HASTA LOS 4.600 AGENTES

Los grandes bancos amplían sus ajustes a las redes de agentes financieros

El banco presidido por Carlos Torres hace el mayor recorte. Deutsche reduce su red un 38% en dos años. El número de agentes aumenta, sin embargo, en entidades como Unicaja, Cajamar y Liberbank

Foto: (iStock)
(iStock)
Adelantado en

Giro radical en la política de los bancos con la red de agentes financieros externos. Después de un periodo de recorte durante la crisis, iniciaron una escalada en el volumen de agentes vinculados para contrarrestar el 'tijeretazo' de la plantilla y de las oficinas, a la que han puesto fin en 2019. Este año, varios de los grandes bancos han realizado un fuerte ajuste. Algunas entidades de menor tamaño, al contrario, han incrementado la cifra para cubrir zonas rurales donde tienen presencia.

El dato global está influenciado por BBVA, que es la entidad que tiene una mayor red externa con esta figura pero también la que más la ha recortado. El banco finalizó 2018 con más de 2.830 agentes, pero terminará 2019 con una cifra inferior a los 1.600, según los datos del Banco de España (BdE).

Este descenso de más de 1.200 agentes es también el resultado que arroja la foto global de agentes del sector financiero. Si se excluye a BBVA, se mantendrá una cifra en torno a los 4.750, después de un incremento del 12% en 2018 hasta rozar los 6.000. Pero la entidad provoca que el resultado global sea de una caída del 20%.

El banco presidido por Carlos Torres ha disminuido esta cifra de forma radical, en un 45%, a lo largo del ejercicio. Según fuentes de BBVA, el cambio se debe al nuevo marco regulatorio, con normas como MiFID II, distribución de seguros o la reforma hipotecaria que exigen mayor formación a quien intermedia con productos de ahorro, inversión, seguros o hipotecas, sin distinguir entre empleados y agentes.

Algunos agentes se han desvinculado de los bancos con los que tenían relación para pasar a ser colaboradores o prescriptores, con lo que solo presentan a las partes para un potencial negocio o contrato sin tener poderes de la entidad.

Los agentes son exclusivos, con contrato mercantil (trabajadores autónomos económicamente dependientes), y trabajan especialmente en zonas rurales donde no hay oficinas o en banca privada. Son dos modelos diferentes, pero en ambos ha crecido esta figura. En el primer caso, ante la reducción de más del 40% de sucursales y del 30% de trabajadores en la banca y, en el segundo, por la apuesta de muchas entidades y porque hay banqueros privados que como agentes pueden generar más ingresos.

En el caso de BBVA, aseguran fuentes de la entidad, ha sido una tendencia general que no tiene que ver con los riesgos reputacionales ante los que se enfrenta el banco o por el cambio de dirección, ya que el canal ahora depende de la ejecutiva Guadalupe Hernández. De hecho, tiene la intención de crecer, aunque con agentes más especializados para aportar valor.

Recorte en Deutsche y Santander

Un argumento que también baraja Deutsche Bank España. La filial del banco alemán terminará 2019 con 171 agentes, según el BdE, en contraste con los 220 de 2018 o los 280 de 2017. La entidad recorta la cifra un 22% en el año y un 40% en dos ejercicios.

En general, “las entidades han llevado a cabo cierta limpieza en la red, que ha provocado que dejen de ser agentes personas (pueden ser físicas o jurídicas) que no tenían la formación adecuada, ya que la responsabilidad es del banco, o que apenas generaban negocio. Pero los bancos siguen apostando por este canal”, asegura Santiago Díez, director general de Intelect Search.

Con esta dinámica se explica también el descenso en Banco Santander, del 5% hasta los 919. Aunque en el grupo cántabro recuerdan que el grueso de agentes actúan en zonas rurales y, este colectivo, ha aumentado desde 735 en 2018 hasta sobrepasar los 800 a finales de este año, tendencia que continuará. El agente pone la oficina y actúa con poderes del banco, que proporciona el material y equipos informáticos.

Los otros cambios destacados son al alza. En Unicaja, por segundo año consecutivo, crece el número de agentes con fuerza. Solo en 2018 se incrementa un 91% hasta los 164, mientras que en Liberbank aumenta un 6% hasta los 154, según los registros del BdE, aunque desde el banco recuerdan que la cifra supera ya los 190. Cajamar, por su parte, ha aumentado el registro un 54% hasta los 86. También destaca la evolución de Mediolanum, que alcanza los 1.057 y se consolida con la segunda mayor red tras BBVA.

Como se ha mencionado, hay agentes en zonas rurales y también en banca privada, razón por la que Bankinter tiene más de 360 y, Andbank, más de 120. Asimismo, la nueva estrategia de Bankia para los altos patrimonios comprende desarrollar una red de agentes. Ahora mismo tiene tres, entre los que está Mapfre, que a su vez tiene 1.400 agentes de seguros. La idea del banco parcialmente nacionalizado es replicar la estrategia de su socio.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios