PROYECTO PLIS PLAY

Bankia lanza una venta exprés de 3.000 hipotecas refinanciadas para fondos

La entidad nacionalizada quiere bajar su tasa de morosidad antes de final de año, para lo que ha lanzado varias desinversiones, entre ellas una de hipotecas sub-estándar

Foto: José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia. (Reuters)
José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia. (Reuters)
Adelantado en

Plis Play. El nombre de la última cartera de activos problemáticos de Bankia es una declaración de intenciones. La entidad nacionalizada quiere bajar su morosidad antes de final de año y ha pedido a los fondos que participen en una venta exprés de hipotecas refinanciadas. La operación incluye unos 3.000 créditos de clientes morosos, valorados en 300 millones de euros, según fuentes financieras consultadas por este medio. Además la entidad tiene otra operación en marcha de activos adjudicados, el 'Proyecto Daytona', de unos 200 millones.

La operación ha sido bautizada por el equipo de desinversiones de Bankia como Proyecto Plis Play, en referencia a una bebida alcoyana. La particularidad de esta venta es que las hipotecas incluidas no son 100% morosas sino sub-estándar —han presentado algunos impagos en los últimos 12 meses, pero los clientes siguen pagando algunas cuotas—.

Los grandes bancos españoles han acelerado la venta de este tipo de créditos en los últimos meses, ante la presión del BCE, que está fijando un calendario de provisiones cada vez más exigentes para los bancos.

Junto a ello, el regulador europeo ha establecido un objetivo sectorial —extraoficial— para que los bancos bajen del 5% el peso de los activos problemáticos en su balance a medio plazo, incluidos créditos morosos y activos adjudicados.

Objetivos estratégicos

La tasa de Bankia está en el 7,2%, tras reducirse en un punto porcentual en 2019, y su compromiso con el mercado es bajar del 6% en 2020. Para ello, tiene que vender o recuperar 1.500 millones en créditos y adjudicados tóxicos durante los próximos 12 meses —con un nivel de activos estable, y 3.000 millones para llegar al 5% sugerido por el BCE—.

Bankia ha pedido ofertas definitivas a los fondos interesados la próxima semana. Esta operación ha sido exprés, ya que no ha habido una primera ronda de propuestas no vinculantes. Al ser un volumen manejable, Bankia y KPMG consideran que los inversores extranjeros pueden estudiar la operación en unas semanas.

Algunos de los fondos que miran este tipo de carteras son Goldman Sachs, Pimco, Blackstone, Carval, CPPIB y Elliott. Estos inversores están centrados en las dos carteras de hipotecas que ha sacado al mercado Santander, de 5.000 millones.

Junto a la mejora del balance, la venta de este tipo de carteras permite a los bancos mejorar su capital, al reducirse los activos ponderados por riesgos. Este objetivo es clave para Bankia, que tiene el compromiso de devolver 2.500 millones en capital y dividendos a sus accionistas, dentro del plan estratégico 2018-20.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios