Lanjarón en 2025

Danone España afirma que sus botellas serán 100% recicladas en 2030

Tras recibir el certificado B-Corp por sus iniciativas medioambientales, la compañía explica cuáles son sus objetivos en esta materia para la próxima década

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Este mes de noviembre, se ha encontrado en las playas de Tenerife un envase de un yogur de Danone. A pesar de haber estado casi tres décadas a la deriva en el Atlántico hasta llegar a esa playa, parece que no ha pasado el tiempo para este recipiente. Tres décadas después de que, como tantos otros productos de plástico, fuera lanzado al mar, la compañía celebra que, en su centenario, tanto la marca en su conjunto como la filial de agua en España hayan recibido la certificación B-Corp, que reconoce a la empresa en su lucha contra los problemas medioambientales.

Danone España, en su conjunto, ya tenía está distinción desde 2016. Sin embargo, el objetivo a nivel global es que todas las filiales vayan logrando el B-Corp con autonomía. Desde la empresa, aseguran que su objetivo es lograr cero emisiones netas en 2030 y que todas sus botellas sean 100% de plástico reciclado para esa fecha. Así lo explicaba François-Xavier Lacroix, director general de Aguas Danone Iberia en la cumbre del clima, afirmando respecto al plástico reutilizable que “ahora es más del 20%, para 2020 queremos que supere el 25% y en 2025 queremos que algunas marcas como Lanjarón ya sean el 100%”.

Respecto a emisiones y residuos, Paolo Tafuri, director general de Danone Iberia, ha presumido de que “en España todas las plantas de producción tienen cero residuos y, en general, la producción corresponde al 50% de este problema”.

Otras iniciativas de la empresa son colaborar con ganaderos para que abandonen el carbón y reduzcan emisiones o concienciar a los consumidores de reciclar. Para Lacroix, esto último es especialmente importante porque "para que se puedan reutilizar los materiales, para cerrar el círculo y así poder ser sostenibles, lo primero es que no se pierda en la naturaleza".

François-Xavier Lacroix, director general de Danone Agua Iberia (i), y Paolo Tafuri, director general de Danone Iberia.
François-Xavier Lacroix, director general de Danone Agua Iberia (i), y Paolo Tafuri, director general de Danone Iberia.

El directivo apunta que la compañía apoya esto como una extensión de sus campañas e iniciativas anteriores por la salud, debido a que “no puede existir si no cuidamos de la naturaleza”. A pesar de esto, reconoce que “el hecho de que el debate público ahora ponga su foco en esta problemática es un gran incentivo”, aunque remarca que Danone “ya estaba en este camino”.

Es muy caro, pero no hay otro camino

Tafuri ha destacado que esta transición ecológica es “cara, muy cara”. Danone depende en gran medida de los plásticos que usa como envases para la gran mayoría de sus productos. Por un lado, “el hecho de reciclar supone costes, aunque lo principal es que el plástico reciclado a día de hoy es caro, porque no hay suficiente para que tenga un precio similar al habitual”.

¿Quién va a pensar que este agua es la mejor para mí si el objetivo de la marca solo es hacer más dinero para los accionistas?

Además, ha destacado que para una multinacional tan grande es especialmente difícil por la cantidad de producción. Aunque, remarca que, por otra parte, “los cambios que se realizan tienen un mayor impacto”.

Tafuri repite que “costará tiempo y, sobre todo, dinero”, pero afirma que “no hay alternativa, porque hay que coger este tren ahora”.

Lacroix señala que “puedes usar el poder del capitalismo para el bien común. Hay que redefinir lo que significa ser exitoso en los negocios. Si el éxito máximo es traer el mayor beneficio posible al accionista, estás en una realidad muy limitada”. Por ello, cree que a la larga también será mejor económicamente porque “si tu fijación es maximizar ganancias, no vas a conquistar la confianza de los consumidores, ¿quién va a pensar que este agua es la mejor para mí si el objetivo solo es hacer más dinero para los accionistas?”.

Aunque cree que, para lograr estos objetivos, no sería productivo que fueran los Estados los que impusieran a las empresas las medidas a seguir porque “me parece que cada vez que el consumidor come o bebe vota por el mundo en el que quiere vivir. Al final es él es el que tiene que obligarte, no el Estado”.

A pesar de esto, sí que defiende que los países pongan objetivos, fechas límite y recomendaciones que las empresas deban seguir y que incentiven que las empresas que los cumplan tengan una ventaja en sus respectivos mercados.

Una nueva década, un cambio de rumbo

Esta transición ecológica viene cuando Danone España no atraviesa su mejor momento en lo que a resultados se refiere. Año tras año ha tenido menos ventas y beneficios en el país ibérico desde 2011, el peor momento de la crisis. Desde entonces, ha caído un 30% en ventas en total y solo el ejercicio de 2018 cerró con un 4% menos.

Tafuri admite que “al mercado español en 2019 le falta vida después de haber sido realmente importante” y afirma que creen que 2020 marcará un punto de inflexión. El directivo apuesta por un cambio de tendencia auspiciado en el portafolio de la compañía, especialmente en los lácteos y vegetales, que “están creciendo”. Aunque una de las mayores apuestas serían las innovaciones y nuevas marcas, que espera que marquen la diferencia en los próximos 10 años.

A pesar de ello, Tafuri ha reivindicado el hecho de que, a nivel mundial, la marca está en un buen momento, con un crecimiento de más del 3%, que “no está nada mal”.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios