"UNA CONSPIRACIÓN"

La fiscalía libanesa llama a Ghosn a declarar por notificación de la Interpol

Ghosn señaló que existen dos razones principales para las acusaciones: los malos resultados de la compañía desde 2017 y el malestar del gobierno con la posición dominante de Francia

Foto: Carlos Ghosn en la conferencia de prensa de este miércoles. (EFE)
Carlos Ghosn en la conferencia de prensa de este miércoles. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura3 min

El fiscal general libanés, Ghasan Oueidat, ha citado al expresidente de Renault-Nissan, Carlos Ghosn, para tomarle declaración mañana, jueves, después de que las autoridades del Líbano hayan recibido una circular roja de Interpol sobre el fugitivo, informó este miércoles la agencia de noticias estatal ANN.

La agencia agregó que la cita en la Fiscalía también tiene que ver con "las reuniones con oficiales israelíes", por las que ha sido presentada una demanda judicial contra Ghosn en el Líbano, país técnicamente en guerra con Israel.

Esto tiene lugar el mismo día que el exdirectivo ha comparecido por primera vez en público en Beirut, tras su fuga hace unos días de Japón, donde está acusado de irregularidades financieras por las autoridades niponas.

Comparecencia pública

El que fuera presidente de las compañías automovilísticas Renault, Nissan y Mitsubishi ha asegurado que las acusaciones y detenciones en el país asiático forman parte de una "conspiración" entre algunos directivos de Nissan y el Gobierno nipón.

Ghosn señaló que existen dos razones principales para que se hayan producido las diferentes acusaciones contra su persona. La primera de ellas, el deterioro de los resultados de la compañía desde 2017, cuando este decidió dejar el cargo de consejero delegado para centrarse en la alianza con Mitsubishi.

El segundo motivo fue, en su opinión, el malestar tanto en la cúpula de Nissan como en el Gobierno de Japón por la posición dominante del Gobierno de Francia en el accionariado de Renault, lo que motivaba una desconfianza sobre la influencia de la marca francesa sobre la japonesa.

Conferencia de prensa de Ghosn en Beirut. (Reuters)
Conferencia de prensa de Ghosn en Beirut. (Reuters)

"Esta puede ser la principal razón por la que yo esté aquí hoy", explicó el directivo, destacando que desde Japón se pensaba que había demasiada influencia de Renault sobre Nissan, por lo que se buscó una mayor separación entre ambas.

Tras esta decisión, Ghosn indicó que en la actualidad la alianza entre Renault-Nissan-Mitsubishi es una "farsa", ya que no está funcionando como debería, sin experimentar crecimiento en su negocio, sin invertir en desarrollo de nuevas tecnologías y sin obtener sinergias entre las diferentes marcas.

Ghosn, que reafirmó ser inocente de todos los delitos de los que se le acusa y aseguró tener documentos que lo demuestran, recordó que en 2017 la alianza era "líder" en el sector, con previsión de crecimiento y con planes de añadir a Fiat Chrysler Automobiles (FCA).

"Estaba negociando con John Elkann (presidente de FCA). Ahora todo eso se ha perdido, no se ha seguido adelante con la integración de Fiat Chrysler. ¿Cómo han perdido esta oportunidad de ser líder? Es increíble que esto haya pasado", aseguró, al tiempo que se preguntó cómo se ha dejado que sea el Grupo PSA el que se fusione con FCA.

En esta línea, subrayó que desde que fuera arrestado por primera vez, en noviembre de 2018, la capitalización de Renault y de Nissan se ha desplomado y afirmó que Renault ha perdido 20 millones de euros diarios y Nissan unos 40 millones de euros cada día.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios