido recientemente elecciones, mientras que en Bershka, la segunda cadena del grupo, serán en mayo. En términos de plantilla, Zara es el buque insignia del grupo, con unos 2.000 trabajadores fijos y hasta cerca de 4.000 si se suman los temporales, seguida de Bershka y Pull & Bear, según las cifras que manejan los representantes de los trabajadores.

El objetivo de los representantes de CGT en Zara y Pull es empezar a trabajar de la mano, para que todas las tiendas tengan las mismas condiciones

Para hacerse una idea de la importancia que tiene ganar esta posición de fuerza en una compañía como Zara Madrid, basta el dato de que CGT, tras el éxito de octubre, se constituyó como sección sindical a nivel estatal para las tiendas, con la vista ya puesta en aprovechar este trampolín para seguir creciendo dentro del grupo. Además, cuenta con una alianza con CIG, el principal sindicato de Galicia, MIT en Zaragoa, y ELA, del País Vasco, para trabajar en la progresiva equiparación de las condiciones laborales en las tiendas, ya que, según denuncian desde el sindicato, un empleado de Madrid, solo con los pluses extra, puede cobrar una media de 200 euros menos que otro de A Coruña.

Precisamente en la tierra de origen de Inditex, CIG acaba de conseguir una victoria histórica al demostrar que la mayoría de trabajadores que tenían jornadas parciales, en realidad, deberían ser contratos de 40 horas semanales, lo que se ha traducido en que en todas las tiendas de Galicia, salvo en una de Ferrol, aquellos trabajadores que así lo han deseado han podido reconvertir su jornada completa, según han confirmado desde el sindicato gallego. Políticas en la línea de lo que CGT ya ha empezado a pedir para Zara... y en breve para Pull & Bear.

En estos cuatro primeros meses, las negociaciones entre CGT y Zara Madrid se han traducido ya en algunas mejoras como el pago de 80 euros por festivo para todo el mundo, independientemente de la antigüedad, ya que hasta ahora sólo los antiguos cobraban un extra de 72 euros; ampliación de los descansos de 15 a 20 minutos para las jornadas de menos de 6 horas; o un periodo de 20 horas para acompañamiento de familiares de primer grado al médico, siempre que esté debidamente justificado.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios