CASO BBVA-VILLAREJO

BBVA culpa a Corrochano y Béjar del caso Villarejo y compromete a FG y Cano

El representante de la entidad tendrá que declarar una tercera jornada en un ambiente tenso con Anticorrupción. Fraguas ha sugerido que FG conocía la contratación de Villarejo

Foto: Francisco González, expresidente de BBVA. (EFE)
Francisco González, expresidente de BBVA. (EFE)

La declaración de BBVA comienza a dar sus frutos para la Fiscalía Anticorrupción y el juez Manuel García-Castellón. Tras dos jornadas enteras de interrogatorio, el representante legal de la entidad, Adolfo Fraguas, ha señalado como responsables de la contratación de Villarejo al exdirector de Seguridad Julio Corrochano y al exdirector de Riesgos Antonio Béjar. Y ha sugerido que la "dirección" debería estar al tanto, según 'EFE', comprometiendo al ex consejero delegado Ángel Cano y al expresidente Francisco González, según fuentes jurídicas.

Estas declaraciones llegan tras las más de ocho horas que Fraguas ha declarado en la Audiencia, que se extenderán todavía al menos un día más.

Fuentes próximas a la declaración señalan que el interrogatorio está siendo tenso, ya que la colaboración del banco no es como esperan los fiscales. Entre los puntos de discordia está el informe forénsic, que el banco asegura que ya entregó al juzgado y que para los investigadores no sería suficiente, según las mismas fuentes.

El mensaje del banco sobre Corrochano coincide con lo que ya señaló el expresidente FG en su declaración de hace dos semanas. El director de Seguridad era el encargado de la relación con Villarejo y todos apuntan a él.

Cabezas de turco

A ello hay que sumarle que Fraguas, que acude en calidad de representante físico de BBVA como imputado, ha añadido a Béjar. Este exdirectivo es hasta ahora el único que ha colaborado con la Audiencia Nacional. Fue cesado por el banco primero de Distrito Castellana Norte (DCN) y después de su cargo de la entidad, por su presunto papel en la contratación del comisario entre 2009 y 2013, cuando comenzó a dispararse la morosidad del banco. La guerra entre el banco y el exdirectivo es abierta: ya están en los tribunales por su choque laboral.

Al señalar que la contratación de Villarejo no pudo hacerse al margen de la dirección, el primer nombre que se ha puesto sobre la mesa sería el de Cano, ex CEO que en el momento de la primera contratación era responsable de Medios.

El responsable de Cano entre 2004 —fecha de la primera contratación de Villarejo— y 2009 era el entonces CEO, José Ignacio Goirigolzarri. Aunque durante su mandato se contrató a otros detectives —Kroll— y fue con su salida cuando se volvió a fichar al comisario jubilado.

El número uno durante los 15 años de contrataciones a Villarejo fue FG, que en su declaración negó cualquier tipo de conocimiento de que el banco estuviera contratándolo.

Al margen de esta posible contradicción, la investigación tiene que demostrar algo más allá de que tuvieran conocimiento de la contratación de Cenith. Los hechos deberían probar que los ejecutivos de BBVA sabían que el comisario estaba detrás de la empresa (cohecho) y que éste estaba usando técnicas ilegales para hacer su trabajo (revelación de secretos).

El banco tendrá que seguir haciendo aclaraciones en su próxima citación, que podría ser la próxima semana. El retraso en esta declaración y la del exdirectivo Manuel García Crespo puede dilatar el calendario de juez y fiscales, de levantar el secreto de sumario a mediados de diciembre.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios