LA RATIO CAE EN BANKINTER, BANKIA Y BBVA

Santander y Caixa disparan los ingresos por empleado tras sus ERE

Los dos bancos recortaron plantilla en 5.200 trabajadores en 2019, elevando tanto el margen bruto como los recursos gestionados de media por cada empleado

Foto: Oficinas del Banco Popular y del Santander. (EFE)
Oficinas del Banco Popular y del Santander. (EFE)
Adelantado en

La banca española se ha esmerado en recortar plantilla, y ya lleva un ajuste de más de un tercio de empleados en la última década. Solo en 2019, el ‘tijeretazo’ supuso la salida de más de 5.800 trabajadores, un 4%, entre bajas o prejubilaciones no repuestas y expedientes de regulación de empleo (ERE). La otra cara de la moneda es que ambos bancos disparan el volumen de ingresos y de activos gestionados por empleado.

Los mayores ajustes fueron de Santander y Caixabank, que siguen contando aun así con las plantillas más amplias. Las dos entidades han realizado sendos ERE. Si se comparan las cifras de empleados con el margen bruto, que es la partida que aglutina los ingresos generados por prestar dinero (margen de intereses), venta de productos (comisiones) y operaciones financieras, la rentabilidad por trabajador se ha disparado en ambos casos.

Los dos mayores bancos por ingresos y plantilla en España recortaron 5.255 empleos en 2019 —un 8% menos—, mientras que el margen bruto del agregado de ambas entidades aumentó un 2%. De esta forma, la ratio de ingresos por trabajador registró un incremento conjunto del 11%, que desgranado es del 15% en Santander y del 8% en Caixabank.

Esta ratio también mejoró en Unicaja, con un 4% en un año en el que el margen bruto se mantuvo casi constante pero recortó la plantilla un 3%. Esto es, en 201 trabajadores, después de pactar con los sindicatos la prejubilación de 167 empleados. Otro descenso importante en la plantilla fue el del Sabadell, del 4,2% con 772 trabajadores en el grupo, excluyendo Reino Unido. En este caso, los ingresos por empleado solo aumentaron un 1% por la caída del margen bruto.

En Liberbank, por su parte, hubo un recorte del 2% de empleos. Es decir, en 72 trabajadores hasta disminuir la plantilla a un perímetro de 3.726. Los ingresos por trabajador aumentaron en la misma medida en que disminuyó la plantilla, un 2%. Esta ratio registró caídas en Bankinter (-5,1%), Bankia (-4,2%) y BBVA (3,9%).

Bankinter y Bankia crearon empleo en 2019, principalmente el primero, con un aumento del 12% que fue mayor al registrado en el margen bruto, del 6%. En Bankia el crecimiento de la plantilla fue del 0,7%, pero por su sensibilidad a los tipos sigue sufriendo y el margen bruto cayó un 3,7%, mientras que en BBVA la plantilla disminuyó un 0,2% —55 empleos menos— y el margen bruto registró la mayor caída en el negocio español de los bancos cotizados, con un 3,9% menos.

Más activos por trabajador

Santander y Caixabank negociaron en 2018 durante meses con los sindicatos para realizar un profundo ajuste en 2019. El banco cántabro acordó con los sindicatos la reducción de 3.223 empleos, mientras que el catalán, con sede social en Valencia desde 2017, pactó la salida de 2.023 trabajadores.

En ambos casos hubo más voluntarios para adherirse que plazas. El resultado final, entre los ERE y otras altas o bajas en la plantilla, ha sido de un descenso de 5.255 empleados entre ambos, con una disminución de 3.599 trabajadores en Santander y de 1.656 en Caixabank.

Los cambios no sirven para mejorar el beneficio obtenido en España, que de hecho se ve golpeado por los extraordinarios que suponen los gastos de reestructuración, que ascienden a 978 millones en Caixabank, según las cuentas de la entidad, y a más de 1.000 millones en Santander, según estimaciones de los analistas. Pero sí han servido para disparar la rentabilidad por empleado.

Además del incremento del margen bruto generado de media por cada trabajador, también se eleva el volumen de activos que gestiona cada empleado. Los recursos de clientes del Santander en España ascendieron a 308.747 millones en 2019, un 3,3% más, con lo que alcanza los 11,2 millones, adelantando a Bankia (10,9 millones) y solo por detrás de Bankinter (26,5 millones).

Así, la ratio de recursos de clientes por empleado se dispara en Santander un 17%, mientras que en Caixabank aumenta un 5,2% hasta los 6,33 millones. También destacan el aumento en Sabadell, del 8% hasta los 9 millones, y de Liberbank, del 4,5% hasta los 6,6 millones. A la cola sigue Unicaja, que pese al aumento del 3,6% se queda en 5,7 millones. Por el contrario, la ratio cae en BBVA, un 0,15% hasta los 6 millones, y se mantiene casi constante en Bankia.

Los bancos han recortado más de un tercio del empleo que tenían en el inicio de la crisis y más del 40% de oficinas. Solo el año pasado, echaron el cierre más de 2.000 sucursales de los ocho bancos cotizados, el 11% de la red con la que habían acabado el año anterior. Solo Bankinter subió, con dos aperturas, mientras que en el lado opuesto destacan Santander y Bankinter, con recortes del 26% y el 14% respectivamente.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios