Dificultad de venta, disparidad de activos

Endesa y Statkraft se plantean la compra de las renovables de los hermanos Riberas

Las dos 'utilities' han mostrado interés fundamentalmente por toda la cartera de desarrollos eólicos y fotovoltaicos de Elawan, la antigua Gestamp Wind, que ha mandatado a Lazard para la venta

Foto: El consejero delegado de Endesa, José Bogas. (EFE)
El consejero delegado de Endesa, José Bogas. (EFE)
Adelantado en

Avanza el proceso de venta de Elawan (antigua Gestamp Wind), la firma de renovables que Jon y Francisco Riberas han puesto a la venta. Para ello, han mandatado al banco de inversión Lazard, que tiene por delante el reto de hacer una operación valorada en su totalidad en cerca de 2.000 millones de euros, según apuntan fuentes del sector.

Endesa y Statkraft, dos de las grandes 'utilities' europeas, han mostrado interés por la compra de su cartera de proyectos en desarrollo en España de eólica y fotovoltaica. No obstante, por ahora, la prioridad es vender el conjunto de la compañía, tanto el 'pipeline' en promoción y construcción como los activos de eólica más maduros.

Ahí es donde reside fundamentalmente la principal dificultad. El equipo liderado por Enrique Namey, 'managing director' en Lazard, tiene la complicada tarea de colocar una compañía cuyos activos son muy heterogéneos y con gran dispersión geográfica.

Elawan tiene 900MW de proyectos de nuevas renovables solo en España. De los mismos, 600MW son desarrollos fotovoltaicos y otros 300MW son de eólica. La mayoría se reparten entre Castilla-La Mancha, Aragón y Cantabria. Esto es la joya de la corona, lo que más interés despierta entre los inversores industriales. De ahí que tanto para Endesa como para Statkraft, la primera eléctrica noruega, que también opera en España, son el objeto de deseo que tiene en venta la compañía.

Sin embargo, Elawan es mucho más y el objetivo que tienen los Riberas, máximos accionistas de la compañía a través de su patrimonial Acek, es deshacerse de toda la empresa. La compañía suma otros 3.000MW de desarrollos internacionales repartidos entre Estados Unidos, México, Brasil, Sudáfrica, Francia, Bélgica, Polonia y Turquía.

Eso hacen 4.000MW de nuevos proyectos para invertir en renovables por el mundo. Para Endesa, por ejemplo, son inviables, ya que la compañía solo invierte en la península Ibérica. No obstante, estos podrían ser de interés para su matriz, la italiana Enel. La empresa lanzó la pasada semana una ambiciosa inversión de 1.800 millones de euros para instalar una megaplanta solar en Andorra (Teruel), donde tiene ubicada la planta de carbón que cierra en 2020.

Al portfolio en desarrollo de la antigua Gestamp Wind hay que sumar 1.300MW más que la propia firma señala que tiene repartidos por el mundo ya en operación. Estos activos maduros tan dispersos son los que menos interés despiertan para empresas desarrolladoras. Sin embargo, son activos que encajan a la perfección con fondos que buscan visibilidad de ingresos estables y a largo plazo, con un bajo nivel de riesgo.

Esta no es la primera vez que Jon y Francisco Riberas tratan de vender su división de renovables. De hecho, ya se deshicieron de toda la parte solar 'brownfield' (en operación), vendida en un 80% a KKR y el otro 20% restante más tarde a Brookfield. La firma pasó a llamarse X-Elio. En su día, trataron de sacar la firma a bolsa y posteriormente también han barajado la posibilidad de vender por partes.

En paralelo, dentro del mercado español, ACS está en pleno proceso de venta de su división de renovables, otro proceso abierto por el que también Endesa ha mostrado interés. De manera similar, uno de los escollos que encuentra en la venta el grupo de Florentino Pérez es la dispersión geográfica y heterogeneidad de activos, con lo que también está barajando ya la venta por partes de la compañía, que ha denominado Zero-E.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios