El azulejo se prepara para denunciar a Arabia Saudí ante la OMC por trabas comerciales
  1. Empresas
LOS JEQUES ÁRABES, DETRÁS DE LAS BARRERAS

El azulejo se prepara para denunciar a Arabia Saudí ante la OMC por trabas comerciales

Las empresas españolas denuncian barreras de entrada a través de un sello de calidad que pone en juego ventas por valor de más de 100 millones. La patronal apunta a los jeques árabes

Foto: Vicente Nomdedeu, presidente de la patronal azulejera Ascer.
Vicente Nomdedeu, presidente de la patronal azulejera Ascer.

Uno de los tradicionales mercados de exportación del potente sector azulejero español ha entrado en barrena. Arabia Saudí ha pasado de ocupar el segundo o tercer puesto en la clasificación internacional como cliente de productos cerámicos, con compras de hasta 172 millones de euros anuales, pico máximo de la última década alcanzado en el año 2015, a desplomarse a la novena plaza en 2019. La cifra de facturación cayó a apenas 70 millones, mucho menos de la mitad.

Las razones son, por una parte, puramente de coyuntura económica. La moderación del precio del barril del petróleo ha repercutido en los ingresos del país y ha enfriado su economía, lo que afecta a un sector clave como es el de la construcción. Pero las grandes empresas del sector, agrupadas en torno a la patronal Ascer y muy concentradas en el clúster de Castellón, apuntan a otro factor clave en el descenso de las ventas: el endurecimiento de las trabas comerciales que está imponiendo la monarquía absoluta de Salman bin Abdulaziz, ahora muy infuenciada por la gestión del príncipe heredero, Mohamed bin Salman (MBS).

"Estamos perdiendo mucho dinero, y lo que es más importante, la posición en el mercado", dicen desde la patronal azulejera española Ascer

Arabia incorporó el pasado otoño un nuevo mecanismo de certificación de calidad, una 'quality mark', cuya tramitación es considerada arbitraria, confusa y muy lenta por parte de los exportadores españoles. Hasta la fecha, solamente 15 empresas han logrado completar las auditorías y evaluaciones que realiza la Organización de Normalización, Metrología y Calidad Saudí (SASO, por sus siglas en inglés), un organismo similar a Aenor encargado de expedir los certificados para poder introducir productos en el país. Hay otras 60 compañías azulejeras exportadoras españolas a la cola que están comunicando muchos problemas, procedimientos confusos y arbitrariedades a la hora de obtener este sello.

placeholder Reunión del comisario de Comercio, Phil Hogan, con los representantes de Ascer y la eurodiputada Inmaculada Rodríguez Piñero.
Reunión del comisario de Comercio, Phil Hogan, con los representantes de Ascer y la eurodiputada Inmaculada Rodríguez Piñero.

Alberto Echavarría, secretario general de Ascer (donde se integran empresas como Porcelanosa, Pamesa, Keraben o Esmalglass), señala en declaraciones a El Confidencial que el sector está perdiendo entre ocho y 10 millones de euros todos los meses como consecuencia de las ventas que no se están produciendo. “Hay una preocupación seria e, incluso, de desamparo. España tiene las competencias de comercio internacional derivadas a la Unión Europea, que es la que tiene que hacer las gestiones correspondientes. A pesar de que hemos trasladado nuestra preocupación, todo va muy lento. Estamos perdiendo mucho dinero y, lo que es más importante, la posición en el mercado, porque cuando esto se haya resuelto muchos de los distribuidores en Arabia Saudí se habrán buscado alternativas”.

Foto: González Laya ante la Comisión de Asuntos Exteriores. (EFE)

A través de la eurodiputada socialista Inmaculada Rodríguez Piñero, los responsables de la patronal azulejera mantuvieron el pasado 12 de febrero una reunión en Estrasburgo con el comisario de Comercio de la UE, Phil Hogan, en la que le trasladaron sus inquietudes. Este se comprometió a hacer una mediación en una próxima visita a Arabia Saudí planificada para el próximo mes de abril.

Sin embargo, las empresas creen que la diplomacia comercial comunitaria se está moviendo demasiado lentamente, apuntan a familias vinculadas a los jeques árabes con intereses en el sector y ven un intento deliberado del Estado saudí por trabar la entrada de las referencias europeas en el país, un problema que afecta también a los productores italianos.

Las azulejeras han activado el mecanismo Trade Barriers Regulations, que puede derivar en un caso ante la OMC si el país tercero no cede

En este sentido, Echavarría explica que el sector ha activado el mecanismo para denunciar ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) las barreras comerciales que trata de imponer el país de Oriente Medio, adscrito al organismo internacional que regula las relaciones comerciales internacionales. Para ello, ha recurrido a la vía Trade Barries Regulations (TBR) o Reglamento sobre Obstáculos al Comercio, un instrumento habilitado por la UE en 1995 que está diseñado para eliminar obstáculos al comercio en terceros países y abordar prácticas desleales de comercio exterior.

Según señala en su reglamento para la propia Unión Europea, cualquier empresa o asociación de empresas el mercado interior puede utilizar el TBR para quejarse de los obstáculos al comercio en terceros países (por ejemplo, prohibiciones de importación), o sobre prácticas de comercio exterior que causen daños en el mercado de la UE (por ejemplo, subsidios extranjeros). Cualquier Estado miembro de la UE puede, además, presentar una queja con respecto a cualquier obstáculo al comercio.

Las investigaciones a través de este mecanismo pueden conducir a la búsqueda de distintas soluciones, incluido un caso de la Organización Mundial del Comercio si resulta imposible llegar a un acuerdo satisfactorio con el tercer país en cuestión. Es lo que buscan el sector azulejero español y también el italiano si el reino alauita mantiene sus trabas administrativas. Arabia es miembro de la OMC desde diciembre de 2005.

De Volkswagen a Burdeos

Desde su entrada en vigor en 1995, el TBR ha demostrado ser "una herramienta eficaz" para eliminar obstáculos al comercio. Volkswagen, por ejemplo, recurrió lo que consideraba una discriminación a la importación de vehículos extranjeros en el diseño del impuesto sobre el valor añadido (IVA) de Colombia. Tras una denuncia de TBR, la Comisión planteó el problema a las autoridades colombianas, que acordaron eliminar la discriminación fiscal. Gracias al mecanismo, los exportadores de automóviles de la UE aseguraron un campo de juego nivelado frente a sus competidores establecidos en Colombia, explican los servicios de comunicación de la Unión.

Un caso similar se produjo en el mercado farmacéutico turco con una queja presentada por la Asociación Europea de Industrias y Asociaciones Farmacéuticas.Turquía mantuvo una serie de regulaciones que afectaban la venta de productos farmacéuticos importados. En 2003, tras un expediente por la vía del TBR y una investigación de la Comisión, las autoridades turcas modificaron su sistema para no penalizar los productos importados. Otro caso fue la falta de protección de los vinos con indicación geográfica 'Burdeos' y 'Médoc' en Canadá (reclamación presentada por el Conseil Interprofessionnel du Vin de Bordeaux). Canadá se negó a proteger Burdeos y Medoc como indicaciones geográficas o denominaciones de origen. La Comisión negoció un acuerdo con Canadá que condujo a que estos términos estuvieran protegidos.

Arabia Saudí Industria Comercio exterior Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda