Aprobación de la FCC y Justicia

T-Mobile y Sprint completan por fin su fusión en una operación de 26.500 millones

Los dos gigantes de las comunicaciones ya tienen la aprobación de los reguladores estadounidenses para sumar fuerzas. Será la segunda 'teleco' por volumen de clientes y dominará el 5G

Foto: Dos 'smartphones' con el logo de Sprint frente a un cartel de T-Mobile. (Reuters)
Dos 'smartphones' con el logo de Sprint frente a un cartel de T-Mobile. (Reuters)

T-Mobile y Sprint por fin lo han conseguido. Les ha costado hasta tres intentos, pero ya tienen la luz verde de todas las autoridades estadounidenses para llevar a cabo la fusión que convertirá a la suma de fuerzas en la segunda mayor 'teleco' de Estados Unidos por volumen de clientes.

La operación, cifrada en 26.500 millones de dólares, algo menos de 24.500 millones de euros, aglutinará a 80 millones de clientes, superando los 75 millones de AT&T, pero todavía lejos de los 114 millones de Verizon, la líder destacada.

Donde si tendrán el liderazgo será en el mercado del espectro de frecuencias, algo especialmente relevante ahora que le 5G sí que es una realidad en Estados Unidos. De hecho, se han comprometido a alcanzar una cobertura del 97% del territorio norteamericano en menos de tres años y a abarcar el 99% en un plazo de seis años.

Los inversores han celebrado el acuerdo regalando fuertes avances a Sprint, que avanzaba un 73% en el periodo de negociación pre market pasando de los 4,8 dólares con los que cerró la sesión de lunes hasta los 8,5 dólares con los que se aproximaba al toque de campana en Wall Street. T-Mobile, por su parte, registraba ganancias de cuatro puntos en Fráncfort y de un 8,5% en Wall Street.

La compañía resultante, que se quedará con el nombre de T-Mobile, tendrá una junta ejecutiva común, pero no estará presidida por John Legere, actual CEO para EEUU. Legere, que ha pilotado la integración de Sprint, dejará el puesto de mando a Mike Sievert el próximo mes de mayo, aunque sí que mantendrá su sillón en la cúpula directiva.

El CEO de T-Mobile en EEUU, John Legere. (Reuters)
El CEO de T-Mobile en EEUU, John Legere. (Reuters)

Como parte del acuerdo, y para evitar el veto de los reguladores de competencia, ambas compañías se comprometen a traspasar parte de sus activos a Dish, uno de los grandes actores de la televisión de pago en Estados Unidos, que se quedará con 9 millones de clientes y será la cuarta 'teleco' por número de usuarios.

Largo camino judicial

La fusión de Sprint y T-Mobile es una ambición histórica de ambas compañías. De hecho, hace ya dos años que acordaron los términos para sumar sus fuerzas, aunque se encontraron con la negativa de los reguladores de la Competencia en Estados Unidos.

En esta ocasión, la decisión de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por sus siglas en inglés) ha sido clave. La luz verde del organismo comandada por Ajit Pai ha sido decisiva para que se pudiera formalizar el acuerdo.

Fachada de una de las tiendas físicas de T-Mobile en EEUU. (Reuters)
Fachada de una de las tiendas físicas de T-Mobile en EEUU. (Reuters)

En cualquier caso, el gran espaldarazo ha llegado tras la firma de un juzgado de Manhattan, que se situaba en la misma línea que el Departamento de Justicia y la propia FCC. Solo falta la protocolaria aprobación la corte federal de Washington y del estado de California, que se dan por hechas.

Este retraso de casi dos años lo han provocado los fiscales de New York, California, Connectic, Hawai, Illinois, Maryland, Michigan, Minnesota, Oregon, Wisconsin, Massachusetts, Pennsylvania, Virginia y Washington D.C, estados gobernados por demócratas, que interpusieron una demanda conjunta tras la aprobación de la FCC a la operación.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios