un edificio histórico

La fábrica original de Cruzcampo volverá a elaborar cerveza en 2020

El conocido complejo, que alberga la actual sede de las oficinas de la compañía en Sevilla, será también un nuevo espacio gastronómico, social y cultural abierto al público

Foto:

Más allá de las siluetas de la Giralda o la Torre del Oro, Sevilla cuenta con otro edificio quizá menos reconocido por los turistas, aunque sí por los sevillanos, y que por su historia podría ser considerado como otra de las enseñas de la ciudad. Se trata de la fábrica original de Cruzcampo, que elaboró su primera cerveza en 1904.

Fue a principios del siglo XX cuando los hermanos Osborne, que habían viajado por Alemania viendo cómo se producía y fabricaba la cerveza, decidieron acercar esta bebida a España y adaptarla al caluroso clima del sur. Sevilla fue la ciudad elegida para comenzar sus creaciones gracias a las características de su agua. La fábrica se construyó en unos terrenos próximos al templete de la Cruz del Campo, que terminó dando nombre a la marca.

Este espacio es hoy en día la sede de las oficinas de la compañía en Sevilla y de la Fundación Cruzcampo, pero este mismo año se convertirá en un nuevo espacio cervecero, gastronómico y cultural, gracias a un esmerado plan de renovación cuya inversión asciende a ocho millones de euros. Según explica la compañía, se trata del “proyecto más ambicioso de Heineken”, compañía propietaria de la marca Cruzcampo, que “reafirma su decidida apuesta por España y Andalucía, una región con la que comparte 115 años de historia común, y representa una auténtica revolución económica, social y cultural para la región”.

Infografía general del proyecto.
Infografía general del proyecto.

En toda esta remodelación, se ha buscado modernizar el interior de los edificios para darles una nueva vida, pero manteniendo las fachadas como esencia y origen en “homenaje a la ciudad”. De hecho, uno de los hilos argumentales que se repiten en su nueva arquitectura son las grandes cristaleras como “símbolo de apertura a Sevilla”.

Microcervecería en un nuevo espacio

En línea con la filosofía de innovación y experimentación que ya se ha visto en la microcervecería de Málaga, Cruzcampo quiere replicar su éxito en la capital hispalense. Este espacio, concebido como un 'flagship' de la marca, contará con 1.800 metros cuadrados dedicados a la cerveza (y su fabricación), la gastronomía y el ocio.

Futura microcervecería del Espacio Cruzcampo.
Futura microcervecería del Espacio Cruzcampo.

Además de todas las variedades artesanas que podrán degustarse en exclusiva en su barra, el espacio albergará la Escuela de Hostelería Fundación Cruzcampo. Los alumnos contarán con tres cocinas con las últimas tecnologías, una de ellas abierta al público a través de una cristalera, y ofrecerán sus creaciones a los visitantes en el nuevo restaurante escuela.

Todo este edificio tendrá un marcado carácter industrial y mantendrá la esencia de la primera fábrica, con algunos elementos restaurados y recuperados de las antiguas barricas y calderas de maceración. También, al ser diáfano, permitirá a los visitantes observar todo el proceso de fabricación de la cerveza y, al igual que en Málaga, se podrán hacer catas, cursos, visitas guiadas y otras actividades.

La fundación y el talento del sur

El edificio más alto, conocido por los sevillanos como el Palomar y cedido a la Fundación Cruzcampo por el Ayuntamiento de Sevilla para los próximos 75 años, será la segunda pieza de esta gran apertura. Según la propia compañía, “nace como un lugar abierto y colaborativo donde el talento pueda crecer y desarrollarse, creando comunidad e invitando al ciudadano a vivir experiencias únicas que se cruzan y enriquecen mutuamente. Un espacio de innovación, cocreación e intercambio al servicio de la sociedad”.

Así será el espacio de producción y trabajo colaborativo.
Así será el espacio de producción y trabajo colaborativo.

En este caso, la construcción cuenta con 2000 m2 repartidos en cuatro plantas que albergarán una sala de exposiciones, un auditorio para 170 personas, un espacio de producción y trabajo colaborativo y una gran zona de eventos, además de un espacio multifuncional en la planta superior bajo una impresionante cubierta y rodeado de cristaleras que cuenta con espectaculares vistas a la ciudad.

Este espacio se plantea, por tanto, como un edificio multifunción en el que no solo se celebrarán eventos propios de la Fundación Cruzcampo, como ruedas de prensa o eventos, sino en el que se promoverán el talento joven andaluz y la cultura como palanca de transformación social. En su planta dedicada al trabajo colaborativo también se darán charlas y el piso superior está llamado a ser un punto de encuentro para todos los visitantes.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios