Segundo mejor resultado de su historia

Barceló gana 180M en 2019 pese al freno del sector y busca socios para crecer en gestión

El gigante turístico quiere ampliar su porfolio en gestión de la mano de fondos propietarios de hoteles como Blackstone y Covivio. Para este año prevé invertir alrededor de 400 millones de euros

Foto: Raúl González, CEO de la zona EMEA de Barceló Hotel Gruop. (EP)
Raúl González, CEO de la zona EMEA de Barceló Hotel Gruop. (EP)

El Grupo Barceló cerró 2019 con “el segundo mejor resultado de su historia”, por detrás del récord de 2017, en un año complicado para el sector, marcado por la inestabilidad, el freno económico y una mayor competencia. El balance del negocio del grupo “es bueno”, asegura el consejero delegado para Europa, Oriente Medio y Africa (EMEA) de Barceló Hotel Group, Raúl González. Así, a falta de las cifras definitivas, el Ebitda recurrente del ejercicio se ha situado en torno a los 350 millones, un beneficio neto en 180 millones (igual que en 2018) e ingresos de más de 3.100 millones, un 20% más que el año anterior.

“Desde el punto de vista turístico, 2019 ha sido un año de luces y sombras”, explica el ejecutivo en la presentación de sus resultados en Madrid. Tras años de recorrido positivo, “el año pasado se complicó un poco. En España, el crecimiento del sector está por debajo del de la economía, algo que no pasaba hacia años”. Pero las turbulencias del sector no achantan al grupo: este año quiere seguir creciendo de la mano de fondos de inversión como Blackstone y Covivio para ampliar su cartera de hoteles en gestión y su plan para 2020 contempla inversiones de alrededor de 400 millones de euros. La previsión apunta a cerrar este ejercicio con un Ebitda recurrente ligeramente superior al de 2019, en torno a 370 millones.

González reconoce que el año no ha sido fácil en regiones como el Caribe y que Oriente Medio, “un mercado espectacular”, aunque en el último ejercicio “ha estado un poco débil”. En España, el segmento vacacional en Canarias ha mostrado una fuerte caída, especialmente en Fuerteventura y Lanzarote, mientras que el segmento urbano a nivel peninsular sigue siendo un sano motor de crecimiento. Pese al freno en Canarias, la visión a medio plazo para este destino sigue siendo buena gracias a su situación geográfica, confirma el ejecutivo. Aunque, reconoce, es necesario fomentar la conectividad vía aérea para garantizar el desarrollo del negocio.

Las ventas de la división hotelera avanzaron un 4% respecto al año anterior, hasta los 1.355 millones de euros, un ritmo similar de crecimiento que el registrado para el Ebitda hotelero, que alcanzó los 320 millones. En 2019, Barceló sumó a su cartera 12 nuevos hoteles y 3.700 habitaciones, elevando su oferta total a 251 establecimientos y 57.493 habitaciones en 22 países.

Durante el último ejercicio, el grupo mallorquín ha avanzado en la consolidación de su posición en el Norte de África con la entrada en un nuevo destino, Túnez, con seis establecimientos. Además, el grupo ha adquirido un hotel en Marrakech, complementando su presencia en las principales ciudades de Marruecos.

También se ha aprovechado el año para crecer en Emiratos Árabes Unidos, sumando un establecimiento, y ha reforzado su posición en Europa con la entrada en Hungría. En México, se ha terminado de construir la cuarta fase del complejo Barceló Maya Grand Resort (con más de 3.600 habitaciones) y en España se han sumado dos establecimientos (Fuengirola y Burgos).

Además, se han firmado 18 proyectos en nuevos mercados como Sri Lanka y Maldivas, y en otros donde la cadena hotelera ya estaba presente, como Polonia y Eslovenia. Así, su cartera de proyectos para los próximos años asciende a 25 establecimientos y 7.000 habitaciones, de los cuales 14 hoteles se abrirán en 2020. En los últimos cinco años Barceló ha invertido casi 1.500 millones de euros en reformas y adquisiciones. Un 25% de ellos, unos 380 millones, corresponden a la inversión realizada en 2019.

En busca de socios entre los fondos

Hacia futuro, los planes del gigante hotelero pasan por “seguir creciendo tanto en vacacional como en urbano”, apunta González siguiendo el modelo de operadora hotelera. Este cambio de modelo ha permitido al grupo entrar en nuevos mercados de la mano de socios locales y, según su ejecutivo, la clave de esta apuesta es lograr "un mayor recorrido" y crecimiento en estos países. Actualmente, el 57% de sus establecimientos están bajo el régimen de gestión, frente al 18% en propiedad y el 25% en alquiler.

El foco de Barceló estará en el vacacional, pero “seguiremos empujando el crecimiento en el urbano para tener equilibrio” en un portafolio que hoy día se inclina más hacia el urbano (70%). El ejecutivo subraya la estrategia “mancha de aceite” que sigue la compañía, apostando por crecer en los destinos donde ya están presentes y que están entre sus prioridades (como Centroamérica y Caribe), al tiempo que están abiertos a oportunidades que surjan en nuevos mercados y que tengan sentido desde el punto de vista de la rentabilidad. “Buscamos planes de expansión con masa crítica”, agrega

En este sentido, y recordando que el cambio en el modelo de negocio se da en todo el sector hotelero (un viraje hacia la gestión más que a la compra), González afirma que el grupo está conversando con inversores internacionales, grandes y pequeños, abiertos tanto a oportunidades de inversión como de desinversión. “Las oportunidades surgen escuchando”, apunta el CEO de Barceló.

De momento, están tratando de ampliar su relación con Blackstone, uno de sus principales socios para la gestión de hoteles. "Queremos que nos perciban como un gran gestor, que vela por los intereses del propietario, que es nuestro cliente", dice González. El fondo de inversión es el mayor propietario de hoteles a nivel europeo y en España tras lograr un 98% del capital de Hispania vía opa. Además de Blackstone, el grupo está sondeando a otros grandes propietarios hoteleros como Covivio y Pandox. "No tenemos nada con ellos aún y no paro de insistir para que nos den algún activo", comenta González, subrayando el liderazgo que ostentan los hoteleros españoles a nivel mundial en la gestión de activos. "Tenemos que demostrar al inversor internacional que somos la mejor opción para la gestión de sus activos. Considero que aportamos un gran equilibrio entre ingreso y gasto porque gestionamos bajo la visión del propietario", defiende el CEO de Barceló.

"Me gustaría que hubiera iniciativas de apoyo para ese desarrollo de la industria hotelera para poder ir a por ese liderazgo. Es un reto bonito como país", sostiene el ejecutivo, que insiste en que en un plazo de cinco a diez años las hoteleras españolas deberían lograr gestionar una cartera de hoteles mayor en el extranjero que en España. "La cuota de mercado de España a nivel mundial es del 7% hoy en día, si gestionamos fuera tanto como aquí, podemos aspirar a un 15% del mercado turístico", agrega.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios