El disputado dividendo de CaixaBank en 2019 en la era de los tipos negativos
  1. Empresas
El banco no se sienta aludido por el BCE

El disputado dividendo de CaixaBank en 2019 en la era de los tipos negativos

CaixaBank ha optado por repartir 52,6% del beneficio neto consolidado, con lo que llevará a la junta de accionistas el pago de un dividendo de 0,15 euros por acción en este 2019

placeholder Foto: Una pareja, ante una de las oficinas de CaixaBank, en una imagen de archivo. (EFE)
Una pareja, ante una de las oficinas de CaixaBank, en una imagen de archivo. (EFE)

El dividendo de CaixaBank es clave. Entre otras cosas, para su principal accionista, Criteria, y la Fundación Bancaria la Caixa, que precisa 545 millones de euros al año líquidos para alimentar su obra social. Este año, el dividendo del banco ha bajado de forma leve. En lugar de los 0,17 euros por acción del año pasado, se ha quedado en 0,15 euros, por primera vez unificado en un solo pago. El beneficio ha bajado un 14% en 2019, por lo que el leve recorte se encuentra en línea con lo que correspondería a este descenso, pero al mismo tiempo se ha aumentado el 'pay out', el porcentaje de resultados que se destina a remunerar al accionista, con lo que se atenúa el impacto sobre Criteria y el resto de accionistas.

Este despliegue en la política de dividendos ocurre un mes después de que el Banco Central Europeo (BCE) pidiese a los bancos que se moderasen en su reparto mientras durase el actual momento de tipos negativos. Pero CaixaBank ha optado por repartir 52,6% del beneficio neto consolidado, “en línea con la política de dividendos actualmente vigente y con el Plan Estratégico 2019-2021”, según la nota que se hizo pública la semana pasada tras la reunión del consejo de administración en Valencia previa a la presentación de resultados.

Foto: Caixabank gana 1.266 millones hasta septiembre, el 28 % menos, por el ere

En el informe financiero del cuarto trimestre (pág. 28), CaixaBank afirma: “La política de dividendos de CaixaBank cumple las condiciones establecidas por el BCE en la recomendación que se ha publicado el 17 de enero de 2020, con lo que no representa ninguna limitación para la entidad”. Un sutil ‘no me siento aludido’ dirigido a Fráncfort.

Fuentes del banco han recordado que si bien se ha aumentado el 'pay out', este todavía se encuentra en la franja baja de lo que prevé el Plan Estratégico, donde se apuntaba que podía llegar al 60%, por lo que entienden que se cumple la recomendación del BCE y, además, se mantiene el criterio de estricta prudencia.

El pasado viernes, durante la presentación de resultados, el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, apuntó: “El Banco Central Europeo, como no puede ser de otro modo, pronuncia unas políticas generales de prudencia. Nosotros en el banco estamos absolutamente cómodos con esta política de distribución de dividendos si tenemos en cuenta dos factores: la gran distancia que hay entre nuestra ratio de capital, del 12%, y el requisito mínimo del Banco Central Europeo, mucho más que suficiente, y también la capacidad orgánica que tiene el banco de generar capital con los resultados recurrentes”.

placeholder Gonzalo Gortázar. (Reuters)
Gonzalo Gortázar. (Reuters)

“Por tanto, estamos absolutamente tranquilos con la propuesta que se va a llevar a la junta general ordinaria y, además, hago énfasis en lo que he dicho también de los resultados recurrentes del banco, que son muy sólidos, a pesar de los extraordinarios que pueda haber en determinados ejercicios”.

Alta rentabilidad

Por su parte, el presidente del banco, Jordi Gual, defendió que siguen dando una rentabilidad por dividendo excelente —de más del 5%—. "Como he comentado en la presentación, esto se ha dado la vuelta por las razones que he explicado en la última parte del año, en el último trimestre, y confiamos en que estos resultados que hoy presentamos, más la demostrada solidez de nuestro modelo comercial y la capacidad de competir en un entorno de tipos bajos gracias a los negocios de seguros y fondos de inversión, van a darnos excelentes resultados en bolsa en el año 2020".

Jordi Gual ha asegurado que la rentabilidad del banco seguirá siendo muy buena gracias a las medidas para reorientar el negocio este año


El cumplimiento de la ratio de capital a que se refiere Gonzalo Gortázar es el denominado Common Equity Tier 1 (CET1), que por primera vez ha alcanzado el 12% y lo hace no por una aportación especial sino en buena parte, 37 puntos básicos, por “la generación orgánica de capital”.

Rentabilidad sobre fondos propios

En el informe financiero, se asegura que “estos niveles de CET1 sientan las bases para alcanzar el objetivo de capital fijado en el Plan Estratégico 2019-2021, que se sitúa alrededor del 12%, con un 'buffer' de un punto porcentual adicional, que se irá constituyendo hasta final de 2021, para hacer frente a futuros cambios regulatorios, entre ellos, la finalización del marco de Basilea 3”.

CaixaBank cerró 2019 con unos fondos propios de 26.247 millones. La rentabilidad sobre fondos propios descontado el impacto del ERE —979 millones— fue del 6,4%.

Banco Central Europeo (BCE) Dividendos Accionistas Gonzalo Gortázar Basilea III Jordi Gual Noticias de Caixabank
El redactor recomienda