CUESTIÓN PREJUDICIAL

El Supremo pregunta a Europa qué hacer con las grandes demandas contra Bankia

El Alto Tribunal plantea una cuestión prejudicial al TJUE para decidir qué hace con las demandas de grandes inversores que acudieron a la salida a bolsa de Bankia

Foto: José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia (Efe)
José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia (Efe)

Será Europa quién incline la balanza en la batalla entre los grandes inversores y Bankia por la salida a bolsa de 2011. El Tribunal Supremo ha elevado una cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) para decidir qué hacer con las demandas de institucionales de la Oferta Pública de Suscripción (OPS), por la que los pequeños inversores ya recuperaron el dinero.

Hasta ahora, los tribunales habían seguido el criterio de dar la razón a los minoristas en sus demandas y quitársela a los grandes inversores, argumentando que aunque el folleto estuviera mal estos últimos tenían recursos para saber el estado real de Bankia.

Sin embargo, varias grandes empresas, entre las que están la hotelera Meliá y Porcelanosa, como adelantó este medio, no se han dado por vencidas y llevaron el caso al Supremo.

Ahora, el Alto Tribunal ha decidido que se trata de un asunto en el que debe pronunciarse el Tribunal de Luxemburgo, al que le hace dos preguntas: si el folleto de la salida a bolsa es erróneo, "¿la acción de responsabilidad ampara a ambos tipos de inversores o solamente a los minoristas?"; y, en caso de que la primera respuesta sea afirmativa, si "es posible valorar su grado de conocimiento de la situación económica del emisor de la OPS al margen del folleto".

Doctrina clave

El TJUE deberá tomarse ahora unos meses para responder al Supremo, por lo que las demandas de grandes inversores de Bankia seguirán todavía en 'stand by' durante más de un año. Esta doctrina no solo es importante para Bankia, también hay fondos y empresas que perdieron su dinero en Banco Popular esperando al Supremo.

El recurso enviado a Luxemburgo es por un pleito contra Bankia de la Unión Mutua Asistencial de Seguros, que invirtió 600.000 euros en la OPS de 2011. Para Bankia, este proceso es clave, ya que podría encarecer su factura judicial de la salida a bolsa, que ya ha costado más de 1.800 millones.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios