CASO BBVA-VILLAREJO

La Audiencia Nacional desconfía de BBVA y reclama el informe 'forensic' a PwC

El juez García-Castellón requiere a la consultora que le envíe su trabajo para BBVA, encargado por Garrigues, lo que puede abrir un nuevo frente para el banco

Foto: Imagen: EC.
Imagen: EC.
Adelantado en

Malos augurios para BBVA. La Audiencia Nacional ha tomado una decisión que denota desconfianza hacia la entidad presidida por Carlos Torres, requiriendo a PwC que le envíe su informe 'forensic' y todos los trabajos realizados dentro del caso BBVA-Villarejo, según fuentes judiciales consultadas por El Confidencial.

Esta decisión choca con el mensaje que ha venido dando desde hace meses el banco de colaboración con la Justicia y de haber compartido con los investigadores todos sus trabajos internos. Y llega después de que el Banco Central Europeo (BCE) haya pedido información a la Audiencia, ante la falta de detalles por parte del banco, como adelantó la 'Cadena Ser'.

Fuentes próximas al tribunal señalan que empieza a haber dudas sobre dicha colaboración y sobre si BBVA realmente ha levantado las alfombras. La entidad española contrató para hacerlo a dos bufetes, Garrigues y Uría Menéndez, aunque con un primer mandato de defenderle. Y como investigador independiente, se fichó a PwC.

Aun así, dichas fuentes aclaran que, en un 'forensic' de parte, la firma contratada solo tiene acceso a la información que le facilita el cliente. Mientras, en un 'forensic' judicial el experto puede exigir acceso a cualquier documento o comunicación de la empresa.

Aunque este trabajo es para BBVA, el equipo de 'forensic' de PwC firmó el mandato con Garrigues, quien está liderando la investigación interna de BBVA, con el objetivo de proteger al banco.

Sede de PwC en Madrid. (EFE)
Sede de PwC en Madrid. (EFE)

Esta decisión de la Audiencia y la Fiscalía Anticorrupción llega tras la declaración como imputado de BBVA, de la que se encargó su director de los servicios jurídicos en España, Adolfo Fraguas, apoyado por los primeros espadas de Garrigues —Helena Prieto— y Uría —Jaime Gallo—.

PwC tiene ahora dos opciones, compartir con los fiscales y el tribunal toda la información interna sobre el 'forensic', o negarse a hacerlo acogiéndose al secreto profesional. Esta segunda opción dejaría en una situación complicada reputacionalmente al banco y a las tres firmas contratadas. Lo mismo ocurriría si la 'Big Four' colaborara con el tribunal y de ello se deriva que la colaboración de BBVA ha sido 'light'.

Bajo secreto

La causa sigue bajo secreto del sumario, por lo que el banco y sus asesores no saben qué tienen entre manos el juez y los fiscales para hacer la solicitud a PwC. Los investigadores han decidido alargar algo más de lo previsto el secreto, con lo que se podría extender algo más del 4 de enero, fecha prevista como tope.

BBVA contrató a Garrigues en verano de 2018, todavía bajo la presidencia de Francisco González. Y amplió el mandato a Uría y PwC a comienzos de 2019, una vez se destapó gran parte del caso por parte de 'Moncloa.com' y este medio. La auditora lleva de esta forma meses analizando correos y documentos del banco, que concluyeron en un 'forensic' que BBVA entregó a la Audiencia en julio. Desde entonces el banco ha seguido mandando nuevos capítulos al tribunal, bajo demanda o después de encontrar algo a nivel interno.

PwC también es clave en otra fase del caso, ya que fue la consultora elegida para chequear el sistema de prevención de delitos de BBVA en 2010 y 2015, dando el visto bueno junto a Cuatrecasas.

Para BBVA es clave mostrar que está colaborando con la Audiencia. Tanto para ser desimputado en algún momento como para transmitir al BCE, Banco de España y el Gobierno que actuó dentro de la legalidad y que, como dijo FG, si hubo malas actuaciones fueron de directivos que se desviaron de su cometido.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios