VIAJE A LA CUNA DEL COMERCIO ELECTRÓNICO

La presidenta de El Corte Inglés, entre Silicon Valley y los alcaldes de media España

Marta Álvarez y su CEO han estado de visita por Hewlett Packard, Apple y Alibaba para ver las últimas innovaciones del comercio electrónico mientras preparan el plan de ajuste

Foto: Marta Álvarez Guil. (Foto: El Corte Inglés)
Marta Álvarez Guil. (Foto: El Corte Inglés)
Adelantado en

Después de una guerra familiar en todos los flancos, Marta Álvarez Guil ha decidido poner en orden el imperio heredado de El Corte Inglés para adaptarlo a los nuevos hábitos de consumo. La presidenta del 'holding' de la distribución ha puesto en marcha un plan histórico de reestructuración de sus centros comerciales, que supondrá el cierre, la venta y/o la remodelación del 25% de toda su superficie comercial. Una medida que supondrá un cambio radical en las relaciones del grupo con los poderes políticos y que va acompañada de una transformación digital necesaria para abrir la cadena a todo el mundo.

La publicación por parte de El Confidencial del informe interno sobre los planes de El Corte Inglés para reorganizar su red de puntos de venta provocó numerosas llamadas a Marta Álvarez y a Víctor del Pozo, su consejero delegado, de alcaldes y presidentes de las comunidades autónomas afectadas por dicho plan. Los responsables políticos de las ciudades donde el grupo quiere analizar su presencia futura se pusieron en contacto con la presidenta para conocer con detalle las alternativas que el 'holding' estaba barajando.

Porque cada centro de El Corte Inglés ha sido durante años uno de los atractivos turísticos de estos emplazamientos, donde generan muchos empleos directos, otros tantos indirectos e ingentes ingresos para los ayuntamientos por el impuesto de bienes inmuebles (IBI). Tener un Corte Inglés en tu ciudad es un símbolo de riqueza para los alcaldes, que continuamente han ido a pedir ayuda para financiar las fiestas locales o hacerse cargo de las cabalgatas de Reyes Magos. Y el grupo, especialmente durante la etapa paternalista de Isidoro Álvarez, nunca negó un cheque.

Pero los tiempos han cambiado y Marta Álvarez sabe que la compañía tiene que adaptarse a —sin olvidar los clientes de toda la vida— otro tipo de consumidores más digitales, menos presenciales, que compran a través de un clic y quieren el producto en cuestión de horas. Poner en forma un mastodonte de estas características como El Corte Inglés no es sencillo, motivo por el cual la presidenta y el consejero delegado hicieron hace una semana una visita a San Francisco (Estados Unidos) para conocer Silicon Valley, el laboratorio mundial de la innovación.

Allí, en la casa de las grandes tecnológicas americanas, Marta Álvarez y Víctor del Pozo organizaron una ronda de encuentros con altos directivos de Hewlett Packard, Apple y Google para conocer 'in situ' los últimos avances aplicables a su modelo de distribución. Enrique Lores, el español que se convirtió el pasado año en el consejero delegado mundial de la multinacional estadounidense, recibió a sus colegas de El Corte Inglés para enseñarles las últimas soluciones desarrolladas por HP, que también tuvo que hacer frente a una dura reconversión hace pocos años.

Tras pasar por HP, los jefes de El Corte Inglés visitaron Apple y probaron el nuevo supermercado sin personal de Amazon

"Las oportunidades que tenemos por delante son enormes y la necesidad de que sigamos reinventándonos es más importante que nunca. Sigo inspirándome en nuestros clientes, socios y empleados, quienes están convirtiendo ideas audaces en innovaciones significativas. Aquí es donde fijaremos nuestra mirada para el futuro", afirmó Lores, el español que más lejos ha llegado en una compañía estadounidense, cuando fue elegido, al tiempo que anunciaba un plan para despedir hasta a 9.000 empleados en todo el mundo. Un discurso que Marta Álvarez quiere hacer suyo ante el reto histórico que tiene encima de la mesa, pero con más mano izquierda en lo que respecta al aspecto laboral.

Tras pasar por HP, los jefes de El Corte Inglés visitaron Apple y probaron el nuevo supermercado sin personal de Amazon, una de las millonarias pruebas piloto que el gigante y rival de la distribución está poniendo en marcha para que el consumidor compre con el móvil en un supermercado sin necesidad de ser atendido por nadie, salvo por un complejo sistema de cámaras, nada barato, por otra parte. Modelos nuevos, soluciones avanzadas, en la cuna del comercio electrónico, que, según fuentes conocedoras del viaje, impresionaron a medias a Álvarez y Del Pozo, que antes estuvieron en Alibaba, su 'partner' chino, donde sí se quedaron asombrados.

La ronda tenía otra parada en Google, pero el fallecimiento imprevisto de Antonio Hernández-Gil, el secretario del consejo de administración y responsable durante años de los servicios jurídicos del grupo, les obligó a volver a España a la carrera para asistir al sepelio.

El abrupto regreso a España les ha devuelto a la realidad, que no es otra que la de aplicar un severo plan de racionalización del espacio comercial, que ya ha chocado con la inquietud generada entre alcaldes, presidentes de comunidades autónomas, sindicatos y proveedores. Una estrategia para hacer frente a una facturación que crecerá poco con el viento a favor o nada cuando se enfríe la economía en su mercado tradicional, por lo que urge administrar mejor los costes y abrir nuevas vías de negocio.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios