DECLARACIÓN DE PEDRO LARENA

El exCEO de Popular: "Ron cometió errores, pero Saracho no debió aceptar el cargo"

Pedro Larena critica cómo gestionó el consejo de Banco Popular la salida de Ron: "Era un avispero". El exvicepresidente dice que "las tasaciones no reflejaban la realidad"

Foto: De izda. a dcha.: Ángel Ron, Emilio Saracho y Pedro Larena, exdirectivos del Popular. (Europa Press)
De izda. a dcha.: Ángel Ron, Emilio Saracho y Pedro Larena, exdirectivos del Popular. (Europa Press)
Adelantado en

Pedro Larena fue consejero delegado de Banco Popular apenas siete meses, pero dejó huella. También lo hizo en su declaración de este miércoles como investigado en la Audiencia Nacional, donde criticó el "avispero" y el "proceso lamentable" de cambio de presidente en 2016, y que se eligiera como sustituto de Ángel Ron a Emilio Saracho.

"Ron es un gran banquero, con un conocimiento muy profundo de la banca comercial, aunque cometió varios errores": entrar en el mercado inmobiliario cuando el resto del mercado se estaba saliendo, comprar Banco Pastor y no traspasar activos a Sareb, explicó Larena. "Saracho es un gran banquero de inversión, que es diferente a la comercial, por eso no debió aceptar el encargo de ser presidente de Popular", añadió.

Larena llegó a Popular en septiembre de 2016. Reconoce que le ficharon "para evitar cambiar a Ron", como un refuerzo del equipo del entonces presidente. Un par de meses después, se enteró de que terminaría saliendo Ron "porque el consejo era un avispero". "El proceso [abanderado por Del Valle] me pareció bastante lamentable", criticó.

El ex CEO y exdirectivo de Deutsche Bank defendió en todo momento que Popular tenía bien hechas las provisiones y que las tasaciones eran homologadas, aunque reconociendo que la "situación era de urgencia".

Se mostró en todo momento crítico respecto a Saracho, con el que chocó al poco de llegar al banco, a principios de 2017. "Fue un error nombrarle presidente, fue ponerle un lazo de venta al banco".

Levantar las alfombras

Al poco de llegar el banquero de inversión, Larena señaló que le preguntó "si había encontrado alguna bomba" dentro del banco, a lo que respondió negativamente. Fue entonces cuando Saracho le dijo que la dirección financiera iba a depender de él, lo que produjo un choque y que pactaran la salida del CEO antes de junio de 2017. Larena tampoco comparte que se parara el plan de negocio.

El banquero también respondió a preguntas del juez Calama sobre la filtración de su dimisión, que se produjo en un momento delicado para el banco: el mismo día en que se anunció la reexpresión de las cuentas de 2016. Larena negó saber quién fue el autor del chivatazo, y aclaró que lo habían pactado él y Saracho, que este lo había comunicado a todo el consejo y que "también lo sabía Ron", según fuentes jurídicas presentes en el interrogatorio.

Emilio Saracho (i) y Antonio González-Adalid, exconsejeros de Popular. (EFE)
Emilio Saracho (i) y Antonio González-Adalid, exconsejeros de Popular. (EFE)

Larena reconoció que la entidad cometió un error al reclasificar unas provisiones en las cuentas de 2016, aunque cree que fue un malentendido: "Alguien debió de coger algo que no debía".

Más crítico con la contabilidad fue el exvicepresidente de la etapa de Saracho Antonio González-Adalid, que también declaraba en la Audiencia. "Teníamos la sensación de que las tasaciones o se habían quedado antiguas o se habían hecho por procedimientos incorrectos, pero no reflejaban la realidad". Por ello, ordenaron 80.000 valoraciones, que dieron como resultado un déficit de provisiones de 4.000 millones.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios