El PSC para la suspensión de licencias

Tensión en Barcelona entre Ada Colau y el PSC a cuenta del futuro urbanístico del 22@

Este próximo martes se va a celebrar una reunión en el Ayuntamiento entre ambas formaciones para analizar la crisis y poder presentar en el pleno una medida de gobierno

Foto: La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (d) y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i) tras la firma de un acuerdo de colaboración entre el Gobierno de España y el Ayuntamiento de Barcelona. (EFE)
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (d) y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i) tras la firma de un acuerdo de colaboración entre el Gobierno de España y el Ayuntamiento de Barcelona. (EFE)

La misma semana en que Ada Colau se reunía con Pedro Sánchez, el gobierno municipal vivía su peor momento, ya que la coalición entre Comunes y PSC estaba tensionada por el futuro del 22@, el distrito tecnológico impulsado por el Ayuntamiento en el Poblenou. Los Comunes de Ada Colau preparaban una suspensión potestativa de licencias para este mismo mes de febrero para todos los proyectos en el 22@ al norte de la Diagonal y los socialistas, que son su apoyo de gobierno en un ejecutivo de coalición al 50%, aseguraban que esto para ellos suponía una "línea roja", según explican fuentes del PSC cercanas al gobierno municipal. La paralización que busca el equipo de la alcaldesa afecta a millones de inversión de grupos como Acciona, Värde o Metrovacesa con proyectos de oficinas en la zona.

Colau ya había intentado cargarse el 22@ antes de las municipales. Ahora su equipo liderado por la teniente de alcalde de Ecología y Urbanismo, Janet Sanz, quería hacer lo mismo para este mes de febrero hasta que 'La Vanguardia' destapó sus planes. A partir de ahí los socialistas fueron a pedir explicaciones a Sanz, quien lo negó todo, según explican fuentes que participaron en esa reunión.

En veinte años, el 22@ ha movilizado hacia el Poblenou unos 6.000 millones de euros en inversión inmobiliario, ha atraído en Barcelona a casi 9.000 empresas con 93.000 trabajadores. Algunas de ellas multinacionales como Cuatrecasas, T-Systems, Bassat, Mediapro, Amazon, Schibsted o Alstom. El proyecto siempre ha crecido al margen de crisis y de manera armónica si bien ahora, que se ha puesto de moda, los alquileres de oficinas están subiendo en la zona.

Miquel Iceta (d), Josep Borrell (c), y Jaume Collboni (i). (EFE)
Miquel Iceta (d), Josep Borrell (c), y Jaume Collboni (i). (EFE)

Portavoces del líder socialista en el Ayuntamiento, Jaume Collboni, han negado la crisis política en el gobierno municipal, han asegurado que no se ha hecho ningún movimiento administrativo para congelar licencias y han asegurado que no hay ningún tipo de problema en el gobierno municipal.

Sin embargo, hay mucha desconfianza. Por eso, este próximo martes se va a celebrar una reunión en el Ayuntamiento entre ambas formaciones para analizar la crisis y poder presentar en el pleno una medida de gobierno —una declaración de intenciones del equipo municipal— que aúne las posturas de los dos partidos que gobiernan en la capital catalana. Para los Comunes, el 22@ es un proyecto especulativo al que culpan de la falta de viviendas en Barcelona; en cambio, para los socialistas, que lo diseñaron en la época de Joan Clos, se trata de una manera de atraer grandes empresas a una zona con demanda y que, además, generan empleos de alto valor añadido.

Febrero tranquilo

La presión de su socio del PSC ha hecho que los Comunes paren sus planes para el 22@, al menos durante este mes de febrero, según apuntan fuentes municipales. Sin embargo, los operadores inmobiliarios están acelerando la tramitación de licencias para que no les pille el toro como en su día les pasó a los hoteleros. Temen que la tregua sea breve.

Janet Sanz quería aplicar una suspensión de licencias potestativa para los proyectos de oficinas en el 22@ que entrase en vigor este mes de febrero


La intención de Janet Sanz, según explican fuentes cercanas a los comunes, es aplicar una suspensión de licencias potestativa, que dure un año mientras el Ayuntamiento piensa cómo modifica el Plan General Metropolitano. Pero no iniciaría el planeamiento, que por ahora quedaría congelado. No hay que confundirla con una suspensión obligatoria va siempre pareja a la tramitación de un cambio de plan urbanístico. La primera, la que quiere lleva a cabo el equipo de Colau, dejaría todo en el aire y no definiría nada. El territorio favorito de Ada Colau.

Presiones de las bases

Las bases de Colau, agrupada en asociaciones como la Taula Eix Pere IV son las que están presionando a la alcaldesa para que paralice las licencias de los promotores de oficinas. Se culpa a los promotores de oficinas de no haber hecho suficiente vivienda. Pero vivienda sí que se ha hecho, el 10% del techo edificable. Lo que se ha incumplido es la vivienda pública en el 22@, que dependía del Ayuntamiento: había previstos 4.000 pisos de este tipo y solo se han llevado a cabo 1.600 VPO.

De hecho, la reclamación de más vivienda ya se había hecho en su día, cuando Joan Clos lanzó el proyecto, por actores más bien alejados del entorno Colau, como el ya fallecido Josep Lluís Núñez y su buen amigo Enric Reyna entonces presidente de la Asociación de Promotores de Cataluña. Pero en su día los socialistas lo rechazaron. Ahora esa misma música vuelve a sonar, se habla de que la vivienda pase del 10% al 30% de suelo edificable, pero la directora de orquesta es Colau.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios