VALORACIÓN DEL NUEVO GOBIERNO

Dancausa admite que Bankinter ofrece a sus clientes mover las sicav a Luxemburgo

La CEO de Bankinter carga contra las subidas de impuestos, que "frenan el crecimiento y la generación de empleo", y pide al Gobierno que no caiga en el "intervencionismo"

Foto: María Dolores Dencausa. (Efe)
María Dolores Dencausa. (Efe)

Bankinter se posiciona en contra de la política económica del nuevo Gobierno. Al menos del anunciado en su formación. La consejera delegada del grupo, María Dolores Dancausa, que crear nuevos impuestos "sin una política fiscal clara, que es lo que ningún Gobierno quiere hacer, frenarán el crecimiento y la creación de empleo". La banquera resumió su valoración del nuevo ejecutivo hablando de "inquietud".

"En este Gobierno hay personas bien formadas y bien preparadas que se desenvuelven bien en la UE y otras personas que tienen niveles de formación menos sólidos y que quieren imitar modelos de gobierno que ya están superados en el mundo occidental. Espero que se imponga la libertad ante el intervencionismo", ha añadido.


Este banco es uno de los más expuestos al negocio de banca privada, cuyos clientes pueden empezar a soportar nuevas gravámenes en sicav, socimis e IRPF. Dancausa apunta que "no es una buena noticia" que la Agencia Tributaria empieza a supervisar las sicav y reconoce que están ofreciendo distintas alternativas a sus clientes, como mover la sociedad a Luxemburgo o fusionarlas con fondos. Aun así, abogó por operar "con cautela", ya que la amenaza sobre esta alternativa de inversión lleva presente desde hace años. "Dentro de la incertidumbre, los clientes están contentos, siguen llegando sicav al banco", añade.

Sobre la política fiscal que debe implementar el nuevo Gobienro, ha ampliado que "se trata de hacer un plan meditado y que genere empleo, ayudando a que las empresas ganen más dinero. No es cuestión de subir impuestos a ricos, bancos o los que tienen los ojos azules".

Tres años de travesía

Bankinter ha publicado este jueves sus resultados anuales, con un beneficio récord de 551 millones, un 4,6% más que el año anterior. Sin embargo, a partir de este año habrá presión sobre las cifras al despegarse Línea Directa, que saldrá a bolsa. La consejera delegada ha reconocido que el banco tardará hasta tres años en superar los números del pasado ejercicio.

La consejera delegada ha defendido la decisión de escindir del banco Linea Directa, que “es buena en todos los sentidos”. Bankinter se fija el objetivo de superar el beneficio de 2019, el más alto de la historia, “en un plazo razonable, de dos o tres años”. La entidad ganó 551 millones el año pasado, un 4,6% más que el año anterior, gracias al fondo de comercio de Evo Banco y la mejora de los márgenes en casi todas las áreas.

Junto a la fortaleza de los ingresos, Dancausa ha destacado el control de los costes, que excluyendo la compra de Evo Banco se mantuvieron con un crecimiento del 0,2%. “No solo no hacemos EREs, si no que aumentamos plantilla”, señaló la primera ejecutiva del banco.

La ratio de mora se ha reducido al 2,51%, frente al 5% del sector. En morosidad, las provisiones arrojan una cobertura del 48%, mientras que en adjudicados es del 44%. La consejera delegada asegura que no se está notando la desaceleración económica en la inversión crediticia, que aumentó un 9% interanual, ni en la morosidad. “Sí se está notando en el recobro, que cuesta más que hace unos meses”, ha admitido.

El retorno de Línea Directa

Línea Directa será el gran cambio del banco al sacarla a bolsa. Fue una 'joint venture' con Royal Bank of Scotland centrada en motor. “Fue más ágil y contribuyó a la reducción de costes de los seguros del automóvil”, asegura Dancausa. Actualmente, la futura cotizada opera en motor, hogar y salud, aunque donde es más fuerte es en seguros de coche, con una cuota de mercado del 6,8%, el quinto jugador en España y el tercero español, tras Mutua Madrileña y Mapfre.

En 2009 compró el 50% restante a RBS. La aportación inicial para lanzar la empresa fue de 72 millones, 36 millones de cada socio, “y no se pidió ningún requerimiento adicional a los accionistas”, dice Dancausa. Bankinter pagó en 2009 a RBS 426 millones, para lo que hizo una ampliación de capital. Desde entonces, presume la ejecutiva, el retorno implica haber repartido 1.058 millones de dividendo desde 2009 y se repartirán 1.184 millones entre los accionistas como prima de emisión, permaneciendo en libros con un valor de mercado 250 millones.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios