ARBITRAJE INTERNACIONAL

Un farmacéutico asturiano abre otro frente España-Venezuela al reclamar 200M

Un empresario asturiano lleva a las Naciones Unidas un arbitraje por la expropiación de su laboratorio farmacéutico en Venezuela. Reclama 200 millones de dólares al chavismo

Foto: Nicolás Maduro, durante una visita a los laboratorios expropiados de SM Pharma. (Reuters)
Nicolás Maduro, durante una visita a los laboratorios expropiados de SM Pharma. (Reuters)

A las recientes polémicas por las relaciones del Gobierno español con Venezuela se une un contratiempo económico. Un empresario de origen asturiano acaba de presentar un arbitraje internacional contra el país latinoamericano, en el que reclama el pago de 200 millones de dólares (181 millones de euros).

El Ejecutivo liderado por Pedro Sánchez tendrá que decidir si mantiene el apoyo que dio hace un año a la empresa farmacéutica SM Pharma, fundada por el español Esteban Santamarta y gestionada actualmente por su hijo Raimundo, que tiene la doble nacionalidad.

El pasado 9 de febrero de 2019, el Ministerio de Exteriores hizo público un comunicado titulado 'España deplora confiscación de la fábrica farmacéutica SM Pharma'. "La empresa ha demostrado estar comprometida con Venezuela, habiendo ofrecido a las autoridades ampliar su actividad productiva y comercial siempre que se aplique la ley y que se le permita operar con normalidad. La confiscación de la empresa, iniciada por el gobernador Omar Prieto, se realizó sin respetar las leyes de Venezuela y sin que existiese justificación que la fundamente".

Esta compañía acudió el pasado 17 de enero a Uncitral, el organismo de Naciones Unidas para resolver arbitrajes internacionales. La asesoran el bufete español B. Cremades & Asociados y el venezolano WDA Legal.

Trayectoria

La familia Santamarta, que tiene negocios en España, invirtió en Venezuela en la década de los setenta y desarrolló un negocio farmacéutico que se expandió por todo el país. Sin embargo, denuncia que, "desde 2015, diversos entes y autoridades gubernamentales venezolanos han venido desplegando medidas para obstaculizar las actividades de la familia Santamarta, todas ellas discriminatorias y arbitrarias, que condujeron a la toma del control operativo de SM Pharma y, finalmente, a la confiscación ilegítima de los bienes de las sociedades del grupo, despojándolo por completo de su inversión".

El propio Nicolás Maduro acudió el año pasado a uno de los laboratorios expropiados respaldando las actuaciones contra los Santamarta.

El pasado 17 de abril, Santamarta envió una carta de notificación de disputa a Venezuela, donde ofrecía un arreglo amistoso, que fue rechazado. Ahora, Santamarta ha interpuesto una reclamación de arbitraje en su condición de inversor español.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios