DISPARA SU FACTURACIÓN UN 28% EN 2018

Los socios de Broseta se reparten 11 millones tras la venta de Lexer a Corcóstegui

El despacho se consolida en el 'top 10' de bufetes tras adelantar su plan estratégico y crecer un 50% en facturación en dos años. El traspaso a Magnum Capital generó un primer ingreso de 12 M

Foto: Rosa Vidal, Manuel Broseta y Alejandro Ríos. (Broseta)
Rosa Vidal, Manuel Broseta y Alejandro Ríos. (Broseta)
Adelantado en

Año dulce para Broseta Abogados. El bufete valenciano cerró el último ejercicio con un fuerte aumento de sus beneficios, hasta los 16,4 millones de euros (+2.342%), como consecuencia del incremento notable de su facturación y una entrada en caja de 12 millones de euros extraordinarios que coincidió con la venta de Lexer Abogados al exCEO del Santander Central Hispano Ángel Corcóstegui. El mismo 2018, el despacho se apuntó también el fallo que condenó a su exsocia Antonia Magdaleno a retornar 4,6 millones de euros percibidos indebidamente por los concursos de acreedores de Martinsa-Fadesa y Urazca. Los buenos resultados permitieron a los socios de la sociedad limitada profesional, fundada por Manuel Broseta y dirigida por Rosa Vidal, repartirse 11 millones de euros en dividendos, una cifra no recibida hasta entonces por los integrantes de cuota del bufete.

Broseta y Marchena Directorship (ahora Legal Business Services Advisors) firmaron el 28 de diciembre del año pasado el acuerdo por el cual el fundador del fondo de inversión Magnum Capital se hacía con el control de la filial de recuperaciones, recobro de deudas y asesoramiento a entidades financieras. La operación, adelantada en febrero por El Confidencial, forma parte del plan de Corcóstegui para crear una plataforma de servicios para la banca en la defensa de litigios relacionados con morosidad y relación con clientes. En ella se ha integrado la firma Cobralia, también participada ahora por Legal Business. El acuerdo de venta de Lexer contempló el desembolso de unos importes fijos y otros variables en función del ebitda que Broseta seguirá cobrando hasta el año 2024.

La saneada cuenta de pérdidas y ganancias de Broseta permitió a sus socios tirar de caja y distribuir dividendos correspondientes a resultados de 2017, pagos pendientes de ejercicios anteriores y dividendos a cuenta del propio 2018. El despacho elaboró un plan estratégico en 2016 coincidiendo con el nombramiento de Rosa Vidal como socia directora con el objetivo de situarse en el 'top 10' de los bufetes con presencia en España por nivel de facturación.

La expansión y la apuesta por resituar su centro de operaciones en Madrid (donde residen la propia Vidal y el fundador, hijo del catedrático asesinado por ETA del mismo nombre), además de la apertura de oficina en Portugal, han contribuido a elevar el número de clientes y cimentar el incremento de la cifra de negocio un 28,2% el año pasado. Para 2019, el plan contempla seguir elevando la facturación en porcentajes cercanos a los dos dígitos. La evolución en el negocio de Broseta es importante si se tiene en cuenta que en 2016 cerró con resultado de explotación negativo y salvó el ejercicio gracias a los ingresos extraordinarios.

El despacho, que sigue teniendo sede social en Valencia, cuenta ahora con 150 abogados, de los cuales 28 son socios (nueve de cuota). El crecimiento ha sido relativamente equilibrado en el conjunto de áreas del derecho (laboral, fiscal, mercantil, etc.), si bien las empresas y los servicios corporativos se han convertido en el grueso de su cartera de clientes.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios