PROYECTO CHAMONIK

CaixaBank ingresa 200 millones con la venta de 4.000 hipotecas morosas

La entidad catalana traspasa 500 millones en créditos impagados de particulares y pymes a Waterfall, un fondo creado por exdirectivos del banco estadounidense Merrill Lynch

Foto: Cajeros de CaixaBank en Valencia. (EFE)
Cajeros de CaixaBank en Valencia. (EFE)
Adelantado en

CaixaBank hace los deberes antes de final de año. La entidad catalana ha firmado la venta de una cartera de más de 4.000 hipotecas morosas por unos 200 millones de euros. El comprador es un fondo norteamericano fundado por exdirectivos de Merrill Lynch, Waterfall, según fuentes financieras consultadas por este medio. Desde el grupo financiero, no hicieron comentarios.

Esta operación encaja dentro del Proyecto Chamonik, que CaixaBank lanzó a mediados de año, como adelantó este medio. Abarcaba 4.300 créditos valorados en su origen en 584 millones de euros, de 3.000 acreedores.

Esta es una de las 2-3 ventas de carteras que CaixaBank realiza al año para bajar el volumen de activos problemáticos, como está haciendo todo el sector. En el caso de la entidad catalana, ya no le quedan apenas activos adjudicados en el balance, tras la venta a Lone Star el año pasado, y la morosidad está cerca de su objetivo del 4% de 2019. De hecho, con la venta del Proyecto Chamonik, el grupo presumiblemente quedará por debajo de este rango, que era del 4,1% en septiembre.

Con esta operación, el grupo catalán se suma a otras entidades que han puesto el foco este año en la venta de hipotecas. Tras deshacerse en los últimos años de buena parte de su crédito promotor problemático y los pisos y suelos que se ha ido quedando durante la crisis, la banca española ha acelerado este año el traspaso de créditos para la compra de vivienda, impulsada por el BCE.

Los orígenes de las 'subprime'

Así, el 82% de los activos de la cartera Chamonik son créditos respaldados por pisos, con un valor medio de 200.000 euros, de los que un 78% son clientes minoristas y el resto pymes cuyos préstamos están respaldados por oficinas o locales. Un tercio de la cartera está en Andalucía, donde el banco compró el negocio de Banca Cívica, seguido de Cataluña (21%) y Madrid (12%).

El comprador, Waterfall, es un viejo conocido del mercado español, aunque llevaba tiempo sin hacerse con carteras en el país. La primera que adquirió fue una de Liberbank en 2017. Este fondo norteamericano es de dos exdirectivos de Merrill Lynch, Tom Capasse y Jack Ross, considerados los creadores de los ABS, titulizaciones sofisticadas que sirvieron para extender la burbuja de las hipotecas 'subprime'. Tras la experiencia en EEUU, estos financieros están interesados en la compra de hipotecas en Europa.

Antes del Proyecto Chamonik, la entidad catalana ya vendió otros activos problemáticos hace algunos meses. Así, en julio, cerró el traspaso de dos carteras de 670 millones —Proyecto Niseko— a Farallon y D. E. Shaw.

Tras estas ventas, se espera que CaixaBank acabe el año con un nivel de activos dudosos de unos 9.500 millones de euros. El objetivo fijado en su plan estratégico es rebajar su morosidad por debajo del 3% en 2021, para lo que tendría que vender o recuperar otros 2.000 millones.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios