3,5 millones de incidencias

Sanciones a la vista: los pleitos de la banca europea alcanzan máximos históricos

La banca gana capital y reduce morosidad en el último Ejercicio de Transparencia, pero tiene un retroceso en su principal reto: ganar rentabilidad

Foto: Tribunal de Justicia Europea
Tribunal de Justicia Europea
Los bancos afrontan cada vez más problemas legales. Las entidades españolas lo saben muy bien. Tanto en general, con asuntos como los de las cláusulas suelo, el IRPH, las hipotecas multidivisa o los abusos en las ejecuciones hipotecarias; como en particular, como, por ejemplo, el Banco Santander, que compró el Banco Popular por 1 euro pero a costa de asumir 3.000 millones de euros en riesgos legales por presuntos delitos cometidos por los gestores del banco quebrado el 6 de junio de 2017.

Pero ese alargamiento del frente legal de las entidades financieras no es exclusivo de España. También sucede en Europa. Así lo refleja el último ejercicio de transparencia de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) que muestra que el sector tuvo más de 3,5 millones de incidencias durante 2018, máximos históricos, y medio millón más que hace un año.

Las pérdidas por estos problemas se suavizaron, hasta el 1,75% de su ratio de capital, pero desde la EBA advierten de que los efectos de estos problemas tardan en notarse, pero se traducirán en los próximos años en "provisiones, multas y pagos para compensaciones". Desde la EBA advierten de que las "pérdidas reputacionales (pérdida de cliente, mayores costes de financiación y de gobernanza) no están incluidos".

Por si fuera poco, la mitad de los bancos y analistas consultados para el ejercicio esperan que los riesgos operacionales vayan a más, algo que cada vez preocupa más al mercado.

A los bancos les preocupa sobre todo los riesgos derivados de la ciberseguridad, los riesgos legales, los fallos tecnológicos y el blanqueo de capitales. Malta, Hungría, Francia y España son los países donde mayor coste suponen los imprevistos legales, con más de un 1% de pérdidas sobre su ratio de capital.

Junto a estos datos, el Ejercicio de Transparencia de la EBA, presentado este viernes, refleja que los bancos europeos ganaron una décima de capital entre junio de 2018 y mitad de 2019, hasta el 14,4%, en una ratio en la que los bancos españoles son los más flojos del continente.

La morosidad se contrajo del 3,6% al 3%, mientras que la rentabilidad sobre fondos propios (ROE) empeoró, del 7,2% al 7%.
La EBA recomienda a las entidades que aprovechen el entorno actual para emitir deuda anticrisis (MREL) y reforzarse ante el posible repunte de la morosidad por la desaceleración económica. Otra receta es recortar los gastos, para lo que los bancos deberían estudiar fusiones.
Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios