EL GOBIERNO ANUNCIA CAMBIOS LEGALES

Planas, ante la ruina del agro: cómo proteger 2.000 cooperativas frente a 6 grandes súper

El Gobierno busca proteger especialmente a la hortofruticultura y al olivar afinando la ley de la cadena alimentaria y fomentando la autorregulación a corto plazo pero también en la futura PAC

Foto: Planta de procesado de naranja en Sevilla. (C. P.)
Planta de procesado de naranja en Sevilla. (C. P.)
Adelantado en

El Ministerio de Agricultura mueve ficha por fin ante la insostenible situación de precios que vive el agro español. Lo hace en un doble sentido, según ha detallado el ministro Luis Planas: proponiendo varias medidas transversales, como la intercesión ante la gran distribución para que colabore a que se quede más valor en el origen, y, al tiempo, focalizando esfuerzos a corto plazo sobre los sectores de las frutas y hortalizas, y del olivar (zarandeado por los aranceles en EEUU a las aceitunas y el aceite españoles, que se han sumado a la alta producción). Son 2.000 cooperativas mal contadas entre ambos sectores (de las 3.230 agroalimentarias en total).

Frente a ellas, los seis grandes grupos de supermercados con más peso en España, que aglutinan el 54,4% de las ventas de productos alimentarios, según datos de 2018. Un porcentaje que no ha dejado de crecer desde principios de siglo: en 2001, sumaban el 37,5% del mercado, 17 puntos menos, según datos de Kantar. Son Mercadona, Carrefour, DIA, Eroski, Alcampo y Lidl. Frente a ello, las cooperativas se han concentrado muchos menos, disminuyendo su número total un 8% entre 2006 y 2017 (últimos datos conocidos), hasta esas 3.230. Facturaron 31.360 millones en 2017, de los que 14.100 millones (el 45%) corresponden a frutas, hortalizas, aceite y aceituna.

¿Qué pretende hacer el ministro? Fomentar la contratación de seguros agrarios con más presupuesto, retocar la ley de la cadena alimentaria, mejorar la integración del sector en interprofesionales que tienen capacidad de retirar producción y promocionar los productos, o fomentar la concentración de las cooperativas agroalimentarias. "Los mercados agrarios sufren volatilidad, es consustancial a su funcionamiento. Hay elementos como el almacenamiento, el refuerzo de las interprofesionales o la transposición de la directiva europea de prácticas desleales. España es pionera en Europa, en cualquier caso, en este último aspecto, ya que nuestra ley de la cadena alimentaria es fuente para esa directiva", explica Horacio González-Alemán, profesor de la escuela de negocio Instituto Internacional San Telmo.

En opinión de este experto, en España hay instrumentos suficientes para evitar los abusos, aunque concede que las medidas que ha anunciado Planas pueden "ayudar a que se produzca un reparto más justo, por decirlo así, del valor a lo largo de la cadena alimentaria". Recuerda, además, que la Agencia de Información y Control Alimentario (AICA) viene constatando en sus informes anuales el progresivo descenso de los casos de abusos o prácticas desleales dentro de la cadena.

Progresión del número de cooperativas. (Cooperativas Agro-Alimentarias)
Progresión del número de cooperativas. (Cooperativas Agro-Alimentarias)

Con respecto a la concentración de la distribución de forma mucho más intensa que la pata productora, González-Alemán llama la atención también sobre dos vectores que tienen cada vez más relevancia para el sector productos. Primero, el canal de restauración, donde se ha ido desplazando progresivamente consumo desde los supermercados. Y, en segundo lugar, el canal digital que, aunque no es tan relevante como en el textil o los viajes, gana peso. Su cuota ronda el 1,3% y creciendo. "Debemos cuidar que los distribuidores 'online' cumplan la misma reglamentación que los tradicionales", recomienda el profesor de San Telmo.

Respecto al sector de frutas y hortalizas, y también al hilo de lo anunciado por Agricultura, González-Alemán lanza un mensaje de optimismo cara a los precios y cómo influye en ellos la competencia de productos de terceros países no comunitarios. "Dentro del acuerdo global para hacer una economía europea más sostenible, el denominado Green Deal, se recoge que se pedirá a los productos importados de fuera de la UE los mismos estándares ambientales que a los propios". España, asegura este experto y consultor, debe trabajar en este sentido en Bruselas. El conflicto entre las naranjas sudafricanas y las españolas es solo un ejemplo de este tipo de situaciones y los problemas que vienen generando hasta ahora.

Retirada voluntaria

Una de las concreciones que avanzó Agricultura se refiere al sector del aceite de oliva. Precisó que se trabaja en un mecanismo de autorregulación propuesto por Cooperativas Agro-Alimentarias de España, que el ministerio apoya, para evitar las oscilaciones bruscas al alza o a la baja en el precio del zumo de aceituna. "Llevamos desde junio pasado trabajando con el ministerio en un mecanismo de autorregulación voluntaria a través de organizaciones de productores, estamos desesperados ante la caída de precios y queremos probar cualquier posibilidad", reconoce Cristóbal Gallego, director de la sección de aceite en la patronal cooperativa andaluza.

El titular de Agricultura, Luis Planas, en el Congreso. (EFE)
El titular de Agricultura, Luis Planas, en el Congreso. (EFE)

El sector espera el visto bueno a corto plazo aunque, para que funcione la retirada voluntaria del mercado de una parte del aceite en cada campaña, Gallego señala que debiera ser obligatorio. "Si no se hace por parte de todo el sector, y hay un 30% de producción de aceite que no está en cooperativas sino en almazaras privadas, no funcionará tan bien. Hay que tratar de ser solidarios unos con otros y, a partir de un cierto nivel de disponibilidad de aceite, activar los mecanismos de retirada de oferta del mercado". El dirigente patronal, y presidente de la cooperativa Jaencoop, señala que junto a este mecanismo a corto, se trabaja en otro a largo.

Se trata de una propuesta, que se pretende incluir en la nueva política agraria común (PAC), para normalizar el almacenamiento de producto. Los modelos presentados a Bruselas han recibido algunas objeciones de las autoridades de competencia, que Agricultura ha subsanado y ahora pretende que formen parte de la PAC que nazca en 2021 o 2022. "Una vez que esto esté legislado, con el visto bueno de Competencia, creemos que funcionará. El estudio econométrico realizado por Agricultura muestra que en los últimos cinco años las diferencias máximas en los precios de venta al público, y también las oscilaciones en el origen, hubieran sido menores". Las primeras son siempre, como recuerda Gallego, más estrechas que las segundas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios