Andrés Rubio (ex Apollo) regresa con la compra de una 'fintech' española
  1. Empresas
OPERACIÓN CORPORATIVA

Andrés Rubio (ex Apollo) regresa con la compra de una 'fintech' española

Iman Capital, fondo lanzado por Andrés Rubio, toma una participación mayoritaria en la 'fintech' Crealsa, especializada en la financiación a autónomos y pymes

placeholder Foto: Andrés Rubio, socio fundador de IMAN Capital (Youtube)
Andrés Rubio, socio fundador de IMAN Capital (Youtube)

Andrés Rubio, el banquero que trajo a Apollo a España en plena crisis, regresa tras año y medio de parón. Lo ha hecho con el fondo IMAN Capital, lanzado por él mismo, con el que acaba de cerrar la compra de una 'fintech' española. Se trata de Crealsa, una de las mayores entidades de financiación alternativa a pymes y autónomos, que espera mover unos 100 millones de euros este año.

Con esta adquisición, Rubio cierra su primera operación desde que lanzó IMAN en Londres en 2018. Este fondo va a estar enfocado en la compra de negocios financieros e inmobiliarios en toda Europa. "Esta inversión representa nuestra entrada en el sector de los servicios financieros para pymes y autónomos donde vemos grandes posibilidades de crecimiento a futuro", asegura el financiero norteamericano, de familia española.

Foto: Bankinter

Crealsa es una 'fintech' española creada en 2009 enfocada en el descuento de pagarés y anticipos de facturas. Lo hace a través de una plataforma online enfocada en pymes y autónomos. Esta firma ha generado un volumen de 270 millones en los últimos años, en 50.000 transacciones con 3.000 clientes.

El objetivo de IMAN y Crealsa para este año es que la compañía financie pagarés y facturas por valor de 100 millones este año, y que multiplique esta cifra varias veces en los próximos. La 'fintech' tiene sede en Valencia y oficinas comerciales en Madrid y Murcia.

placeholder Los fundadores de Crealsa, José Molina y Javier Chibert
Los fundadores de Crealsa, José Molina y Javier Chibert

Sus dos socios fundadores, José Molina y Javier Chisbert, seguirán en el capital con una participación significativa y el primero seguirá gestionándola como consejero delegado. "Queremos ser un referente en el sector 'fintech' en España y por eso estamos encantados de asociarnos con IMAN Capital para la siguiente fase de desarrollo y expansión de negocio", afirma Molina.

Los asesores de la operación han sido Arcano, Gómez-Acebo y Pombo, KPMG y Capgemini, por parte de IMAN, y EY y Cuatrecasas, por la de Crealsa.

Operación retorno

Además de un regreso a España, esta operación supone la vuelta de Rubio al sector bancario español, que ya pisó a través de la compra de Evo Banco. Apollo compró esta entidad en 2014, por 60 millones de euros, a NCG. Desde entonces invirtió en su innovación tencológica y la vendió a Bankinter el año pasado por 66 millones. La operación fue rentable para el fondo norteamericano, pero menos de lo esperado.

Junto a Evo y otras financieras de consumo, su gran inversión en España fue Altamira, la gestora inmobiliaria de Santander. La compró en 2014 por 664 millones —el 85%— y salió en 2018 con la venta a DoValue, por 500 millones, tras el pago de elevados dividendos.

Junto a su trabajo en IMAN Capital, Rubio es consejero de Intrum, gestor del ladrillo de Banco Sabadell e Ibercaja, entre otras entidades; está en el consejo asesor de Quarza Inversiones, el fondo de Cristian Abelló; y está en el consejo internacional de Essex Lake, que asesora a grandes entidades en temas tecnológicos. Anteriormente estuvo en Apollo, Cerberus y Morgan Stanley.

Fintech Andrés Rubio Noticias del Banco Santander Apollo Capital Apollo Apollo Capital Partners Fondos de Inversión
El redactor recomienda