EL CAFÉ DE MADRID FORO EMPRESARIAL-IBERCAJA

"Es necesario un cambio en la movilidad. Cada persona no puede ir al centro en coche"

Mar Asunción Higueras, responsable del Programa Clima y Energía de WWF España, exige cambios estructurales urgentes y pide renunciar a la tranquilidad

El mundo está cambiando muy rápido y la naturaleza está soportando presiones sin precedentes. La vida salvaje se ha reducido a la mitad en menos de una generación y el cambio climático se siente ya en cada rincón del planeta. Sin embargo, Mar Asunción Higueras, responsable del Programa Clima y Energía de WWF España, considera que, a pesar de los riesgos, “vivimos un momento de grandes oportunidades en el que todos los actores de todos los sectores debemos trabajar conjuntamente para conseguir frenar este importante problema” y crear beneficios, no solo para el ecosistema sino también para nuestra sociedad y nuestra economía.

Las declaraciones se produjeron en El Café de Madrid Foro Empresarial, un encuentro organizado por Madrid Foro Empresarial y El Confidencial, con el patrocinio de Ibercaja, al que asistieron destacados representantes del sector empresarial. Entre ellos, Cristina Mateo, responsable de Banca Empresas de la Dirección Territorial de Madrid y Noroeste de Ibercaja; Hilario Alfaro, presidente de Madrid Foro Empresarial; Pablo Fernández Olano, miembro del gabinete de presidencia de Endesa; Eduardo Abadía, presidente de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF); Alberto Gómez, consejero delegado de Rebi, y Raquel Navares, directora general de Compliance de la Fundación Pons.

Cristina Mateo, responsable de Banca Empresas de la Dirección Territorial de Madrid y Noroeste de Ibercaja, y Mar Asunción Higueras, responsable del Programa Clima y Energía de WWP España.
Cristina Mateo, responsable de Banca Empresas de la Dirección Territorial de Madrid y Noroeste de Ibercaja, y Mar Asunción Higueras, responsable del Programa Clima y Energía de WWP España.

Mateo quiso resaltar, antes de dar la palabra a la responsable de WWF, la importancia de que las empresas tomen la delantera, ya que de sus decisiones dependerá nuestro futuro. Por su parte, Hilario Alfaro declaró que el sector empresarial está completamente comprometido con una situación que “era peor de lo que nos pensábamos”. Por ello, aseguró que estará muy pendiente de lo que ocurra en la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático —conocida como COP25—, que se celebra en Madrid a partir de hoy y hasta el 13 de diciembre.

El director general de El Confidencial, Alberto Artero, fue el encargado de moderar el debate, y no quiso dejar pasar la oportunidad de comentar que el alarmismo que vivimos ahora ya lo vivimos en los años ochenta con la lluvia ácida. “En aquel entonces, parecía que había llegado el fin, pero pasó el tiempo y quedó olvidado, ¿ocurrirá ahora lo mismo?”, cuestionó. En opinión de Asunción Higueras, la diferencia de lo ocurrido en aquellos años con lo que está ocurriendo ahora es notable. “La lluvia ácida afectó a los bosques de Alemania, el cambio climático es global”, plasmó.

Sí, el cambio climático afecta a todo el mundo, pero “aunque los mayores responsables de ello somos los países industrializados, los mayores perjudicados son los países subdesarrollados”. Los desastres naturales ya han comenzado, y si no se ponen en marcha medidas urgentes, las consecuencias afectarán a todo el planeta. “Estamos viendo cómo las sequías de África se están prolongando, lo que se traduce en peores cosechas para muchos países que viven de la agricultura. Lo que a su vez está reproduciendo las hambrunas”, marcó Asunción Higueras. En España, también estamos viviendo las implicaciones de este fenómeno. Las olas de calor cada vez se prolongan más, “de momento, podemos soportarlo, pero hay indicios de que si seguimos así, no vamos a poder con ello. No hay que olvidar que se trata de una península”, afirmó la ecologista.

Un momento del encuentro.
Un momento del encuentro.

Se trata de un problema que afecta y afectará a todos los sectores, pero de momento el que más está viviendo los perjuicios es el turismo. En Canarias, donde se produce un pico de trabajo cuando el frío llega a la Península, ya están viendo cómo una de sus temporadas más altas cada vez comienza más tarde. Si antes lo hacía a principios de octubre, ahora deben esperar a noviembre e incluso diciembre.

“Ya no se trata de asustar diciendo que viene el lobo, que viene el lobo, porque el lobo ya está aquí”, aseguró Asunción Higueras. Por ello, la responsable insiste en que ya no es momento de actuar pausadamente, sino de tomar grandes medidas que marquen la diferencia. El objetivo sobre los 1,5 grados máximos de temperatura es vital para proteger a las comunidades del aumento del nivel del mar. Para ello, según el último informe de la ONU, es necesario reducir las emisiones un 7,6% de manera anual hasta 2030. Sin embargo, en la última década, estas han seguido creciendo un 1,5%.

De seguir esta tendencia, la temperatura media, según la ONU, podría subir este siglo hasta unos 3,9 grados. Y aunque las promesas de reducción de emisiones (como las de la Unión Europea, que ha fijado bajarlas un 40% hacia 2030) se cumplieran, ese aumento podría quedar en los 3,2 grados. “Es cierto que es mejor que aumente 1,5 que dos o que tres, porque influye en los puntos de no retorno, pero no es momento de ir tranquilos, porque el cambio climático avanza más rápido de lo que nos pensábamos”, afirmó Asunción Higueras. Y pone de ejemplo la celebración de la COP25 en Madrid. “Nos hubiera gustado contar con el año habitual para prepararnos con tiempo, pero si solo hemos podido tener un mes, eso no nos ha quitado de intentar sacarle el mismo rendimiento. Hay que jugar con las cartas que tenemos”, demostró.

Medidas y retos a llevar que cabo

El cambio climático precisa un modelo de desarrollo sostenible soportado por la tecnología. Las renovables deben copar la producción de energía. “Con su competitividad, que hace que en algunos casos sean más baratas, ya no hay excusa para no acelerar el cambio”, dijo la responsable, y añadió que “ya no tiene sentido que el carbón siga en la ecuación. Hay que establecer un compromiso claro con fecha para su eliminación”. Para ello, propuso un cambio regulatorio que beneficie los cambios positivos con incentivos fiscales y penalice los negativos. En definitiva, que el carbón tenga un precio.

Asunción Higueras también exigió la alineación del sistema financiero con la descarbonización. De momento, los países del norte de Europa están marcando la diferencia. El fondo de pensiones noruego ya no va a financiar petróleo ni ningún combustible fósil. “Las empresas del norte tienen un sistema de transparencia claro, con un método para evaluar sus medidas con los objetivos del Acuerdo de París. España debe seguir su ejemplo”, sentenció.

"Los países del norte de Europa están marcando la diferencia. El fondo de pensiones noruego ya no va a financiar petróleo ni ningún combustible fósil"

Al sistema político le pidió coherencia y estabilidad. Que el cambio climático sea la prioridad del Gobierno. Que tome la delantera, porque “cuando fuimos pioneros en renovables, marcamos la diferencia y hasta Obama nos puso de ejemplo”. La aprobación del borrador del plan de transición energética debe realizarse, en su opinión, de manera urgente. Y pide a los políticos que lleguen a acuerdos comunes, dejando de lado sus diferencias y centrándose en la visión común. Porque no podemos permitirnos cambios cada cuatro años, ni pasos atrás como ocurrió con las renovables.

Uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos es la movilidad. El sector de la automoción es el responsable de más del 30% de emisiones de la Unión Europea. El coche eléctrico se presenta como la solución, pero Asunción Higueras pidió que no todo se deje en sus manos, porque cambiar de los combustibles fósiles a la electricidad es solo una parte. “No pretendamos solucionar todo el problema con los coches eléctricos”, instó. En su opinión, se necesita un cambio estructural de la movilidad. “Cada persona no puede llegar al centro en coche. Hay que cambiar todo el sistema y las formas en que nos relacionamos con el medio”, estableció.

Asunción Higueras, responsable del Programa Clima y Energía de WWP España, e Hilario Alfaro, presidente de Madrid Foro Empresarial.
Asunción Higueras, responsable del Programa Clima y Energía de WWP España, e Hilario Alfaro, presidente de Madrid Foro Empresarial.

Los objetivos deben ser ambiciosos. En el Acuerdo de París, se dejó en manos de los países marcar sus propias metas de reducción de emisiones dado el poco éxito de Kioto en el 92. Pero a la hora de analizar si los compromisos eran suficientes, se ha concluido que de cumplirse, se superarían los tres grados, por lo que deben ser revisados. “Apoyar con recursos a los países subdesarrollados es de justicia, porque somos los responsables de la situación. Es impensable que con sus propios medios puedan sufragar los cambios”, afirmó.

Para Asunción Higueras, el mensaje juvenil de que la casa está ardiendo y de que ya no es momento de valoraciones, sino de apagar el fuego, es el camino a seguir. “Todos tenemos responsabilidades como individuos: qué estilo de vida llevamos, cómo nos movemos, cómo consumimos, hasta cómo votamos”, afirmó. En este sentido, hizo un llamamiento a los empresarios, ya que marcan tendencias y dan la oportunidad a los ciudadanos de elegir si quieren consumir alimentos ecológicos de proximidad, energía verde, invertir de manera sostenible… “La responsabilidad de las empresas es ofrecer estas posibilidades para contribuir a un mundo mejor”, declaró. “No debemos dar lugar a que nuestros hijos nos recriminen que les hemos dejado un mundo peor del que nos encontramos”, sentenció.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios