Ada Colau se impone al PSC y paraliza más de 4.000M de inversión en el 22@
  1. Empresas
La suspensión se alargará de forma indefinida

Ada Colau se impone al PSC y paraliza más de 4.000M de inversión en el 22@

Los cuatro meses son de suspensión potestativa, hasta poner en marcha el planeamiento general metropolitano. Después, la paralización seguirá y se extenderá a todo el distrito

Foto: Ada Colau se impone al PSC y paraliza más de 4.000M de inversión en el 22@
Ada Colau se impone al PSC y paraliza más de 4.000M de inversión en el 22@

Al final, Ada Colau se impone al PSC y paraliza más de 4.000 millones de inversión en el 22@, el nuevo distrito tecnológico que se estaba construyendo en el barrio de Poblenou. El daño concreto para los inversores resulta difícil de calcular, pero será profundo y prolongado en el tiempo, según apuntan fuentes del sector inmobiliario, que han visto con desazón cómo la alcaldesa y su mano derecha, la teniente de alcaldía, Janet Sanz, se imponen a los criterios más económicos y paran las licencias, aunque dicha orden carece de sentido legal y urbanístico. Con esta decisión, encalla la mayor y mejor herencia que los socialistas catalanes habían dejado a Barcelona desde los Juegos Olímpicos del 92.

El PSC ha votado a favor de la paralización porque Jaume Collboni ha optado por no romper el Gobierno municipal a pesar de una medida que va en contra de todo lo que históricamente han representado los socialistas en la capital catalana. Se ha pedido hablar con Collboni, pero este ha preferido no responder a las preguntas de El Confidencial. Con este golpe, el sector de las oficinas, que era el único que estaba tirando en actividad, queda paralizado en la zona de mayor desarrollo y en donde había más demanda de oferta.

Foto: Tensión en Barcelona entre Ada Colau y el PSC a cuenta del futuro urbanístico del 22@

Entre los inversores afectados, todos los tenedores de suelo en la zona, como Vardë, Metrovacesa o diversos particulares y fondos internacionales. De repente, el suelo en la zona se ha convertido en un activo problemático.

Los comunes han intentado minimizar el impacto de su medida explicando que la paralización de licencias se ha fijado en cuatro meses y que la medida afecta solo al 20% inversiones que se destinarían a proyectos de oficinas al norte de la Diagonal, en lo que es la prolongación del 22@. Pero se trata, como siempre en el caso de Colau, de una verdad a medias.

Primero, los cuatro meses son de suspensión potestativa, hasta que se ponga en marcha el nuevo planeamiento general metropolitano. Cuando el planeamiento arranque, y hasta su aprobación definitiva, la paralización no solo seguirá sino que se extenderá más allá del conjunto del 22@ ahora afectado por estos cuatro meses. Por ello, fuentes del sector inmobiliario auguran una paralización total de los proyectos a excepción de aquellos que ya tengan una licencia aprobada u obras en marcha. Es decir, en contra de lo que señala el ayuntamiento, el 22@ se paraliza y se queda a la mitad de lo que debía haber sido. Y lo hace no solo por la obstinación ideológica de Colau y su equipo sino también con la complicidad inexplicada de los socialistas catalanes.

Distrito 22@, en Barcelona.
Distrito 22@, en Barcelona.

Se supone que hay 46 licencias y cuatro planeamientos en marcha que continúan su desarrollo, pero estos también se pararán cuando se inicie el plan general metropolitano.

Justificación

El ayuntamiento justifica su decisión para “precisar que esta suspensión se hace con el fin de proceder a los estudios previos a la tramitación de una modificación de planeamiento general en el ámbito del 22@”, según consta en la resolución de Gerencia de Urbanismo que firma Janet Sanz. En otras palabras, no se explica. Aunque fuentes municipales apuntan que la intención del equipo de Colau es bajar el volumen de techo edificable, planificar más zonas verdes y elevar la cuota de viviendas del 10% actual de techo planificado hasta el 30%. Cara a sus votantes, se vende que la paralización es para dotar al 22@ de más vivienda. Es decir, se culpa al 22@ de la falta de vivienda en Barcelona, cuando esa falta es fruto de los cuatro años sin planificación urbana precisamente bajo el mandato de Ada Colau.

Colau ha incumplido todas sus promesas sobre vivienda en Barcelona, pero ahora lo solventa culpando al 22@, aunque el distrito sea de oficinas

Cuando llegó al ayuntamiento, Ada Colau prometió que haría 13.000 viviendas de protección pública en 2022. No entregó ninguna durante la primera legislatura del colauismo. Y hay en marcha solo 4.700, según fuentes del propio ayuntamiento. Esto no es imputable al 22@, de hecho, una zona que funcionaba sola. Pero precisamente esto es lo que no ha gustado a la alcaldesa y a los suyos.

Se sigue un patrón

Se sigue un patrón. Primero se paralizaron los nuevos hoteles, en un proceso que ha convertido el ayuntamiento en un campo de minas lleno de procesos judiciales. Tras parar los hoteles, Colau siguió con la misma dinámica y obligó a todos los promotores privados de vivienda a dedicar el 30% de sus promociones a VPO. Consecuencia: también paralizó la construcción de viviendas, con lo que al final del mandato ya no se construía ni la planificada. De manera que en Barcelona los precios han seguido subiendo hasta hace muy poco, pero el volumen de operaciones llevaba tiempo en caída libre.

Tras parar hoteles y vivienda nueva, Colau puso la proa al 22@, ya que las oficinas eran el auténtico motor del sector inmobiliario en la capital catalana. Ya lo intentó al final de la legislatura. Y ahora lo ha conseguido.

Ada Colau Jaume Collboni PSC Barcelona Inversores Mercado inmobiliario Oficinas
El redactor recomienda