descarta más compras en España y Portugal

Merlin invertirá 540M en mejorar su cartera y concentrará en DCN las futuras compras

La socimi cerró el pasado ejercicio con un crecimiento del 9,2% del resultado operativo y del 5,2% en los ingresos. Sin embargo, el beneficio neto cayó un 34% por los extraordinarios de 2018

Foto: Ismael Clemente, consejero delegado de Merlin Properties.
Ismael Clemente, consejero delegado de Merlin Properties.

Nuevos tiempos para Merlin Properties. La socimi cerró el pasado ejercicio con unos resultados que reflejan la madurez de la compañía, con unos ingresos de 525 millones (+5,2%), un beneficio bruto operativo (ebitda) recurrente de 425,5 millones (+5,4%) y un beneficio de las operaciones (principal indicador del negocio a ojos de la compañía) de 313,3 millones (+9,2%).

Sin embargo, la empresa dirigida por Ismael Clemente sufrió una caída del beneficio neto del 34,1%, hasta 563,6 millones, debido al resultado extraordinario que se anotó un año antes, en el ejercicio 2018, por la venta de Testa, y a la menor revalorización de los activos. Si se excluyen los atípicos, el beneficio neto habría crecido un 3,6%. Además, la socimi alcanza unas cifras de ocupación del 94,8%, con un incremento de rentas en términos comparables del 7,3%.

Con esta velocidad de crucero alcanzada, Merlin Properties ha decidido concentrar sus esfuerzos en mejorar y gestionar su cartera, valorada al cierre de 2019 en 12.751 millones de euros (+5,9%), objetivo que ha estructurado en cuatro planes de construcción y reforma actualmente en marcha (Landmark I, Flagship y Best II y III) que exigirán inversiones por un importe de 540 millones de euros hasta 2022.

De hecho, salvo alguna operación oportunista que pueda surgir, la socimi no prevé realizar ninguna compra en España ni en Portugal, ya que prefiere destinar el dinero a mejorar los activos que ya tiene y concentrar todos los esfuerzos en Operación Chamartín, proyecto que está llamado a ser el trampolín del próximo salto de dimensión de la compañía.

Merlin está enfocado en remodelar su cartera.
Merlin está enfocado en remodelar su cartera.

Aunque Merlin cuenta actualmente solo con un 14,46% del capital, es conocida su vocación de crecimiento dentro del capital de Distrito Castellana Norte (DCN), la promotora de este desarrollo, donde aspira a convertirse en el principal accionista con la compra de más participación a BBVA, dueño del 75%.

A la espera de que vaya consiguiendo avanzar por este camino, Merlin ha estimado ya en casi 250 millones el dinero que deberá invertir en toda la tramitación hasta conseguir que los solares sean suelo finalista urbanizable, momento a partir del cual podrán comenzar las obras de cimentación de los edificios.

Además, la socimi ha desembolsado 168 millones de euros en la compra de su participación en DCN a Grupo San José, lo que eleva hasta 418 millones toda la inversión prevista por la socimi en Operación Chamartín con la posición accionarial que tiene actualmente, ya que prefiere no hablar de futuribles ni especulaciones.

Tras un cuarto de siglo esperando conseguir todas las licencias administrativas, este desarrollo inmobiliario ya solo está pendiente de que la Comunidad de Madrid dé sus bendiciones, hito que, previsiblemente, será a finales del próximo mes de marzo, según el calendario con el que trabajan desde el Gobierno regional.

Endeudamiento y dividendos

"A pesar de la adquisición extraordinaria de una participación en DCN durante el ejercicio, la compañía ha reducido su nivel de endeudamiento relativo al valor de los activos, hasta situarlo en el 40,6%, habiendo abaratado los costes de la deuda y alargado los plazos de vencimiento", ha señalado la socimi.

De hecho, uno de los aspectos por los que Merlin saca pecho son los 610 millones de valor para el accionista conseguidos en 2019 entre dividendos y aumento del valor de activos, lo que representa una tasa de rentabilidad anual equivalente al 8,8%.

Merlin, que este jueves celebró consejo de administración, ha decidido repartir un dividendo complementario de 32 céntimos por acción, pagadero en mayo y con cargo a los resultados de 2019, importe adicional a los 20 céntimos repartidos a cuenta en octubre, lo que ha elevado a 52 céntimos por acción la retribución total al accionista el año pasado, un 4% más. De cara a 2020, estima que repartirá entre todos sus inversores 244 millones o 0,52 euros por título.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios