Con más de 45.000€, solo pueden cobrar renta

Rebelión en la firma que el Pacto de Toledo puso de ejemplo para completar la pensión

Geroa EPSV, dedicada a gestionar las aportaciones de trabajadores en Guipúzcoa para la jubilación, niega a una plataforma de más de 1.000 socios la posibilidad de rescatar de una vez sus ahorros

Foto: Foto de archivo de una manifestación de pensionistas en San Sebastián. (EFE)
Foto de archivo de una manifestación de pensionistas en San Sebastián. (EFE)

En pocos meses, trabajadores del metal de Guipúzcoa se han levantado en armas contra Geroa EPSV, una firma dedicada a gestionar las aportaciones que los propios empleados y sus empresas han hecho durante su vida laboral para su jubilación. Y no es una entidad cualquiera: los integrantes de la comisión del Pacto de Toledo la pusieron de ejemplo como paradigma de complemento a la pensión en 2017, momento en el que cada vez se discutía más la sostenibilidad del sistema público. Un tema que sigue de plena actualidad.

Se trata de la Plataforma de Agraviados por Geroa EPSV. "En agosto, apenas éramos 35 extrabajadores los que nos organizamos para esta reivindicación, y en poco menos de seis meses ya somos más de 1.000 socios los descontentos con la entidad", explica José Mari Lazcano, uno de los fundadores de esta plataforma.

Una EPSV es una entidad de previsión social voluntaria. En 1995, la patronal Adegi, que engloba al potente sector del metal guipuzcoano, y los principales sindicatos pactaron, dentro del convenio sectorial, aportar una parte fija del salario de los trabajadores a la EPSV Geroa. El objetivo era hacer una aportación extra para completar la jubilación de la Seguridad Social. A la aportación del trabajador se suma una igual que hace por él la empresa. Esta ronda actualmente los 188 euros mensuales (94 empresa y 94 el empleado).

"En agosto, apenas éramos 35 extrabajadores los que nos organizamos para esta reivindicación, y en poco menos de seis meses ya somos más de 1.000"

Geroa EPSV cuenta con más de 2.000 millones de euros bajo gestión con una rentabilidad media anual superior al 6,3%. Cuando el trabajador llega al momento de su retirada, Geroa empieza a devolverle el dinero aportado durante su vida laboral más los intereses generados. Aquí viene la controversia.

Los estatutos de Geroa, que elaboran y aprueban entre la patronal y los sindicatos, reseñan que a aquellos exempleados que superen los 45.000 euros de ahorro al fin de su vida laboral, la forma de devolverles este dinero será a través de una renta mensual durante los siguientes 25 años. Aquellos cuyas contribuciones a Geroa no alcancen dicha cantidad, pueden tanto cobrarlo en forma de renta mensual como rescatar por completo sus ahorros de una vez.

La plataforma de agraviados envió en diciembre una carta a los órganos de la junta de gobierno de Geroa (Adegi, ELA, Lab, CCOO y UGT) para que modificaran los estatutos y así acabar con una situación que entienden de agravio comparativo, ya que ante las "mismas obligaciones contractuales", consideran que "les son negados los mismos derechos prestacionales". Según explican, "fue la junta de gobierno quien implantó la opción de rescatar en forma de capital, auspiciando de ese modo una flagrante discriminación que sufren parte de sus socios en función del capital acumulado".

Los agraviados piden a los órganos de gobierno de Geroa (Adegi, ELA, Lab, CCOO y UGT) que acaben con una situación de "flagrante discriminación"

Por su parte, Geroa se defiende y explica que la cantidad de 45.000 euros no es una cifra arbitraria. Según justifican, es a partir de esa cantidad cuando pueden construir una renta de complemento mensual suficiente (unos 188 euros al mes) para abarcar prácticamente el resto de su vida, tal y como está creciendo la esperanza de vida. Por debajo de esa cantidad, creen que el complemento sería muy bajo o habría que limitarlo en los años de prestación, con lo que se da la opción del rescate.

José Mari Lazcano, socio y fundador de la plataforma de agraviados por Geroa EPSV, cree que esto atenta directamente contra la libertad individual de cada uno de los socios, ya que cada situación individual es diferente y hay quien puede necesitar ese dinero para atender urgencias sobrevenidas (enfermedades, problemas financieros, etc.). Por su parte, la gerente de Geroa EPSV, Virginia Oregi, asegura que aunque en una EPSV se pueden rescatar los ahorros en forma de capital, la entidad se creó con el objetivo de completar la pensión y cree que este es uno de los principios filosóficos por los que se rige la firma desde su fundación. "En Geroa EPSV, el colectivo está por encima del individuo. Las aportaciones son fijas y la política del fondo va más allá de lo que hace cualquier gestora privada", destaca.

Geroa invierte en empresas locales a las que trata de dar su apoyo como parte de su compromiso con Guipúzcoa. Uno de los movimientos más destacados recientemente de esta entidad de inversión ha sido la compra de un 10% de Holaluz, la comercializadora eléctrica donde Oregi, además, tendrá un puesto en el consejo de administración.

Este mismo lunes, los representantes de la plataforma de agraviados mantuvieron una reunión con los directivos de Geroa para tratar de que atendieran sus reivindicaciones, pero de nuevo se encontraron con la negativa de la entidad a sus pretensiones. Lazcano no se explica por qué no acceden a sus pretensiones. La firma gestiona más de 2.000 millones y el rescate de todos los agraviados es una cantidad mínima. En este punto, Virgina Oregi despeja cualquier duda sobre el patrimonio y la liquidez del mismo.

Destaca que el 10% del capital está en liquidez y tiene invertido gran parte del mismo en activos líquidos. Explica esto simplemente para enterrar cualquier sospecha de problemas en el fondo: "Es un tema filosófico, Geroa cree que lo mejor es que los ahorros se devuelvan en forma de complemento mensual a la pensión, es el objetivo principal a una entidad de previsión", subraya.

Más de 100.000 socios activos

Actualmente, Geroa EPSV cuenta con más de 100.000 socios activos, es decir, en edad de aportar. Un total de 52.499, a cierre de 2019, procedían del convenio del metal, donde están empresas como el gigante cotizado de Beasain CAF; 8.511 son del sector de la limpieza; 6.902 vienen de la construcción, y 6.886 están en el convenio del comercio del metal.

A su vez, hay alrededor de 3.000 extrabajadores que ya están cobrando al llegar a la jubilación. La plataforma de agraviados, por su parte, ya tiene más de 1.000 socios. Si fallecen los que reciben sus ahorros, su renta o capital pasa a manos de su cónyuge. Si no estuvieran casados, pasa a sus herederos menores de 25 años. Si tampoco hay, se transmite a los de más de 25 años, y si aun así no hay perceptores, será quien el trabajador destaque en su testamento o sus últimas voluntades.

Ejemplo en la comisión del Pacto de Toledo

Geroa fue invitada al Congreso de los Diputados en 2017 para exponer su caso en la comisión del Pacto de Toledo, que entonces presidía Celia Villalobos (PP). Virginia Oregi aseguraba a los parlamentarios que los socios trabajadores de Geroa, "si se les diera la opción, preferirían siempre el capital" y añadía: "Incluso si se les diera la opción de cobrar sus aportaciones a la Seguridad Social en forma de capital, lo harían también, y luego ya vendría Paco con las rebajas a solicitar la ayuda pública. En nuestra opinión, los complementos nacidos en el seno de las empresas y de las relaciones laborales deben ser abonados en forma de renta, porque ese es el objetivo, para complementar así de manera eficiente la pensión pública".

La gerente de Geroa cree que, como entidad de previsión, el objetivo es complementar la pensión, no la boda de un hijo, ni un Audi ni un gran viaje

"La previsión complementaria, por lo tanto, desde nuestro punto de vista, tiene un objetivo finalista, y estoy hablando siempre desde la vertiente de la previsión complementaria de empleo. Nosotros gestionamos una entidad de empleo, no una entidad individual. Por lo tanto, no es un ahorro a largo plazo que utilizamos para la boda de un hijo —que necesitan cobrarlo de una sola vez, como nos dicen muchos— o para el Audi que no han tenido nunca y se quieren dar esa alegría para el cuerpo, o para ese viaje de su vida", advertía a los diputados del Parlamento.

El hecho de que crean que todo el mundo preferiría el capital a la renta es la única explicación que ve Lazcano para que no accedan a sus pretensiones. Si todo el mundo quisiera rescatar sus ahorros al jubilarse, mermaría el tamaño del fondo mucho más rápido y la capacidad de maniobra se vería reducida. No obstante, cree que Geroa EPSV es de sus socios y serán ellos quienes finalmente deban decidir cómo funciona la entidad.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios