HABRÁ CERCA DE 28.000 PLAZAS NUEVAS

De Iberostar a Riu: el Brexit pasa de largo en Benidorm en pleno calentón hotelero

Fondos, grandes cadenas y promotores locales dispararán en cerca de 28.000 plazas la planta hotelera de Benidorm en los próximos años. El sector advierte de un posible exceso de euforia

Foto: Benidorm. (Reuters)
Benidorm. (Reuters)

La Union Europea vive la salida del Reino Unido con incertidumbre entre nubes grises y muchas dudas sobre las consecuencias del Brexit y el nuevo marco de relaciones político-económicas. Pero en Benidorm, la capital española del turismo, sigue saliendo el sol por la mañana enrojeciendo la piel pálida de los turistas británicos. Si el año pasado fue un ejercicio de ajuste motivado por la escala de la libra y la quiebra de Thomas Cook, el arranque de año está demostrando que, por ahora, los visitantes de Reino Unido no solo siguen confiando en la ciudad alicantina de los rascacielos como uno de sus destinos vacacionales favoritos, sino que 2020 será probablemente un ejercicio de crecimiento.

Fuentes cercanas a la influyente patronal Hosbec señalan que las ventas anticipadas de paquetes de cara al verano han experimentado este mes de enero incrementos del 6% con respecto al mismo mes de 2019. Es un buen indicio, si se tiene en cuenta que el mercado doméstico ya tenía descontada la salida segura del Reino Unido de la UE tras la victoria por mayoría absoluta de Boris Johnson el pasado mes de diciembre. La cuestión ahora, una vez estabilizada la situación política, es qué acuerdos van a alcanzar ambas partes en materia de visados y circulación de personas. Los británicos representan aproximadamente el 40% de los visitantes a la ciudad y son el primer emisor extranjero, casi a la par que el turista nacional. Hasta el 31 de diciembre de 2020, se ha establecido un período transitorio, si bien lo lógico es que las estancias de menos de 90 días (propias de turismo o negocios) se mantengan libres de visados.

Iberostar o Meliá andan buscando nuevas oportunidades al calor de las nuevas normas que permiten ampliar habitaciones y ganar categoría

Todo ese escenario de transformación burocrática no parece asustar a los inversores, que siguen viendo en Benidorm un valor seguro. La mejor prueba de ello es el fuerte movimiento que se está produciendo en el ámbito hotelero. Fondos de inversión, cadenas hoteleras y promotores locales están en plena ebullición a raíz de un decreto promovido por el equipo municipal y autorizado por la Generalitat que permite ampliar edificabilidad y superficies de habitación mediante planes de reforma interior a cambio de cesiones de suelo dotacional o desembolsos que engrosen el patrimonio municipal con el mismo fin. La consecuencia de esto es que hay en marcha numerosas iniciativas tanto de obra nueva como de reforma de planta ya existente. Fuentes del sector estiman en unas 28.000 el número de plazas nuevas que podrían generarse en los próximos años, con proyectos fundamentalmente de cuatro estrellas y cuatro estrellas superior (habitaciones de más de 20 metros y elementos comunes).

El hotel Bali de Benidorm. (Booking)
El hotel Bali de Benidorm. (Booking)

La cadena mallorquina Riu ha cerrado ya un acuerdo privado con TM Grupo Inmobiliario para adquirir suelo en la zona de Poniente, en la bolsa de terrenos que la familia Serna Lorente adquirió al fondo Oaktree en 2018, con la intención de levantar un hotel de casi 500 habitaciones. Según confirman fuentes del área de Urbanismo del Ayuntamiento de Benidorm, algunos de los campeones nacionales del sector también están moviendo ficha. Iberostar, sin presencia en la ciudad, ha iniciado una labor de búsqueda de oportunidades de inversión, al igual que Meliá, que opera el Meliá Benidorm y el Meliá Villaitana pero está explorando nuevas ubicaciones. También H10 está culminando un nuevo establecimiento de 174 habitaciones con categoría cuatro estrellas en la zona del Parque de Elche, con la constructora San José como responsable de ejecutar las obras.

Las ventas anticipadas para verano de turistas británicos han crecido un 6% y auguran otro buen año para Benidorm pese a la salida del Reino Unido

Barceló, en alianza con Hotel Investments Partners (HIP, controlado por el fondo Blackstone), está a la espera de una última tramitación de la Dirección General de Costas para culminar la reforma del histórico Hotel Selomar, con categoría cuatro estrellas superior. HIP es propietario también del Meliá Villaitana, en la falda de Sierra Cortina, junto a Terra Mítica. En esta zona, los grupos locales Magic y Aqualandia, de George Santamaría, dueño del parque temático, están promoviendo sendos proyectos de 'camping' de lujo, con bungalós o cabañas de madera.

A todo esto hay que sumar los proyectos de reforma de numerosos hoteles ya construidos. La lista es larga: Les Dunes Comodoro, Hotel Villa Venecia, Hotel Belroy, Los Arcos, Hotel Helios, Hotel Fenicia, Hotel Rosamar (que ganará 100 habitaciones más) o el Galaplacidia. La cadena Med Playa se ha apuntado a la fiebre de las reformas integrales bajo el paraguas de la nueva norma para elevar la categoría de Med Playa Regente, Med Playa Agir y el Med Playa Rio Park, establecimientos que adquirió el fondo Azora.

No solamente las grandes cadenas o fondos de inversión están apostando por la transformación de la planta hotelera. Empresarios locales tienen en marcha nuevos proyectos, algunos de ellos sacados de los cajones, como el hotel de más de 200 habitaciones que el grupo Acrismatic quiere levantar junto al Casino Mediterráneo, del que es operador. La compañía de Jesús Álamo está especializada en el sector del juego y las apuestas, pero ha iniciado la búsqueda de inversores tras asegurarse el máximo aprovechamiento que le permitan las normas urbanísticas en una parcela anexa al casino de Rincón de Loix. Álamo mantiene contactos con fondos y cadenas hoteleras y está ofreciendo un hotel de 270 habitaciones. Un grupo de promotores lleva con sigilo la promoción de un nuevo establecimiento hotelero en una parcela trasera del actual Hotel Bali, mientras que la cadena Port Hotels, del presidente de Hosbec, Antoni Mayor, calienta motores para lanzar en la playa de Poniente un hotel de 60 plazas que podría superar los 200 metros de altura para marcar el nuevo 'skyline' de la ciudad, según publicó 'Alicante Plaza'.

Fuentes del sector con experiencia en el universo hotelero advierten de cierto "exceso de euforia" hotelera y ponen en cuarentena que la ciudad sea capaz de absorber toda la nueva oferta sin tener que ajustar en precios o en rentabilidad. Los ganadores de la transformación de la planta hotelera serán los turistas, que van a ver mejorada la calidad del producto de Benidorm, y, en un entorno de competencia elevada, con tarifas realistas. Pese a los tropiezos del temporal de Semana Santa, el Brexit, Thomas Cook o el conflicto con el Imserso, la ciudad demostró el año pasado una vez más su fortaleza como destino que sobrevive a todas las crisis con una ocupación media del 84,2%, según datos de Big Data Hosbec, apenas cuatro décimas menos que en 2018.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios